INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Traumatología

Lesiones de partes blandas del pie

Miercoles, 10 de marzo de 2004.

Lesiones de partes blandas del pie¿Qué huesos, músculos y tendones forman el pie?

El pie esta formado por numerosos huesos, si los nombramos de proximal a distal, los huesos que se articulan con el tobillo son los huesos del tarso, a continuación están metatarsianos, son cinco y se denominan, primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, esto se articulan con las falanges, cada dedo tiene 3 falanges, menos el primer dedo que solo tienen dos. Las falanges se denominan primera (la que se articula con el metatarsiano), la segunda y la tercera (la más distal).

Los huesos del pie se articulan entre sí formando la curvatura plantar, ya que el pie se apoya en el suelo en la parte anterior mediante las cabezas de los metatarsianos y en la parte posterior del pie se apoya con el calcáneo. La bóveda plantar se mantiene por las estructuras musculares y tendinosas que le dan esta forma característica

Existen numerosos músculos que tienen su origen en la pierna y se insertan en el pie y son los responsables de la flexión y extensión de los dedos de los pies así como de la eversión (girar la planta del pie hacia fuera) y la inversión (girar la planta del pie hacia adentro).

Esguinces y luxaciones en el pie

¿Qué produce el esguince o la luxación y como se produce?

Si se produce un traumatismo fuerte sobre el pie, por un movimiento forzado del pie, podría producirse una luxación tarso-metatarsiana en la que un hueso del tarso perdiera la relación articular con el metatarso. En ocasiones estas luxaciones llevan asociadas fracturas de los huesos afectados.

Las luxaciones pueden ser completas o incompletas y es este caso homolaterales si los metatarsianos se desplazan en el mismo sentido y divergentes si existe una luxación medial de un metatarsiano y lateral de los otros

¿Cuándo sospechar que tenemos una luxación en un dedo?

La clínica que nos hace sospechar es la presencia de dolor, con deformidad del pie e impotencia para caminar.

Diagnóstico

El diagnóstico es radiológico, aunque por la exploración podemos sospechar la existencia de una luxación. Con la radiografía podemos descubrir la existencia de fracturas asociadas a la luxación.

Tratamiento

El tratamiento de la reducción de la luxación y restaurar las superficies articulares a su posición normal en la articulación.

Puede requerir de cirugía y si la lesión es inestable una vez reducida puede ser preciso utilización de fijación con agujas.

Complicaciones

Si la reducción no se realiza o si se inmoviliza insuficientemente puede aparecer una artrosis postraumática dolorosa en la articulación.

¿Cuándo debo acudir al médico? ¿Qué médico me puede tratar?

Debemos acudir al traumatólogo cuando tras un traumatismo o un movimiento forzado en el pie aparece una incapacidad para caminar, con dolor y deformidad en la forma del pie.

Luxaciones en los dedos del pie

Las luxaciones de los dedos del pie son consecuencia de traumatismos en el pie, la clínica que presentan son de dolor e impotencia funcional.

El diagnóstico es mediante la exploración física y con una prueba de imagen como es la radiografía.

Para su tratamiento se precisa en un primer momento la reducción de la luxación, y posteriormente una inmovilización de la articulación que normalmente se utilizara un vendaje de unión con el dedo contiguo que hará de férula.

Categorías: Enfermedades, Traumatología,
Compártelo:
Tags: pies,
Artículos relacionados
Viernes, 21 de mayo de 2010.
Miercoles, 3 de marzo de 2004.
Sábado, 13 de marzo de 2004.
Miercoles, 10 de marzo de 2004.
Miercoles, 11 de junio de 2014.
Domingo, 9 de noviembre de 2008.
Sábado, 7 de junio de 2014.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña