INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud del niño

La importancia del juego para el desarrollo infantil

La importancia del juego para el desarrollo infantilHay pocas cosas que a los niños pequeños les guste tanto como jugar. Si no fuese porque necesitan dormir y comer, serían capaces de jugar a todas horas y, lo mejor de eso, es que son capaces de entretenerse literalmente con cualquier cosa. A veces me paro a pensarlo y recuerdo a los juegos a los que jugaba yo, preguntándome cómo era posible que me divirtiera durante horas con algo que ahora me resulta tan ajeno. Era capaz de coger una tapa de plástico, doblarla por la mitad y fingir que era una boca que hablaba conmigo. O narraba intrincadas historias en mi cabeza mientras movía mis juguetes por la habitación, simulando que eran ellos quienes actuaban. Mi imaginación, como la de todos los niños, era desbordante, y eso hacía que cualquier cosa fuese un juego. Aprender incluido.

Aunque al crecer perdamos gran parte de esa imaginación y de ese entusiasmo que nos permitía disfrutar de la vida, literalmente, como un niño, lo cierto es que los juegos son de vital importancia en su crecimiento. Jugar es lo que les enseña a relacionarse con el mundo, a comprobar sus propios límites, a forzar su imaginación y su capacidad de independencia. Los juegos son una parte imprescindible en el día a día de todo niño, y a veces podemos pecar de pensar que están perdiendo el tiempo. Jugar estimula su imaginación, les vuelve más sociables y les enseña a lidiar con el mundo.

Hay infinitud de estudios que demuestran que jugar ayuda a tu hijo a desarrollarse de manera sana, por lo que se trata de una actividad que no puede faltar en la rutina de nuestro hijo. Si tienes un hijo pequeño, sabrás perfectamente que le encanta jugar y te encantará ver cómo se divierte haciéndolo. Pero si, además, quieres saber cuáles son las ventajas de jugar, voy a hablarte de las principales ventajas del juego durante el desarrollo del niño.

Cómo afecta el juego al desarrollo de un niño

Como ya te he comentado, durante el juego importa mucho la imaginación y la creatividad. Tu hijo activa estas capacidades cada vez que juega, ya que se sitúa a sí mismo en una realidad distinta en la que puede ser y hacer lo que él quiera.

Sin embargo, no todos los juegos dependen exclusivamente de su imaginación. Hay muchos juguetes diseñados para potenciar su desarrollo, como los fabricados por Juguear, y cada uno de ellos ayuda a tu hijo en un aspecto distinto. Jugar hace que nuestros hijos puedan aprender conceptos básicos divirtiéndose y sin darse cuenta de que están empezando a ampliar su pequeña visión del mundo. Gracias a los juguetes educativos son capaces de identificar los colores, los tamaños o las formas, nociones muy necesarias para el correcto desarrollo de un niño. Además, también mejoran la coordinación motriz, ya que, al tener que coger objetos y situarlos en determinados huecos, los niños aprenden a coordinar lo que ven sus ojos con lo que hacen sus manos. Este tipo de práctica son imprescindibles a edades tempranas.

El juego también fortifica físicamente el cuerpo de nuestros hijos. Muchos juegos dependen del movimiento físico, por lo que tienen que moverse constantemente. Esta actividad les ayuda a relacionarse mejor con su entorno y con su propio cuerpo, ya que tienen que controlar bien sus movimientos para conseguir aquello que intenta hacer. Además, evidentemente, moverse constantemente supone hacer ejercicio, una actividad innegablemente saludable que ayudará a que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes, facilitándoles, también, una rutina de sueño.

Finalmente, el juego ayuda a desarrollar la sociabilidad y la capacidad afectiva de nuestros hijos. Hay juegos que solo se disfrutan en compañía, especialmente en equipo, y esto contribuye a que nuestros hijos sean más solidarios y menos egoístas. Es jugando como se forjan las mejores amistades, y es jugando, también, como se desarrolla la personalidad de los niños. Por otro lado, los juegos que no requieren compañeros estimulan su nivel de independencia, una característica que tendrán que utilizar cuando crezcan.

En definitiva, jugar es una actividad necesaria e imprescindible para el correcto desarrollo de nuestros hijos, tanto psicológica y como físicamente.

También te recomendamos:
Categorías: Salud del niño,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña