INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud familiar

Negligencias médicas, cómo actuar paso a paso

Negligencias médicas, cómo actuar paso a pasoDenominamos negligencia médica cuando toma lugar, por parte del personal sanitario, un acto impropio de los parámetros médicos establecidos, provocando en el paciente un daño físico o mental.

¿Qué hacer ante una negligencia médica?

Para poder efectuar la reclamación, lo más importante es contar con una copia de todos los documentos médicos emitidos por el profesional sanitario. Cualquier documentación, aunque no lo parezca, puede resultar relevante para sustentar nuestro caso. Si se trata de una negligencia médica que ha dejado lesiones evidentes en nuestro cuerpo, debe tomar fotografías a medida que evolucione.

No obstante, contacte con un abogado experto en la materia tan pronto ocurra el incidente, en aras de obtener el asesoramiento necesario desde los primeros momentos.

Ejemplos comunes de negligencias médicas

  • Interpretación errónea del diagnóstico
  • Diagnóstico tardío
  • Infecciones contraídas dentro del centro sanitario
  • Contagio por transfusión sanguínea de enfermedades como el SIDA o la Hepatitis.
  • Mala ejecución de los protocoles médicos
  • Error en la prescripción de medicamentos
  • Defunción del paciente por falta de asistencia médica
  • Falta de atención post-operatoria
  • Lesiones contraídas durante una operación quirúrgica
  • Lesiones contraídas por mala operación de material quirúrgico
  • Obtención de resultados ineficaces en tratamientos estéticos, liposucciones, planes de adelgazamiento, etc.
  • No informar debidamente las consecuencias de cualquier procedimiento así como otras alternativas que puedan emplearse.

¿Cómo reclamar debidamente ante una negligencia médica?

Para responder esta pregunta debemos establecer dos escenarios o situaciones, aquellas negligencias médicas que toman lugar en centros públicos de atención sanitaria o por personal médico perteneciente al centro, y por el otro lado, aquellas negligencias o errores que toman lugar en centros de salud privados o relacionados con personal médico privado.

Cuando ocurre en la sanidad pública

Dentro de este grupo se engloban los centros de salud ambulatorios y hospitales públicos. Ante cualquier situación en estos establecimientos, debemos efectuar una Reclamación por Responsabilidad Patrimonial, un procedimiento administrativo que permite obtener la indemnización necesaria ante la administración sanitaria involucrada, por los daños y perjuicios sufridos durante una negligencia médica.

En cuanto al plazo máximo de tiempo para efectuar la reclamación, este se establece hasta un año después de ocurrida la negligencia médica o la defunción del paciente. Si se trata de una lesión o enfermedad contraída por negligencia médica, el período de tiempo se establece a partir de la cura o estabilización de dicha lesión o enfermedad. No obstante, y ya que es complejo determinar en estos casos el plazo de la reclamación, se recomienda siempre consultar a un abogado que pueda analizar correctamente el caso.

Cuando ocurre en la sanidad privada

Si la negligencia médica ocurre en hospitales privados, centros de cirugía estética o simplemente el responsable se trata de un médico privado o cirujano plástico, debemos efectuar una Demanda por Responsabilidad Civil ante la institución o personal médico implicado. Esta demanda puede efectuarse hasta un año de ocurrido el incidente si se trata de una Responsabilidad Extracontractual, aunque si se trata de una Responsabilidad Contractual, el plazo se extiende hasta los 15 años (Fuente).

Generalmente, este tipo de casos suele llevarse a cabo en los Tribunales de justicia de la jurisdicción civil, aunque también podemos acudir a la jurisdicción penal (algo que también aplica para cualquier negligencia de sanidad pública).

¿En qué consiste la indemnización?

Existen dos categorías en este sentido. En la categoría de Daños Personales, se incluyen las Lesiones Permanentes, la Incapacidad Temporal y el Daño Moral. Las Lesiones Permanentes engloban las secuelas y lesiones causadas por una negligencia médica, la Incapacidad Temporal resulta en el plazo de tiempo requerido para la estabilización y cura de las lesiones sufridas a causa de la negligencia médica. Y por último, el Daño Moral, en el que se incluye cualquier angustia, aflicción o padecimiento psicológico ante un error sanitario experimentado por el paciente, e incluso por sus familiares y allegados.

Por otra parte, en la categoría de Daños Materiales, el proceso de indemnización comprende los Daños Emergentes, que consisten en los gastos de la víctima para enfrentar o solventar la negligencia médica, así como las futuras intervenciones que deban realizarse a raíz de esta situación (rehabilitación, fisioterapia, gastos de transporte, etc.). Adicionalmente, también se incluyen dentro de los Daños Materiales lo que se denomina Lucro Cesante, que puede definirse como la pérdida del nivel económico del paciente a causa de los gastos efectuados para tratar la negligencia médica (Fuente: lne.es).

¿Por qué es importante contar con asesoramiento profesional?

Cuando nuestra intención es reclamar por una negligencia médica, es fundamental contar el apoyo de un perito médico, el cual pueda realizar un análisis de la situación, a partir de los documentos médicos existentes, determinar la negligencia médica y conformar un informe pericial en el que se detallen aquellos errores médicos cometidos así como la relación que guardan con las lesiones sufridas por el paciente. Este tipo de informes nos permitirán llevar a cabo una reclamación satisfactoria. 

También te recomendamos:
Categorías: Salud familiar,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña