INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud de la piel

Consejos para proteger tu piel del sol

Consejos para proteger tu piel del solAunque el astro rey constituye una rica fuente de vitamina D, una exposición prolongada a los rayos solares puede acarrear no pocos padecimientos para nuestro cuerpo como por ejemplo el cáncer de piel. Con la llegada del verano y las altas temperaturas, las personas se encuentran más expuestas a las quemaduras solares, por lo que si quieres evitarlas, te mostramos a continuación los mejores consejos profesionales para proteger tu piel.

Nada de productos con alcohol: Si te dispones a tomar un baño de sol, nunca utilices perfumes o cremas a base de alcohol. Algunos productos como los desodorantes pueden provocar manchas indeseables en la piel.

Prepara tu piel: Antes de aplicar cualquier producto tu piel deberá encontrarse limpia e hidratada, adecuadamente preparada y sin maquillajes.

Sobre las cremas de protección solar: Preferiblemente debes elegir aquellas cremas que contengan un FPS superior a 30. En este sentido, lo mejor sin duda es optar por una crema con factor de protección alto (FPS 50+), siempre velando que contengan filtros físicos y químicos, sobre todo si la aplicas en niños pequeños.

¿Cuándo aplicar la crema? Si te dispones a dar un paseo o tumbarte sobre la arena, deberás aplicar la crema 30 minutos antes, de modo que la piel pueda “absorberla” adecuadamente. Al cabo del tiempo, tras haberte bañado o si te encuentras sudando demasiado, necesitarás volver a repetir el procedimiento.

Exposición paulatina: Los primeros baños de sol deben ser progresivos, comenzando por 10 minutos al día, luego 15, 20, etc. Además, trata de mantenerte en movimiento y nunca excedas la media hora de exposición.

Las cremas caducan: Nunca utilices una crema del año pasado, aunque se conserven en lugares frescos, estos productos pierden sus propiedades con el tiempo y los filtros de protección no te resultarán tan eficaces.

Cuando NO tomar el Sol: La jornada vespertina entre las doce del mediodía y las cuatro de la tarde resultan extremadamente perjudiciales para nuestra piel. Evita salir a la calle durante este tiempo.

Zonas más sensibles: Si bien toda nuestra piel necesita protegerse del Sol, existen algunas zonas especiales en las que debemos extremar nuestro cuidado. Vela porque tu rostro, cuello y escote se encuentren protegidos y cubiertos con abundante crema.

Otros recursos: Igualmente puedes recurrir al uso de gafas de sol, barras de labios fotoprotectoras y gorras o sombreros para mantener tu cabeza, labios y orejas protegidos de los rayos solares. El uso sombreros de paja durante los días de verano es de lo más recomendado, pues ayuda a que el sol no impacte directamente sobre la piel de nuestra cara. Si estás interesado en adquirir un sombrero, aquí encontrarás una buena selección de modelos.

Mantente hidratado: Aunque no lo creas, cuando nos exponemos al Sol perdemos líquidos en nuestro cuerpo, por lo que es importante reponer esta pérdida con una ingesta abundante de agua.

Tratamiento posterior: Una vez que nos retiremos de la playa, o al llegar a casa tras un largo paseo, nuestra piel se encontrará necesitada de otros cuidados con el fin de contrarrestar la sal acumulada o la sequedad. Para ello, toma una ducha utilizando jabones neutros (sin perfumes ni tensioactivos) y posteriormente aplica una crema hidratante para tu piel.

El cabello, otra víctima: No solo la piel se resiente tras un baño prolongado de sol, nuestro cabello también puede sufrir de deshidratación y por consiguiente disminuir su brillo. Si nos sumergimos en el agua, nuestro cabello pierde proteínas, por lo que se recomienda emplear mascarillas y productos especiales de protección solar, así como optar por el uso de gorros o sombreros. Recuerda que no es conveniente recibir la luz del Sol en el cabello si este se encuentra mojado.

La alimentación también es importante: Sí, los alimentos pueden ayudarnos a contrarrestar los efectos nocivos de los rayos solares, por lo que necesitarás apostar por una dieta rica en verduras, cereales y frutas de temporada, en aras de incrementar los niveles de fibra y antioxidantes en tu organismo y evitar el envejecimiento temprano de tu piel.

Fuentes: ABC - MedlinePlus

También te recomendamos:
Categorías: Salud de la piel,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña