INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud familiar

Baja laboral: ¿Qué es y cómo funciona?

Baja laboralCuando nos sentimos incapaces de trabajar temporalmente a causa de una enfermedad, o debido a un accidente que nos imposibilita, durante un tiempo, a rendir en el trabajo correctamente, debemos pedir una baja laboral, algo que está regulado por el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, y que es un derecho fundamental para todos los trabajadores. Sin embargo, no todo el mundo conoce cómo funcionan las bajas laborales y los derechos que se disfrutan y para esto, hemos creado una guía para que conozcas todo sobre ellas.

¿Qué son las bajas laborales?

Podríamos decir que la definición de baja laboral es la de toda situación en la que un trabajador deba de cesar temporalmente el desempeño de su puesto de trabajo por una incapacidad. Dentro de estas incapacidades podemos destacar aquellas que vienen dadas por enfermedades comunes o accidentes que no han ocurrido dentro del espacio de trabajo, como también aquellas enfermedades profesionales y accidentes laborales que se han producido dentro de la empresa.

Según el tipo de incapacidad y del motivo del cese, se podrá disfrutar de unos beneficios o derechos, ya que no es lo mismo una enfermedad que se ha ocasionado en el hogar, que en el puesto de trabajo. Lo primero que hay que destacar es que, cuando hablamos de baja laboral nos referimos de una incapacidad temporal, y que, pasada la enfermedad o en problema, el trabajador podrá volver a su puesto de trabajo, obteniendo en este proceso una retribución, sin embargo, si la incapacidad es permanente, estaríamos hablando de una pensión del trabajador.

Derecho de los trabajadores en su baja laboral

Para poder disfrutar de una baja laboral se necesita que un médico haga un seguimiento de la enfermedad o del accidente y determine, por lo tanto, que es cierto que el trabajador se encuentra incapaz de realizar sus tareas. De la misma manera, dicho médico profesional deberá ser el que diga cuándo el paciente podrá recibir el alta, volviendo a reincorporarse al trabajo.

Cuando se produce una baja laboral, el trabajador deberá de cobrar su salario o al menos, una parte del mismo, según el tiempo que haya cotizado, debiendo de tener al menos 180 días cotizados en los 5 años anteriores a la enfermedad. Hay también que observar el tipo de base de cotización de contingencias comunes que el empleado disfruta, como también el convenio colectivo de su sector laboral.

Baja laboral por enfermedad común o accidente no laboral

Una de las bajas laborales más habituales es la provocada por una enfermedad común o un accidente no laboral. En estos casos el cobro de la retribución es mucho menor que en otras circunstancias, debiendo saber que en el caso de los primeros días de la baja no se disfrutará de ninguna prestación a nivel económico.

Pasados estos días, y hasta la segunda semana, es decir, unos 15 días, es el propio empresario el que paga tu prestación. Por lo general, aunque también viene dado por el tipo de convenio, pagará un 60% de la base de cotización de contingencias comunes. En el caso de que la baja laboral supere este periodo, es entonces la Seguridad Social quien se hace cargo de todos los pagos de las prestaciones. Si el número de días aumenta y sobrepasa los 21 días, lo que el trabajador va a disfrutar aumenta considerablemente hasta el 75%.

Uno de los principales problemas que se suelen encontrar en este tipo de prestaciones, es que el trabajador intenta por todos los medios saltarse las recomendaciones del médico, haciendo todo lo posible para alargar el tiempo de incapacidad laboral. Según Doverty, son muchas las empresas que dudan de sus trabajadores, buscan investigar si realmente existe tal enfermedad, puesto que muchas personas pueden acudir al médico y este, acepta alargar el periodo de baja laboral, cuando a las espaldas, está disfrutando de este periodo para salir o hacer otras actividades lúdicas.

Enfermedad profesional o accidente laboral

En los casos en los que la enfermedad haya sido causada por el entorno de trabajo, o se haya producido un accidente laboral, se empezará a comprar al menos el 75% de la base de cotización desde el primer momento. Además, si el accidente se ha producido porque el empresario no contaba con la seguridad necesaria que requieren los trabajadores o por el mal funcionamiento de algún aparato, es posible que además de estas prestaciones, el empleado consiga otro tipo de retribuciones.

Se debe saber que, en estos periodos, tanto si se trata de una enfermedad profesional, como una común, no se cobraría en ningún momento una paga extraordinaria, y el empresario, si quiere, podrá despedir al trabajador, exceptuando por supuesto, aquellas bajas por reducción de jornada o por estar embarazada.

Un trabajador puede disfrutar de su baja laboral un total de 365 días, sin embargo, en casos excepcionales, se puede alargar unos 180 días más, pero para esto, se debe de tramitar en la Seguridad Social, aportando en estos casos toda la documentación que pidan los administradores y la empresa para seguir con la incapacidad.

También te recomendamos:
Categorías: Salud familiar,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña