INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Neurología

Potenciales Evocados

Martes, 19 de abril de 2005.

Potenciales EvocadosLos potenciales evocados son técnicas neurofisiológicas que registran las respuestas cerebrales provocadas por estímulos sensitivos, pudiendo ser visuales, auditivos o táctiles eléctricos. En función de la estructura a analizar recibirán su nombre. También encontraremos algún tipo de potencial que tendrá una interpretación psico-fisiológica o "cognitiva". La técnica básica implicará la estimulación repetida mediante el mismo estímulo y la promediación de los resultados porque estos suelen ser de baja intensidad y difíciles de captar. La información es procesada por un ordenador adaptado y se representa gráficamente en forma de ondas.

Tipos de potenciales

  • Potenciales evocados visuales.
  • Potenciales evocados auditivos de tronco.
  • Potenciales evocados somatosensoriales.
  • De mediano.
  • De tibial.
  • Potenciales evocados cognitivos: P300.

Potencial Evocado Visual:

Objetivo: estudiar el estado del nervio óptico, o parte más anterior de la vía óptica.

Técnica: La estimulación habitualmente se realiza mediante un patrón de Pattern-Reversal o damero reversible, que consiste en un tablero de ajedrez o damas iluminado en la pantalla de un monitor que va cambiando sus casillas alternativamente entre blanco y negro. Cada cambio de uno a otro implica un estímulo que es captado por la retina y trasmitido al cerebro. Mediante una serie de sensores, colocados en distintos puntos del cráneo se capta el paso de esta señal para obtener una onda presentable gráficamente que se denomina P100, que es positiva y aparece a unos 100 mseg tras el estímulo. Hay otras formas de estimular la retina como por ejemplo mediante un Flash. Debe estimularse cada ojo por separado por eso se realiza la oclusión del contrario a explorar.

Interpretación: la interpretación de este potencial tiene valor patológico cuando aparece un retraso en la onda o una deformación de esta, lo que implica habitualmente desmielinización, o pérdida axonal del nervio óptico respectivamente. Pudiendo establecerse el diagnóstico de neuropatía óptica retrobulbar. Muy útil en el diagnostico de las enfermedades desmielinizantes, de la que la más conocida y frecuente es la esclerosis múltiple, pero también en procesos tóxicos, carenciales, etc.

Potencial Evocado Auditivo:

Objetivo: estudiar la respuesta del nervio colear (VIII PC), tronco cerebral y corteza auditiva, sin necesidad de la colaboración del paciente.

Técnica: el estímulo es un "clic" que se administra mediante unos auriculares. Los sensores, colocados en distintas partes del cráneo recogen los puntos por los que pasa este estímulo a través de las distintas estructuras que generan unas ondas. Habitualmente se estudian los potenciales de corta latencia, es decir hasta tronco (PEATC) y se obtienen 5 ondas con sus correspondientes latencias entre ellas. Las referidas ondas son: I, que se genera en el nervio coclear, II, en el núcleo intraaxial, III, IV y V, en el tronco cerebral.

Interpretación: las alteraciones o retrasos de estas ondas son muy útiles para detectar precozmente neurinomas (tumor benigno) del VIII PC, así como desmielinización en el contexto de la esclerosis múltiple, gliomas de tronco...

Potenciales Evocados Somestésicos:

Existen varios tipos de potenciales somestésicos, pero los más habituales y utilizados son los de mediano y de tibial.

Objetivo: conocer el estado de la vía sensitiva desde el punto de aplicación del estímulo, ya sea el brazo (nervio mediano) o la pierna (nervio tibial), pasando por la médula, el tronco del encéfalo o el córtex.

Técnica: El estímulo se aplica sobre uno de los nervios referidos, consintiendo en un estimulo táctil eléctrico repetido. Los sensores de registro pueden situarse, en superficie, sobre la médula, sobre el tronco, o lo más habitual sobre el córtex parietal. Obtendremos una serie de ondas que traducen el paso de ese estímulo en su camino hacia el córtex parietal. Por ejemplo si colocamos el estimulador sobre el tibial y el receptor sobre la duodécima vértebra dorsal obtenemos la llegada de esa señal al cono medular. De la misma manera si colocamos el estimulador sobre el mediano y el receptor sobre la séptima vértebra cervical, obtendremos el paso por ese punto del estimulo aplicado en el brazo y en dirección al cerebro. Independientemente de lo dicho la técnica más habitual es la de situar el sensor de registro sobre el cráneo en el punto en el que debajo se encuentra el córtex parietal encargado de registrarlo.

Interpretación: Son especialmente útiles en la detección de lesiones medulares y del tronco cerebral, expresándose como una alteración y / o retraso de la onda normal. Este tipo de lesión pueden ser placas desmielinizantes en el contexto de esclerosis múltiple, tumores, etc. Otra de las indicaciones es la cirugía de la médula o de la aorta para detectar alteraciones precoces que permitan evitar daños irreparables sobre las estructuras medulares.

Potenciales evocados cognitivos: P300:

Se utilizan básicamente en casos de deterioro cognitivo (pérdida de memoria, alteraciones de la orientación, cálculo, reconocimiento de objetos...) para distinguir cuando este es de causa orgánica (enfermedad de Alzheimer u otras demencias) o secundario a un estado de depresión, sobre todo en el anciano. La técnica para obtener este potencial es muy parecida a la de los auditivos de tronco. En caso de que estemos ante una causa orgánica el potencial aparece degradado, en cambio en casos de depresión esta conservado y es normal.

Aspectos generales y recomendaciones

Como se ha tratado de explicar los potenciales evocados nos permiten acercarnos a la fisiología o funcionamiento de distintas partes del cerebro y estructuras implicadas en la percepción y cognición. Son técnicas sencillas para el paciente de más difícil realización e interpretación por parte del neurólogo.

El paciente que se va a someter a una de estas exploraciones no necesita prepararse, no hace falta que este en ayunas, no debe tomar ningún tipo de medicación ni de contraste, ni debe tomar ninguna medida especial previa a excepción de no aplicarse lacas u otros productos para el pelo, puesto que al colocarse la mayoría de sensores sobre el cráneo las lacas pueden interferir la señal.

Los sensores se pegan con una sustancia que es un pegamento biológico fácilmente eliminable con acetona. La única molestia que pueden sentir es el estímulo eléctrico repetido que se aplica sobre el mediano o tibial en los potenciales somestésicos. La sensación que produce es como un pequeño calambre de intensidad constante sobre la piel.

Es importante que durante la realización estén bien relajados. La ansiedad, nerviosismo o la falta de relajación en general lleva a que los músculos estén tensos, es decir muy activos. La señal que genera un músculo contraído no deja de ser una señal eléctrica que puede interferir la que quiere captarse. La ausencia de suficiente relajación y colaboración puede incluso hacer imposible la realización de un potencial evocado.

Excepcionalmente en niños, y dado que su capacidad de colaboración es mucho menor puede utilizarse alguna sustancia sedante, bajo la responsabilidad del médico explorador, que habitualmente será un neurólogo o neurofisiólogo clínico, ayudado por un técnico.

El ambiente en el que se realizan estas pruebas suele ser silencioso, agradable y con poca luz, circunstancias que hacen que sea más fácil de conseguir la tan necesaria relajación.

La duración de estas pruebas es muy variable pero podría decirse que de media se tardará una hora, entre la llegada del paciente, la colocación de todos los electrodos, realización y desmontaje del sistema.

Compártelo:
Tags: neurología,
Artículos relacionados
Miercoles, 28 de febrero de 2001.
Sábado, 27 de enero de 2001.
Martes, 5 de agosto de 2008.
Sábado, 3 de enero de 2009.
Jueves, 15 de febrero de 2001.
Martes, 26 de diciembre de 2006.
Miercoles, 16 de agosto de 2000.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña