INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Digestivo

Enema opaco

Miercoles, 10 de noviembre de 2004.

Enema opaco¿Qué es un enema opaco?

El enema opaco es una técnica diagnóstica que nos permite visualizar el intestino grueso (colon) mediante el uso conjunto de rayos X y un agente de contraste (Bario y/o aire). Este contraste se administra por vía rectal en el momento de realizar la prueba.

Mediante el enema opaco podemos estudiar como es la anatomía de su intestino y si existe algún tipo de patología en el mismo: inflamación, pólipos, tumores, etc.

¿Qué preparación debe seguir antes de la prueba?

Para poder obtener el mayor rendimiento de esta prueba es necesario que su colon esté completamente limpio y vacío de heces. Para alcanzar tal grado de limpieza en el colon tendrá que seguir una dieta especial en los días previos a la prueba y tomar una medicación similar a un laxante (solución evacuante).

a. Dieta:

Durante los días previos al enema opaco (aproximadamente entre 3 y 5 días) deberá evitar en su dieta aquellos alimentos que contengan fibra, así como pan, verduras, legumbres o fruta.

El día antes de la prueba deberá realizar una cena suave (dieta líquida o blanda) y después deberá mantenerse en ayunas desde 12 horas antes de la prueba.

b. Solución evacuante:

La tarde anterior a la realización del enema opaco deberá ingerir una solución especial evacuante que se toma disuelta en agua (Bohm y Fosfosoda son las más frecuentemente empleadas). La ingesta de esta solución le provocará un cuadro intenso de diarrea, que suele comenzar entre 30 y 60 minutos después del inicio de la toma de la solución evacuante.

Tanto en el caso de tomar la solución evacuante Bohm como en el caso de tomar Fosfosoda, es aconsejable ingerir la cantidad de medicamento y agua que sean necesarios para que sus deposiciones sean de consistencia líquida y de apariencia clara como el agua. Llegados a este punto el colon estará lo suficientemente limpio como para poder realizar en condiciones óptimas el enema opaco. Por regla general, ésto se suele alcanzar con la toma de 16 sobres de solución evacuante Bohm o con 2 botes de preparado de Fosfosoda.

En caso de que usted no tolere bien la preparación con la solución evacuante (nauseas, vómitos), puede probar a espaciar el tiempo de las tomas del medicamento o en última instancia podría valorarse la administración de la medicación a través de una sonda nasogástrica (tubo que va desde la nariz hasta el estómago y que nos va a permitir introducir la medicación directamente en el estómago sin necesidad de ingerirla).

Recuerde que para realizar esta prueba no es necesario que se le administre a usted ningún enema de limpieza por vía rectal. 

¿En qué consiste la prueba?

Una vez preparado el colon y vacío completamente de heces, se podrá examinar adecuadamente tanto la forma del mismo (anatomía) como la existencia de posibles patologías que asienten a este nivel. Para ésto se le conducirá a la sala de radiología y se le pedirá que se tumbe en una mesa de exploración radiológica. A continuación se le introducirá una cánula a través del recto, por la cual se administrará un agente de contraste (Bario). Se le inyectará la cantidad de bario que sea necesaria para rellenar el colon en su totalidad y visualizar sus diferentes regiones anatómicas: recto, sigma, colon descendente, colon transverso, colon ascendente y ciego. Para rellenar con contraste todo el colon y hacernos una idea más clara del estado del mismo, puede ser necesario que cambie de posición en la mesa de radiología durante la prueba, o que incluso el radiólogo tenga que cambiar la situación de la mesa o su inclinación.

Mediante la "técnica de contraste simple" (Bario) se rellena el interior del colon, dándonos una idea de su morfología, anatomía y de si existen lesiones en el mismo. Mediante rayos X se estudiará dicha anatomía y si existen posibles patologías. Los hallazgos de la prueba (enema opaco) se documentarán mediante la realización de radiografías del colon, tomadas en diferentes ángulos y en distintos momentos de la exploración.

En ocasiones puede ser útil realizar una "técnica de doble contraste". Esta técnica consiste en rellenar el colon mediante la administración de Bario en un primer momento y luego, tras ser expulsado éste, administrar aire (segundo método de contraste). La peculiaridad de esta técnica consiste en que el bario administrado inicialmente, se adhiere a la pared del colon y mediante la distensión del colon proporcionada por la administración posterior de aire, se hacen más patentes los pequeños defectos de la mucosa (úlceras de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, pólipos de pequeño tamaño difíciles de visualizar). Por el contrario, el enema de contraste simple (sólo contraste con Bario) es la técnica de elección en caso de que exista sospecha de una lesión obstructiva en el colon (pólipos, cáncer), divertículos o colitis isquémica.

Por lo general, el enema opaco es una prueba incomoda pero no dolorosa. Las molestias derivadas de esta prueba pueden deberse a que hace falta introducir una cánula en el recto (para inyectar el contraste) y a que el colon se distiende con la administración del agente de contraste (Bario y en ocasiones aire).

Con respecto al riesgo de que la realización de un enema opaco pueda causar alguna complicación, es importante destacar que las probabilidades de que aparezcan complicaciones  son extremadamente raras. Entre las complicaciones que se han descrito asociadas con esta técnica diagnóstica cabe mencionar las perforaciones del canal anal/recto (por una introducción traumática de la cánula a través del ano) o la perforación de un divertículo del sigma si se administra el contraste a alta presión o si el paciente presenta un cuadro de diverticulitis aguda que debilite la pared del divertículo.

¿Qué hacer después de la prueba?

Una vez concluida la prueba usted podrá volver a hacer vida normal (dieta, actividad laboral, etc.). Un médico experto en Radiología examinará las radiografías obtenidas (enema opaco), emitirá un informe sobre el estado de su colon y si existe algún tipo de patología en el mismo que merezca ser reseñada.

Por otro lado, debe ser consciente de que según el resultado del enema opaco pueden derivarse otras actuaciones. Por ejemplo, en caso de evidenciarse pólipos o lesiones sugestivas de neoformación o inflamación, se le recomendará la realización de una colonoscopia (cámara miniaturizada que se adapta a un tubo flexible de goma y que permite explorar el intestino y el colon) con intención de confirmar dicho diagnóstico (biopsias de las zonas patológicas) o incluso realizar medidas terapéuticas (extirpación de pólipos, etc.).

Categorías: Enfermedades, Digestivo,
Compártelo:
Tags: enema,
Artículos relacionados
Lunes, 10 de febrero de 2003.
Sábado, 12 de diciembre de 2009.
Lunes, 11 de diciembre de 2000.
Sábado, 7 de junio de 2014.
Domingo, 28 de noviembre de 2010.
Sábado, 26 de abril de 2003.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña