INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Enfermedades

Fibroadenoma de mama

Lunes, 21 de agosto de 2000.

Fibroadenoma de mamaPuede ser tu caso

Carmen, un día mientras se duchaba descubrió que tenía un pequeño bultito en su mama derecha. Era duro, se movía con facilidad y no le dolía. Pensó: pero si todavía soy muy joven, tengo 20 años, seguro que esto no es nada. Nunca he ido hacerme una revisión ginecológica pero está claro que ya tengo que ir.

Cuando Carmen acudió a su primera revisión ginecológica y le dijeron que el bultito que se notaba era benigno y que era muy común entre las mujeres de su edad se quedó más tranquila. Tenía un fibroadenoma y lo único que tenía que hacer era controlarlo periódicamente. Su ginecólogo le enseñó a explorarse las mamas y le habló de la importancia que tenía el que todos los años acudiera a su revisión ginecológica.

¿Qué es el fibroadenoma de mama?

El fibroadenoma es el tumor benigno más común de la mama y es típico que aparezca en edades tempranas de la vida. Muchos de ellos pasan desapercibidos y se descubren más tarde. En la mayoría de las ocasiones se descubren de forma fortuita como en el caso de Carmen.

Es corriente que halla más de un fibroadenoma en la misma mama y el que existan en ambas no es infrecuente. No suelen doler aunque pueden causar molestias cuando crecen de forma rápida.

Suelen ser redondeados, duros y más o menos móviles a la palpación.

¿Qué causa los fibroadenomas?

Los estrógenos influyen en su desarrollo y por ello pueden aumentar de tamaño durante los embarazos o cuando la mujer recibe tratamiento hormonal. Sin embargo, no experimentan cambios, a diferencia de las alteraciones fibroquísticas, durante el ciclo menstrual.

Su tamaño no suele ser mayor de 3-5 cm, aunque a veces se hacen tan grandes que obliga a su extirpación quirúrgica inmediata.

Los fibroadenomas suelen disminuir de tamaño con el paso de los años y muchos de ellos se calcifican.

¿Cómo se confirma la presencia de fibroadenomas?

La palpación mamaria junto a la ecografía constituyen el mejor método de diagnóstico y de control de estos tumores benignos en mujeres menores de 35-40 años. En casos de duda hay que recurrir a la punción de estos tumores, aunque en muchas ocasiones no se obtiene apenas material para analizarlo. En estos últimos años, la introducción de técnicas, como el trucut o el sistema ABI, están facilitando el diagnóstico histológico ya que obtienen una mayor cantidad de tejido para analizar.

¿Cómo se tratan los fibroadenomas?

No existe un tratamiento médico. Si crecen demasiado, molestan a la mujer o le origina una gran angustia el saber que tiene un bulto, la única alternativa de que disponemos es su extirpación quirúrgica.

El problema es cuando son varios fibroadenomas ya que la extirpación de todos ellos nos obligaría a llevarnos una gran cantidad de tejido mamario con el riesgo de crear importantes problemas estéticos en la mujer. La postura actual es conservadora, y sólo recurrir a la cirugía selectiva en aquellos casos que crecen y son molestos para la mujer.

¿Qué consecuencias puede tener?

Ninguna, pero tu médico te ayudará tranquilizándote ya que este tumor es benigno y si no te molesta y no crece, el mejor tratamiento es su control periódico. En muchas ocasiones tendrá que recurrir a la punción con aguja fina para aspirar material del bultito, analizarlo y confirmar así el diagnóstico de fibroadenoma.

Por otra parte, tu médico te recordará que si eres una mujer joven, la palpación mamaria junto a la ecografia serán suficientes para su control.

En mujeres mayores de 35-40 años, la mamografía se convertirá en el método de elección para controlar estos tumores benignos benignos.

Compártelo:
Artículos relacionados
Jueves, 9 de junio de 2005.
Miercoles, 2 de agosto de 2000.
Miercoles, 7 de febrero de 2001.
Martes, 6 de febrero de 2001.
Lunes, 7 de agosto de 2000.
Domingo, 20 de agosto de 2000.
Domingo, 6 de agosto de 2000.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña