INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Rehabilitación médica

Bursitis en miembros inferiores

Viernes, 26 de septiembre de 2003.

Bursitis en miembros inferioresQué es una bursitis

En el organismo existen unas estructuras denominadas bolsas serosas, recubiertas de sinovial en su interior, situadas en zonas de roce o de apoyo entre los músculos o entre éstos y los huesos. Su función es facilitar el movimiento. En situaciones de irritación mecánica por traumatismos únicos o repetidos, pueden aumentar la producción de líquido sinovial, dando lugar a la inflamación de la bolsa o bursitis. También pueden afectarse en el curso de enfermedades reumáticas.

Tipos

Según su localización y dentro de las más frecuentes se encuentran:

Bursitis trocantérea. Sobre el trocánter mayor, que es una parte prominente del fémur localizada en la parte superior y lateral del muslo. Las causas no son bien conocidas, a veces por caídas sobre la zona pero normalmente no existe este antecedente. Es más frecuente a partir de los 40 años y en mujeres. Suele afectar a un solo lado y aparecer de forma progresiva con tendencia a cronificarse. Los síntomas son dolor en esa localización que puede descender por el muslo. Se acentúa al presionar, impidiendo por ejemplo dormir recostado sobre ese lado, y también al realizar algún movimiento con la cadera. Puede apreciarse una hinchazón sobre la zona en personas delgadas. 

Bursitis isquiática. Sobre el isquion, una parte ósea prominente de la pelvis por debajo de los glúteos, sobre la que se realiza el apoyo cuando nos sentamos. Es frecuente en personas que por su trabajo, deban permanecer sentados de forma prolongada como sastres u oficinistas, sobre todo si los asientos son duros. También puede producirse por una caída sentado. Puede ser uni o bilateral. El síntoma fundamental es el dolor al sentarse en la zona que puede bajar por la parte de atrás del muslo. Impide estar sentado cómodamente y obliga a cambiar de postura o a levantarse de forma continua. 

Bursitis rotuliana. Aparece sobre la rótula y es muy frecuente. Se produce en actividades que obliguen a permanecer arrodillado largos periodos de tiempo - como los soladores -, de ahí el sobrenombre popular de "rodilla de beata"; pero también tras una caída de rodillas o un golpe sobre la zona. El síntoma fundamental es la hinchazón delimitada sobre la cara anterior de la rodilla, que puede llegar a ser muy llamativa, siendo sorprendente el escaso dolor que suele provocar, no impidiendo en ningún caso el caminar ni originando dolor al mover la rodilla. Solo es molesta o dolorosa al apoyarse sobre las rodillas. En los casos relacionados con la actividad laboral pueden ser bilaterales. A veces se pueden infectar a través de pequeñas heridas en la piel convirtiéndose en estos casos en un problema más importante. 

Bursitis de la pata de ganso. Se denomina "pata de ganso" a un tendón conjunto para tres músculos localizado en la cara interna de la rodilla. A este nivel también se pueden producir bursitis, sobre todo en relación con artrosis, obesidad y alteración de la alineación de las rodillas como en el genu varo. Se caracteriza por la aparición de un dolor intenso en la cara interna de la rodilla, que produce cojera al andar y que suele durar meses sin ceder con el reposo y los antiinflamatorios, aunque las infiltraciones suelen ser muy eficaces.

Bursitis aquílea. Localizada entre el tendón de Aquiles y la piel, a nivel del talón. Se produce por el roce del contrafuerte de un zapato inadecuado. Provoca aumento de volumen y dolor en la zona y con el tiempo una dureza dolorosa que impide el calzarse, aunque no afecta para nada si se camina con zapatos que lleven el talón descubierto.

Bursitis del hallux valgus (juanete). Se localiza en la zona prominente de la parte interna del pie ocasionada por esta deformidad debido al roce prolongado y anormal con el zapato. A la deformidad y el dolor causado por el juanete se suma la presencia de dolor e hinchazón en la parte interna del pie.

Diagnóstico

El diagnóstico suele ser sencillo y se basa en el interrogatorio sobre la localización y características del dolor y los posibles mecanismos causantes así como en la exploración física de la zona dolorosa. A veces, para las formas más complejas, se precisa confirmar el diagnóstico con ecografías o resonancia magnética.

Tratamiento

En todos los casos se recomienda evitar los mecanismos causantes tales como permanecer sentado o de rodillas, uso de un calzado adecuado, protección en trabajos que puedan desencadenarlo, etc.

Los antiinflamatorios, prescritos siempre por el médico, suelen aliviar el dolor. Los tratamientos rehabilitadores son eficaces en estos procesos, el uso de la termoterapia y electroterapia conduce a mejoría casi siempre. En muchos casos las infiltraciones de esteroides en la bolsa constituyen un tratamiento eficaz. Lo más frecuente es la asociación de varios de estos tratamientos. En bursitis rotulianas con mucha cantidad de liquido se puede proceder a punción para evacuar el contenido.

Solamente en los casos en que fracasen los tratamientos anteriores y las molestias sean incapacitantes se recurrirá a la cirugía que realiza una extracción de la bolsa.

Compártelo:
Tags: bursitis,
Artículos relacionados
Domingo, 14 de enero de 2001.
Sábado, 6 de febrero de 2010.
Domingo, 9 de noviembre de 2008.
Miercoles, 21 de enero de 2009.
Lunes, 5 de marzo de 2001.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña