INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Hematología

Punción de médula ósea

Sábado, 22 de abril de 2006.

Punción de médula ósea¿Que es la punción de medula ósea?

Se trata de una prueba médica  mínimamente invasiva que permite estudiar la medula ósea. La medula ósea es un tejido situado en el interior de algunos huesos en los adultos cuya finalidad básica es la fabricación de las células sanguíneas. Habitualmente, se llaman células sanguíneas a los leucocitos (glóbulos blancos), hematíes (glóbulos rojos o eritrocitos) y plaquetas (o trombocitos).

¿Que tipos de estudio se pueden realizar?

Los estudios básicos que se pueden realizar son un estudio citológico (punción-aspirado, medulograma) y/o un estudio histológico (biopsia de cilindro medular).

El material líquido obtenido se puede someter a múltiples estudios según requiera la situación patológica que ha llevado a la realización de la prueba. Hoy en día, estos estudios especiales son prácticamente imprescindibles para la tipificación de muchas enfermedades que afectan a la medula ósea. El  inmunofenotipo o estudio mediante citometría de flujo, los estudios citogenéticos (cariotipos, FISH), los cultivos celulares, los estudios moleculares de genes específicos y los cultivos microbiológicos son algunos de estos estudios especiales frecuentemente realizados con el material medular extraído.

El estudio citológico se realiza sobre una gota (copos) del material obtenido extendida en un portaobjetos y teñido mediante colorantes específicos que nos permitirán identificar observando bajo el microscopio las características y linaje de las células normales y patológicas existentes en la medula ósea. El uso de diferentes tipos de colorantes y técnicas, (Ej: tinciones de Wright, mieloperoxidasas) permite distinguir mejor algunas estirpes de células. La realización de varias tinciones permitirá afinar el diagnóstico.

El estudio histológico se realiza sobre un fragmento de hueso una vez descalcificado. Se obtienen mediante cortes múltiples muy finos unas laminillas que se fijan en un portaobjetos y se tiñen de forma similar a las preparaciones anteriores. En el estudio microscópico histológico, se puede identificar la situación de las diferentes poblaciones de células de la medula ósea normales y patológicas respecto a las trabéculas óseas.

¿Dónde se realiza la punción?

Habitualmente se realiza en el mango o cuerpo del esternón en los estudios únicamente citológicos (punción-aspiración).

El estudio histológico requiere la punción de la cresta ilíaca habitualmente la posterior, si bien no es infrecuente la punción en cresta ilíaca anterior.

¿Quién realiza la punción de medula ósea?

En España, prácticamente siempre la realiza un médico entrenado para ello, que habitualmente es un hematólogo (especialista en Hematología y Hemoterapia) asistido por una enfermera o técnico.

¿Que material es preciso?

Se requiere anestésico local (Lidocaína, mepivacaína), jeringas habitualmente de 2 y 10 ml, agujas subcutánea e intramuscular, gasas, paño estéril, portaobjetos, pinzas, bisturí, tubos con anticoagulante (bien EDTA ó heparina) para estudios especiales, trocar de aspirado o biopsia según se vaya a proceder y apósitos.

¿Cómo se realiza la punción?

Previamente es preciso preguntar acerca de alergias a anestésicos locales, similares a los utilizados por los dentistas. El paciente se coloca tumbado, boca abajo si la punción va ser realizada en cresta ilíaca posterior (CIP) o bien boca arriba si va a realizarse en esternón o cresta ilíaca anterior (CIA).

Se pincela la zona de punción con antiséptico, habitualmente povidona yodada. Se coloca un campo quirúrgico estéril. El médico con guantes estériles localiza la zona de punción e inyecta de forma lenta comprobando que no está en vena y con aguja estéril de un solo uso el  anestésico local, habitualmente mepivacaina al 2% en la piel y en profundidad hasta la parte más externa del hueso.

Posteriormente, se introduce el trócar de aspiración con el fiador puesto hasta la cavidad medular. Una vez en ella, se retira el fiador. Se procede a colocar la jeringa en el cono del trocar destinado a ello y aspirar la sangre medular entre 3-5 ml según los estudios a realizar.

En el caso de la biopsia, se procede del mismo modo con el trócar de biopsia, una vez retirado el fiador se tapa el orificio del trocar y se introduce aproximadamente 1-2 cm, realizando movimientos laterales para desprender el cilindro situado dentro del trócar. A continuación se extrae el trócar y se saca el cilindro quitando el tapón y empujando con una varilla desde la punta del trocar para arrastrar el cilindro hasta que sale por el otro extremo. El cilindro se introduce en soluciones especiales que permitan su adecuada conservación y descalcificación.

Categorías: Enfermedades, Hematología,
Compártelo:
Tags: médula ósea,
Artículos relacionados
Martes, 5 de noviembre de 2002.
Domingo, 14 de marzo de 2004.
Domingo, 24 de septiembre de 2000.
Domingo, 3 de septiembre de 2000.
Jueves, 4 de marzo de 2004.
Sábado, 7 de junio de 2014.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña