INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Ejercicio físico

Ejercicio físico y envejecimiento

Ejercicio físico y envejecimientoEjercicio físico y envejecimiento

La imagen del envejecimiento suele estar ligada a percepciones negativas: a los 65 años se es viejo; las personas mayores son todas aproximadamente iguales y habitualmente poco atractivas o asexuadas; con la ancianidad llega la mala salud y la senilidad.  De hecho, estas percepciones están muy alejadas de la realidad.

Así, los adjetivos utilizados para describir a las personas mayores pueden sugerir imágenes totalmente distintas: patriarca, edad dorada, veterano, anciano o decano frente a caduco, viejo, senil o arrugado. La diferencia está en la calidad de vida que conservan las personas a las que se refieren estas palabras y esa calidad depende fundamentalmente de la conservación de su independencia en actividades cotidianas, movilidad y comunicación mediante los programas apropiados de manutención y rehabilitación.

¿Cuál es la importancia de la actividad física en las personas de edad avanzada?

Es un componente clave de los cuidados de salud del anciano, en todos los niveles de prevención, teniendo en cuenta que:

Las afecciones músculo esqueléticas son la condición crónica más común en este grupo de edad.

Provocan dolor y discapacidad

Más de la mitad de los hombres y casi 2/3 de las mujeres mayores de 75 años, se quejan de dolor y limitación por problemas musculares y esqueléticos.

Los médicos de atención primaria gastan mucho más tiempo en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades.

A su vez, dichos profesionales tienen menos conocimientos y manejo de estas patologías en comparación con otras quizás menos prevalentes.

¿Es el deterioro de la capacidad física algo inevitable con el envejecimiento?

Desgraciadamente, los estereotipos negativos pueden  llevar a concebir que el envejecimiento es un estado discapacitante progresivo, que la calidad de vida del anciano con enfermedades crónicas es mala y que la asistencia al anciano es paliativa y poco gratificante. ¡Nada más lejos de la realidad!. Muchos  de estos cambios se deben de hecho a influencias modificables como la inactividad, la dieta y factores personales y psicosociales, entre otros, no siendo la salud el único determinante de la calidad de vida de los ancianos, lo que en  parte  contrasta  con la apreciación del equipo de salud.

La Rehabilitación Geriátrica adquiere un papel dominante en la conservación de la calidad de vida del anciano, pues los principios de rehabilitación son aplicables a muchos de los problemas que se encuentran en el enfrentamiento terapéutico de las personas mayores.

¿Cómo se puede evaluar la capacidad física de un anciano?

Es de gran importancia el estudio global del anciano. Con esta finalidad muchos de los instrumentos para evaluar al anciano proceden de la bibliografía de rehabilitación, especialmente los que se refieren a la función física, como la escala de actividades cotidianas de Katz, el índice Barthel y la escala de cuidados personales de Kenny. Existen otros instrumentos que han evolucionado de otras especialidades y abordan áreas específicas como la función cognoscitiva, el estado mental o emocional que son importantes para establecer diagnóstico y tratamiento.

Además, la evaluación geriátrica global es más amplia que la evaluación con una escala estandarizada. Requiere del  trabajo coordinado de un equipo de profesionales que representan varias disciplinas para realizar un programa global de rehabilitación.  La interacción del equipo multidisciplinario hace único el abordaje de rehabilitación en geriatría.

¿Cuáles son las ventajas que otorga el hacer ejercicio?

La actividad física es un factor protector para el desarrollo de enfermedades crónicas y de discapacidad. Los ancianos son el grupo más sedentario (mayor en mujeres y en niveles educacionales bajos).

En un estudio con nonagenarios de residencias, se encontró que la suplementación alimenticia y un programa de ejercicios mejoraban su condición física y su funcionalidad.

El principal problema radica en iniciar y mantener un programa de ejercicios.

Además, en múltiples estudios se ha demostrado que el ejercicio físico programado, contribuye a disminuir otros factores de riesgo y condiciones patológicas:

  • Disminuye la tensión arterial sistólica
  • Disminuye la grasa corporal
  • Mejora el trabajo cardíaco
  • Aumenta el consumo máximo de oxígeno
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina
  • Mantiene la masa muscular
  • Mantiene los rangos articulares
  • Aumenta la fuerza muscular
  • Refuerza los músculos posturales
  • Estimula el crecimiento óseo
  • Mejora el riego sanguíneo cerebral

¿Todos los ancianos deben hacer ejercicios similares?

A pesar de los beneficios anteriormente descritos del ejercicio, no todos los ancianos son candidatos para una prescripción  directa de ejercicio. La mayoría de los riesgos de morbilidad y mortalidad relacionados con el ejercicio se han relacionado con condiciones cardíacas preexistentes.  Aquellos con diagnósticos que contradigan para la actividad de ejercicio agudo (ej. enfermedades cardiovascular severas, enfermedad pulmonar severa, diabetes mellitus no controlada, o convulsiones) y aquellos con limitación motora extrema debido a artritis severa por ejemplo, requieren atención más especializada. Sin embargo, en general, una prescripción de ejercicio es adecuada para adultos ancianos aparentemente saludables con flexibilidad y capacidad funcional disminuida debido a inactividad crónica. En el caso de los primeros, es necesaria la evaluación médica de especialidad y la estabilización de su patología base previo a dar inicio a un programa de actividad física.

Antes que el médico prescriba actividad física para el paciente anciano, se aconseja una evaluación clínica de riesgo cardíaco, posibles limitaciones, contraindicaciones y otras consideraciones médicas.  La historia debe incluir una revisión de los medicamentos, síntomas actuales y factores de riesgo potencialmente modificables a través del ejercicio.

Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña