INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Psicología

Acoso psicológico en el trabajo

Jueves, 14 de marzo de 2002.

Acoso psicológico en el trabajo¿Qué es el acoso psicológico en el trabajo o "mobbing"?

El término "mobbing", siguiendo la definición de Iñaki Piñuel y Zabala en su libro Mobbing. Cómo sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo, es utilizado en el ámbito laboral para referirse al continuo y deliberado maltrato verbal y modal que recibe un trabajador por parte de otro u otros, que se comportan con él  de forma cruel con vistas a lograr su aniquilación o destrucción psicológica y a obtener, a través de diversos procedimientos, su salida de la organización.

Originariamente, fue Karl Lorenz quien utilizó el término para describir el ataque de un grupo de miembros débiles de una misma especie, contra otro individuo más fuerte que ellos.

¿Cómo se desarrolla el proceso?

El principio es brusco y repentino. La relación entre la persona que acosa y el acosado cambia de forma radical en un corto período de tiempo.

Una relación que al principio podría ser neutra o incluso positiva se vuelve negativa de repente. Esto ocasiona en el acosado un estado de confusión que le hace interrogarse sobre el por qué de esta nueva situación, analizando una y otra vez las causas de estos cambios y desarrollando así, marcados sentimientos de culpabilidad y vergüenza.

Es entonces cuando son abundantes las criticas feroces, sistemáticas y sin motivo aparente hacia el acosado. Las críticas pueden centrarse en el aspecto físico, o en la forma de trabajar, las ideas, etc.

Una vez que las críticas empiezan a sistematizarse, éstas son acompañadas de rumores, mentiras, burlas, motes... y todo ello con el único fin de denigrar la imagen del acosado.

Conseguido el objetivo de deteriorar su imagen, el acosado se encuentra aislado, nadie se comunica con él, las actividades sociales que el resto de sus compañeros realizan, se hacen ahora a sus espaldas aunque sin ningún tipo de disimulo y, en cuanto a sus actividades laborales, éstas se tornan muy duras ya que o bien se le obliga a realizar trabajos imposibles (proporcionándoles escasos recursos, breves períodos de tiempo, etc.) o bien se le ofrecen trabajos de menor categoría a los que usualmente realiza.

Debido a estos nuevos trabajos asignados o a su aislamiento social, el acosado comienza a infravalorarse personalmente con el consiguiente perjuicio que esto conlleva en su autoestima.

Esta caótica y confusa situación puede llegar a ser conocida por el departamento de personal, de forma que el acosado ya tiene que cargar con un estigma, ocasionando prejuicios del tipo "tiene problemas de personalidad", "es raro"..  Es decir, la  "culpa" ya tiene su dueño y es, paradójicamente, el propio acosado quien tiene que asumirla, de forma que ahora a su alrededor surgen comentarios como "se lo merece" o "se lo ha buscado".

El deterioro emocional y psicofísico de la víctima se hace entonces patente, apareciendo enfermedades y trastornos como ansiedad, estrés, insomnio, depresión, irritabilidad, problemas de pareja, etc.

Todo esto proporciona la ocasión ideal para que el acosador aproveche las abundantes bajas laborales para apoyar los argumentos que él quiere proyectar sobre su víctima.

Normalmente todo acaba con el fin de la actividad laboral del acosado de forma voluntaria o de forma forzosa.

Es frecuente que la recuperación pueda tardar varios años en producirse, en ocasiones el "mobbing" persigue a la víctima más allá de la propia empresa, a través de informes negativos o mentiras que acaban con la carrera profesional del afectado.

Datos y estadísticas sobre el MOBBING

A continuación recogemos algunos de los últimos datos estadísticos de que se dispone en relación con el acoso psicológico en el trabajo:

El último informe elaborado por la Fundación Europea para la mejora de las condiciones de Trabajo estimaba que aproximadamente ochocientas mil personas en España padecen actualmente acoso psicológico en el trabajo (El País- 13 de abril de 2001, 19).

La Universidad de Alcalá realizó una encuesta en mayo de 2001, con una muestra de aproximadamente mil personas, señalando que un 11,44% de los encuestados manifiestan que para ellas el acoso laboral es una pesada carga cotidiana (esto situaría la cifra en más de un millón y medio de personas) (El País- 4 de junio de 2001, 32).

Esta misma encuesta señala como agentes principales del acoso a los jefes en un 46% de los casos y a los compañeros en un 44%. Aunque también advierten que, en ocasiones, el acoso también es realizado por los propios subordinados.

Alrededor de 12 millones de personas en Europa están afectadas de "mobbing". Esto supone un 8,1% de la población activa.

En España la cifra se estima en un 5%, aunque puede ser posible que existan muchas alteraciones de personalidad que no se interpreten como "mobbing" (Jornadas sobre Mobbing, Barcelona, 28 de Septiembre de 2000).

¿Cuáles son las conductas del acosador?

Carmen Knorz y Dieter Kepts realizaron una investigación experimental sobre "mobbing"  en la que establecían varias conductas habituales del acosador que pueden poner sobre aviso a la víctima. Algunas de las citadas por estos autores son:

  • Realizar habituales comentarios maliciosos sobre la víctima
  • Obligar a trabajar a la víctima con su próximo sucesor
  • Controlar y vigilar al acosado de forma rigurosa
  • Denigrarle ante los jefes
  • Rechazar siempre las propuestas del acosado
  • No responderle ante preguntas verbales o escritas
  • Sus compañeros le evitan
  • Hacerle responsable de los errores ajenos
  • Provocarle con frecuencia
  • Etc.

Por otro lado Leymann agrupa las actividades de acoso en cinco tipos:

Actividades para reducir las posibilidades de la víctima para comunicarse adecuadamente con otros:

  • se le interrumpe cuando habla
  • se hacen críticas a su vida privada
  • se le amenaza verbalmente o por escrito
  • se ignora su presencia
  • etc.

Actividades de acoso con el fin de evitar que la víctima pueda mantener contactos sociales:

  • se le aísla de sus compañeros
  • se prohibe a los compañeros hablar con la víctima
  • etc.

Actividades de acoso que desacrediten y denigren su reputación personal o laboral:

  • se la ridiculiza
  • se la intenta someter a un examen o diagnóstico psiquiátrico
  • se la ponen motes y se la imita
  • su vida privada es motivo de burla
  • etc.

Actividades de acoso dirigidas a reducir la ocupación de la víctima y su empleabilidad:

  • no se le asigna ningún trabajo
  • se le asignan trabajos humillantes o demasiado difíciles
  • se le obliga a realizar tareas inútiles y/o absurdas
  • etc.

Actividades de acoso que afectan a la salud física o psíquica de la víctima:

  • se producen agresiones físicas, en ocasiones graves
  • se producen amenazas físicas
  • se ocasionan intencionadamente gastos para perjudicarla
  • se ocasionan destrozos en el puesto de trabajo o en el domicilio
  • pueden darse agresiones sexuales
  • etc.

¿Cómo hacerse más resistente ante el "mobbing"?

Aunque elaborar una lista detallada de todas las medidas que el acosado puede tomar sobrepasaría el objetivo de este artículo, el Prof. Iñaki Piñuel aconseja entre otras las siguientes:

  • Hacer ejercicio regularmente
  • Pedir consejo psicológico
  • Hablar con el médico de cabecera
  • Vigilar la alimentación, que debe ser sana y equilibrada
  • No descuidar los hábitos de sueño y descanso
  • Evitar otras fuentes de estrés ocasionadas por grandes cambios en la vida (mudanzas, obras en casa, matrimonio, planes para aumentar la familia...)
  • Es necesario que aumente su autoconfianza: refuerze su autoestima, mímese, piense de forma racional, no piense en vd. como si fuese un "superhombre" (o "supermujer") capaz de controlarlo todo, deje de odiar a su acosador ya que toda esa energía centrada en el odio se la está robando a su capacidad para superar su situación
  • Apoyarse en aquellas personas situadas en la periferia del problema; es decir, aquellos conocidos y amigos que quedan fuera de la influencia del acosador y sus cooperadores: otros departamentos, el dpto. de RR.HH, asociaciones profesionales...
  • Es fundamental asegurarse el apoyo de su entorno familiar y social. A menudo el psicoterror afecta seriamente las relaciones conyugales y familiares, por ello es necesario que explicar al cónyuge en qué consiste el "mobbing" y cómo puede ayudarle. Se hace imprescindible incrementar la comunicación con la pareja de forma que la  víctima se encuentre apoyada. Si vd. es el cónyuge puede ayudar a su pareja animándola a realizar actividades placenteras como ejercicio físico moderado, hobbies, compartiendo aficiones, cuidando especialmente la calidad y profundidad de los intercambios sexuales etc. La labor del cónyuge se hace imprescindible, de forma que el apoyo incondicional, el desarrollo de la empatía y el hecho de que los sentimientos de ambos sean consistentes y congruentes, aspectos todos ellos que, si bien deben existir en toda sana relación de pareja, ahora son más importantes que nunca.
  • No descuidar los bienes económicos, intentar ser austero, no derrochar, establecer prioridades en los gastos desechando todo lo que pueda ser superfluo.
  • Su empleabilidad laboral puede verse afectada, de modo que intente seguir formándose y abriendo nuevas puertas profesionales. No es el momento de estancarse, ni de quedarse inmovilizado por los problemas.
  • Hay que considerar la situación como una oportunidad para el cambio y no como una situación insostenible y angustiosa. Los psicólogos hablan de reestructuración cognitiva del "problema" al referirse a este cambio de enfoque. Es el momento de evolucionar a nivel personal desarrollando un optimismo no ingenuo (la obra de M.D. AVIA y  C.VÁZQUEZ, Optimismo inteligente proporciona interesantes datos), así como habilidades sociales que quizá antes tenía descuidadas.

Todos estos consejos son extensamente tratados por el Prof. Iñaki Piñuel y Zabala en su obra Mobbing. Cómo sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo.

¿Cuál es la situación actual del mobbing en cuanto a su legislación y estudio?

Desgraciadamente, han sido pocos los países que han creado legislación al respecto.

Aunque en los países que no disfrutan de éstas leyes, el problema es más difícil de erradicar, el artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que reza "Nadie será sometido a tortura o a ningún tipo de trato o castigo que resulte cruel, inhumano o degradante" puede servir de base para la creación de una conciencia creciente sobre la importancia del problema y la necesidad extrema de luchar contra él. Al igual que puede servirnos de punto de apoyo a nivel de una defensa individual.

Los países que sí han legislado al respecto, aunque no han conseguido erradicar del todo el "mobbing",  sí han logrado disminuir su incidencia, consiguiendo además que sea mucho más fácil para las víctimas conocer y defender sus derechos. Así, los acosados en estos países no temen denunciar o luchar por algo que está perjudicando seriamente sus vidas.

Poco a poco el acoso psicológico va haciéndose un hueco en las líneas de investigación de todos los países que lo sufren. En España, el Profesor Iñaki Piñuel y Zabala, Psicólogo del Trabajo y de la Organización por la Universidad Complutense de Madrid, ha realizado una interesante labor al respecto, que sin duda aclarará y ayudará a identificar el problema a todas aquellas víctimas que sufren acoso psicológico en el trabajo en nuestro país.

Aunque es cierto que poco a poco vamos conociendo algo más este tipo de acoso psicológico, fue el Profesor Leymann de la Universidad de Estocolmo quien en su obra Mobbing, inició el estudio sobre este tema y suscitó el interés que después se ha ido extendiendo a lo largo de varios países.

El psicoterrorismo laboral es hoy motivo de jornadas y congresos que pretenden aclarar e intercambiar todo tipo de aportaciones que están surgiendo sobre el tema.

Las estadísticas son alarmantes y nos señalan la necesidad de considerarlo la plaga laboral del siglo XXI. La mejora en la calidad de la vida laboral depende de todos, y una buena forma de comenzar es mediante el conocimiento y la sensibilización.

Categorías: Vivir sano, Psicología,
Compártelo:
Tags: mobbing,
Artículos relacionados
Domingo, 15 de diciembre de 2002.
Miercoles, 16 de mayo de 2001.
Domingo, 11 de marzo de 2007.
Miercoles, 4 de enero de 2012.
Martes, 4 de noviembre de 2008.
Jueves, 24 de marzo de 2005.
Domingo, 30 de diciembre de 2001.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña