INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

El sofá y sus efectos sobre nuestra salud

El sofá y sus efectos sobre nuestra salud¿Sabes cómo puede afectar un sofá a tu salud? La selección del sofá adecuado es mucho más importante de lo que te parece. A continuación te presentamos alguna información y datos interesantes para que puedas elegir el sofá perfecto teniendo en cuenta como puede afectar esta decisión a tu salud muscular y bienestar general. Sigue leyendo para conocer detalles muy interesantes que sin duda no te dejarán indiferente.

Consejos para elegir un sofá de calidad

Aunque estéticamente existen muchísimos modelos en el mercado, en calidad no existe ningún sofá que pueda proporcionarte la misma ergonomía que una cama con colchón. Por contra, de tu salud muscular y buen descanso dependerá en general la selección de un sofá de calidad para casos eventuales en los que debas utilizarlo para descansar. Tenemos que elegir siempre sofás de la mayor calidad posible que nos vayan a permitir descansar de forma eficiente adaptándose a todas nuestras necesidades. Para evitar el dolor de espalda que puede derivarse de una selección inadecuada recomendamos encarecidamente elegir sofás que permitan mantener la columna recta pues de lo contrario se pueden producir des alineaciones en la columna que pueden derivar en fuertes dolores de espalda.

Asimismo, aunque no es malo dormir en el sofá de forma eventual, no debe adaptarse como lugar de descanso bajo ninguna circunstancia pues incluso se pueden llegar a producir hernias, así como problemas de descanso como el insomnio que harán que después sea imposible rendir al máximo en nuestro día a día.

Tampoco deberíamos seleccionar el primer sofá que encontremos simplemente porque nos guste su estética o su precio sea realmente una ganga porque actualmente se pueden encontrar muchísimos modelos económicos pero que no cuentan para nada con los estándares que debería cumplir un buen sofá. Así bien, prueba siempre los sofás y los sofás cama para encontrar el diseño ideal y que más se amolde a tus necesidades sin tener que renunciar a la calidad, como por ejemplo podemos ver con los siguientes sillones reclinables.

Las zonas que debemos cuidar

A la hora de seleccionar un buen sofá, lo primero que debemos tener en cuenta es elegir un modelo que nos vaya a permitir apoyarnos en los huesos que rodean la pelvis. Para ello, lo más interesante es seleccionar sofás con los que la parte baja de nuestra espalda pueda apoyarse en el sofá sin mayores problemas. Si no logramos hacerlo una buena opción es seleccionar un sofá con cojines para poder descansar bien.

Además, a la hora de probar el sofá, tus pies deberán tocar el suelo porque los sofás demasiado altos también pueden resultar nocivos para tu salud postural. Intenta siempre poder sentarte con las piernas formando un ángulo de noventa grados en relación a tu columna.

En cuanto a la zona de las cervicales, normalmente lo que pasa es que el respaldo queda o demasiado arriba o demasiado abajo del cuello. Lo ideal es que el sofá te vaya a permitir descansar tus cervicales de forma eficiente y si no puedes hacerlo lo mejor será también que recurras a los cojines para poder corregir tu postura y asegurarte el mejor descanso.

Por último, tampoco utilizar el tamaño de tu sofá como excusa porque sin duda la calidad se puede conseguir en cualquier formato. Porque sea pequeño no tiene porque tener un respaldo pequeño, así que revisa siempre los diferentes modelos y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

No olvides que tanto si vas a dormir en el sofá de forma eventual, como si van a hacerlo tus invitados o incluso si simplemente lo quieres para utilizarlo de vez en cuando, las malas posturas pueden llegar a ser muy perjudiciales para tu salud, provocándote estrés e incluso cambios de humor, así como dolores físicos que prolongados en el tiempo incluso se pueden traducir en problemas graves como una fuerte lumbalgia o en casos extremos una trombosis. Elige siempre sofás de calidad que te vayan a ayudar a un buen descanso, y si algún día debes dormir en el sofá acuéstate de lado utilizando un cojín en la cabeza y otro entre tus piernas para poder descansar sin forzar tu postura.

También te recomendamos:
Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña