INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Hematología

Anemia por falta de hierro

Domingo, 24 de septiembre de 2000.

Anemia por falta de hierro¿Que es la anemia ferropénica?

La anemia ferropénica, o anemia por falta de hierro, se produce como consecuencia de que el organismo no dispone de la cantidad suficiente de hierro como para fabricar la hemoglobina necesaria. Dado que generalmente las reservas se han ido consumiendo poco a poco, suele aparecer de una forma gradual, que muchas veces hace que los pacientes se vayan adaptando, pudiendo llegar a tener anemias importantes cuando por fin se les hace el diagnóstico.

¿Cuándo se produce?

El embarazo y la infancia, debido al crecimiento, son las épocas donde las necesidades de hierro son superiores.

También las mujeres, durante su edad fértil, debido a las pérdidas sanguíneas periódicas que supone la menstruación, suelen tener unos depósitos de hierro escasos. Por ello las anemias ferropénicas son particularmente frecuentes en las mujeres mientras están en edad fértil.

También se pueden tener pocos depósitos de hierro si, durante periodos prolongado,se hacen dietas que incluyan poca carne, que es el alimento que más hierro proporciona porque es el que mejor se absorbe: la vieja idea de comer espinacas (o lentejas) para tomar hierro, derivado tal vez de los dibujos animados de Popeye el Marino, no reflejan la realidad: aúnque tienen cantidades nada despreciables de hierro, éste se absorbe muy poco, debido a determinadas características de las sustancias que lo contienen dentro de los vegetales.

Muchos médicos dicen que "la anemia ferropénica no es una enfermedad, es un síntoma". Con ello quieren decir que cuando alguien tiene una anemia de este tipo hay que buscar si existe algo detrás que la esté causando.

Además de las causas referidas anteriormente, las pérdidas crónicas de sangre por el aparato digestivo son la causa más frecuente. Éstas pueden estar originadas por lesiones como úlceras o tumores, por lo que, aunque pueda resultar molesto, debe ponerse en manos de un médico para que, mediante la realización de una buena historia clínica y de determinadas pruebas complementarias, haga el diagnóstico de la causa y pueda ponerle el remedio específico: por mucho hierro que se tome, si la causa no desaparece, la anemia ferropénica no se resolverá o volverá a aparecer al poco tiempo.

¿Cuándo sospechar una anemia ferropénica?

Aunque ningún síntoma o signo en concreto nos puede dar la seguridad de tener anemia, cuando se tienen simultáneamente varios de ellos es necesario acudir al médico para que lo descarte:

  • Cansancio y sensación de debilidad. Mareos.
  • Palidez en piel y mucosas.
  • Dolores de cabeza.
  • Palpitaciones.
  • Zumbidos de oídos.

Todos estos síntomas pueden presentarse en cualquier tipo de anemia, no sólo en la ferropénica. Su intensidad depende de lo profunda que sea y, en cierta medida, de la velocidad con la que se haya presentado: es frecuente que la anemia ferropénica se produzca poco a poco debido a pequeñas y repetidas hemorragias por el tubo digestivo, lo que da tiempo a que el organismo se vaya adaptando. Esto hace que en ocasiones se puedan llegar a tener anemias importantes con relativamente pocos síntomas. En cambio, cuando aparece rápidamente, como por ejemplo en el caso de una hemorragia, los síntomas aparecen desde el principio. Si la anemia se hace muy severa pueden llegar a producirse infartos cerebrales o de miocardio.

Como el hierro no sólo es importante para la fabricación de hematíes, sino que también es necesario para la multiplicación de otras células, sobre todo de las mucosas, pueden tener grietas en la comisura de los labios, pequeñas úlceras dolorosas en la boca, dolor al tragar por alteraciones en el esófago, uñas débiles y agrietadas. En casos extremos puede aparecer incluso diarreas, por atrofia de la mucosa del tubo digestivo, o cistitis, por alteraciones semejantes en la mucosa de la vejiga urinaria.

También pueden aparecer otros síntomas muy curiosos: la pica y la pagofagia. La pica es una sensación de necesidad de comer tierra, arcilla, cal y cosas similares. La pagofagia es la apetencia por comer hielo. Aunque no está del todo claro, se cree que estos síntomas se deben a un instinto de ingerir sustancias ricas en hierro. En este caso no podemos recomendar que se dejen llevar por sus instintos, porque estos materiales (excepto el hielo que sólo es agua) suelen contener sustancias tóxicas y poco hierro.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la anemia ferropénica debe iniciarse una vez que se ha diagnosticado. También es necesario que se inicien los estudios para conocer cuál es su causa y que se haga un tratamiento de ésta. En términos generales, hay que desconfiar de soluciones genéricas para la anemia, si antes su médico no le ha hecho un estudio.

Su médico le recetará algún medicamento por vía oral que contenga hierro. Hay muchos preparados disponibles en el mercado, y su médico seleccionará aquel que considere más conveniente para usted. El hierro se absorbe mejor con el estómago vacío, por lo que es conveniente tomarlo media hora antes de las comidas, particularmente antes del desayuno. A algunas personas les produce algunas molestias en el estómago al tomarlo, pero no se preocupe que nunca le va a causar una lesión. El hierro tiñe las heces de color negro.

Aunque la anemia se suele corregir a las 3 ó 6 semanas, empezará a notar mejoría cuando lleve alrededor de 1 semana de tratamiento. Sin embargo, el tratamiento debe durar varios meses porque no sólo se trata de aportar la cantidad de hierro necesaria para corregirla, sino de rellenar sus depósitos de hierro para evitar que pueda recaer rápidamente.

Sólo en situaciones muy especiales el tratamiento se realiza mediante inyecciones en vez de por vía oral. En principio es menos recomendable porque estas inyecciones son muy dolorosas y puede haber algunos efectos secundarios desagradables, como por ejemplo reacciones alérgicas, pero puede ser necesario si se comprueba que no lo absorbe adecuadamente o no tolera las molestias gástricas que puede producir al tomarlo. En este caso el tratamiento durará mucho menos tiempo que si es por vía oral, aunque la anemia tardará lo mismo en desaparecer.

¿Cómo evitar la anemia ferropénica?

Hay que evitar regímenes basados exclusivamente en los vegetales. En caso de querer ser vegetariano, es necesario un control médico periódico para que determine en qué momentos será necesario tomar medicamentos con hierro y con vitamina B12. Esto es particularmente importante durante el embarazo y durante el crecimiento, las épocas de la vida donde más hierro necesitamos.

Categorías: Enfermedades, Hematología,
Compártelo:
Tags: anemia,
Artículos relacionados
Martes, 5 de noviembre de 2002.
Viernes, 22 de diciembre de 2000.
Domingo, 14 de marzo de 2004.
Sábado, 22 de abril de 2006.
Domingo, 3 de septiembre de 2000.
Jueves, 4 de marzo de 2004.
Domingo, 28 de noviembre de 2010.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña