INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Enfermedades

Vómitos

Miercoles, 3 de septiembre de 2003.

Vómitos¿Qué entendemos por vómitos?

Es importante aclarar el significado de tres conceptos que aunque están de alguna manera relacionados, son confundidos o empleados de forma inadecuada en ciertas ocasiones.

Náuseas: Es la sensación de ganas o deseo de vomitar. Generalmente esta sensación se localiza a nivel del estómago o la garganta y suele preceder al vómito. Se asocian frecuentemente con lo que se denomina síntomas vegetativos (palidez cutánea, sudoración, hipotensión, etc).

Vómitos: Es la expulsión brusca del contenido del estómago, ya sea éste líquido o sólido.

Arcadas: Son contracciones rítmicas de los músculos del abdomen y el tórax que facilitan el vómito. Las arcadas suelen preceder al vómito, aunque a veces ocurren durante el mismo.

¿Cómo ocurre el vomito?

De forma general, podemos decir que para producirse el vómito hace falta que la parte superior del estómago (esfínter que impide el paso de comida del estómago al esófago) se relaje y la salida del estómago se cierre (esfínter de salida del estómago o píloro, que da paso al duodeno). Esto, asociado a un aumento de la presión en el abdomen y el tórax (contracción de los músculos de ambos territorios), va a producir la expulsión brusca de los alimentos que se encuentren en el estómago (vómitos).

La aparición de estos fenómenos que producen el vómito está regulada por el sistema nervioso central a través de dos centros reguladores a dicho nivel, los cuales, en respuesta a distintos estímulos que les llegan (enfermedad del tubo digestivo, fármacos, toxinas ingeridas o no eliminadas por el riñón, etc), van a inducir el vómito.

¿Cuáles son las causas de los vómitos?

Los vómitos se han relacionado con diversas patologías entre las que conviene destacar:

Patología abdominal aguda de tipo quirúrgico: Apendicitis, colescistitis, peritonitis y obstrucción intestinal.

Patología abdominal subaguda o crónica: Entre ellas conviene destacar el ulcus péptico ("úlcera") y los trastornos motores del estómago tipo gastroparesia (actividad motora del estómago enlentecida) o taquigastria (actividad motora del estómago enlentecida acelerada).

La patología hepática, de la vía biliar y del páncreas también pueden provocar la aparición de vómitos.

Infecciones por bacterias o virus: Infecciones localizadas en el tubo digestivo o en otros órganos.

Trastornos del sistema nervioso central: Entre ellos se deben destacar los tumores neurológicos, la encefalitis, los trastornos del oído interno como el vértigo de Ménière o las migrañas.

Patología metabólica y endocrinológica: En relación con alteraciones del tiroides, glándulas suprarrenales, diabetes o embarazo.

Trastornos psiquiátricos o psicológicos: Generalmente recurrentes. Pueden ocurrir en respuesta a episodios de estrés emocional, o en el contexto de patologías como la anorexia nerviosa o la bulimia.

Ingesta de fármacos: Medicamentos como digital, morfina, agentes quimioterápicos o aspirina, entre otros, pueden inducir por diferentes mecanismos la aparición de vómitos. 

¿Cómo se puede determinar la etiología de los vómitos?

En primer lugar es importante que no confundamos los vómitos con lo que denominamos "regurgitación" de alimentos. Esto último consiste en la expulsión de alimentos ya digeridos, pero sin acompañarse de náuseas ni contracción de la musculatura abdominal y torácica. La regurgitación ocurre sobre todo en los pacientes con un esfínter esofágico hipotónico ("baja presión") que no impide el paso de alimentos hacia la boca, o con divertículos en el esófago en los que se almacena el alimento que luego será regurgitado.

La relación temporal entre los vómitos y la ingesta de alimentos nos puede orientar hacia la causa o causas de los mismos.

  • Vómitos matutinos: Embarazo, insuficiencia renal, gastritis alcohólica.
  • Vómitos con la ingesta alimentaria o en las primeras horas post-ingesta: Patología ulcerosa, vómito psicógeno.
  • Vómitos a las 4-6 horas de la ingesta de alimentos: Obstrucción pilórica, gastroparesia diabética, o patología esofágica.
  • Los vómitos en escopetazo sugieren un origen en el sistema nervisoso central (tumores, encefalitis, etc).

Los síntomas acompañantes también nos ayudarán a determinar la causa:

  • Si se acompañan de vértigo y pitidos en los oídos ("acúfenos"): Enfermedad de Ménière.
  • Historia de vómitos durante mucho tiempo sin pérdida de peso: Origen psicógeno.
  • Alivio del dolor abdominal con los vómitos: Sugiere patología ulcerosa.
  • La presencia de sangre con los vómitos puede sugerir patología ulcerosa también.

¿Qué tratamiento tienen los vómitos?

Lo más importante es corregir la causa de los mismos (ulcera gástrica, tumor cerebral, insuficiencia renal...), siempre que ésto sea posible.

El tratamiento para controlar los vómitos dependerá del origen que tengan:

a.) Antihistamínicos (Dimenhidrato y clorhidrato de prometacina): Util para las náuseas y vómitos de los trastornos del oído interno (vértigos), del embarazo o de la insuficiencia renal.

b.) Metoclopramida: Util para tratamiento de vómitos de cualquier origen, excepto para aquellos derivados de trastornos del oído interno. Es el fármaco más empleado en este tipo de problemas. La dosis recomendada es de 5-20 mgr por vía oral, 4 veces al día.

c.) Antagonistas de la serotonina (Ondasetron): Util para el tratamiento de los vómitos post-quimioterapia.

d.) Eritromicina: Estimula el vaciamiento gástrico, por lo que es útil en el tratamiento de los vómitos debidos a patologías en las que el vaciado del contenido del estómago al duodeno esté enlentecido (gastroparesia).

Categorías: Enfermedades,
Compártelo:
Tags: vómitos,
Artículos relacionados
Sábado, 7 de junio de 2014.
Domingo, 28 de noviembre de 2010.
Sábado, 26 de abril de 2003.
Lunes, 27 de diciembre de 2010.
Martes, 2 de noviembre de 2010.
Lunes, 3 de abril de 2000.
Miercoles, 28 de febrero de 2001.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña