INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

Influencia del amor en nuestro organismo

Influencia del amor en nuestro organismoCuando oímos hablar de la “química del amor”, solemos pensar que se trata de una bella metáfora, pero en realidad, es que el amor es precisamente una verdadera explosión de sustancias químicas que toman lugar en nuestro cerebro e influyen en nuestro organismo. Mejorar el estrés, rejuvenecer la piel, evitar enfermedades… cuando termines de leer este artículo, no podrás creer todos los cambios que ocurren en tu cuerpo cuando te sientes enamorado. Descúbrelos.

Cóctel de hormonas

Cuando conocemos a una persona que nos atrae físicamente o nos seduce por su forma de ser, nuestro cuerpo se convierte en un “centro de producción” de hormonas sexuales.

En los hombres, la testosterona se hace presente no sólo en la sangre, sino también en la saliva (de ahí que un buen beso pueda potenciar el deseo sexual), mientras que, en las mujeres, los estrógenos son capaces de mejorar el aspecto de las uñas, el cabello, la piel y el cuerpo. Desde el punto de vista evolutivo, este fenómeno favorece la reproducción y la continuidad de la especie, aunque aquí también debiéramos hablar de las feromonas, una especie de “perfume mágico” presente en el sudor y la orina, encargado de generar la atracción en el sexo opuesto.

No obstante, la presencia de estas hormonas es tan solo el comienzo para cuando nos adentramos en la agradable sensación de estar enamorados.

Una vez que hemos conocido a la persona de nuestro interés, bien sea en la oficina, la calle, o en un portal de citas online (desde aquí, te recomendamos personalmente el portal para encontrar citas y parejas online doscristianos.com), entran en juego lo que se conoce como monoaminas, neurotransmisores que regulan nuestro comportamiento, y que, de alguna manera, provocan los cambios repentinos de humor, la pérdida del apetito, el insomnio y la sudoración corporal. Vamos, que las típicas “mariposas en el estómago” son en realidad un grupo de biomoléculas viajando a kilómetros por hora por todo nuestro organismo.

Veamos cuáles son estas sustancias.

Feniletilamina: Se trata de un neurotransmisor dentro de las anfetaminas, por lo que ya podemos hacernos una idea de todo lo que puede cambiar nuestro organismo. El grado de estimulación de esta amina es tan poderosa que puede causar los mismos síntomas de una droga potente en nuestro organismo.

Dopamina: Se encuentra presente en la sangre, y actúa sobre el sistema nervioso simpático. Sus efectos son similares a los que sentimos cuando bebemos alcohol o comemos chocolate. En otras palabras, placer en estado puro. Además, la dopamina también se segrega cuando practicamos relaciones sexuales.

Vasopresina: Según los estudios científicos, la vasopresina actúa como un estimulante eficaz para que no hagamos otra cosa que pensar en nuestra pareja, sus besos, su rostro, su olor, etc. En el mundo animal, este componente también cumple la función de evitar que el macho abandone el nido para buscar a otras hembras.

Norepinefrina: Un neurotransmisor asociado al sistema sanguíneo de nuestro cuerpo. Cuando estamos enamorados, nuestro corazón late más aprisa, la circulación sanguínea aumenta, y de manera general, entramos en un estado de euforia muy placentero ¿Cierto?, bueno, esa es la norepinefrina.

Oxitocina: Es conocida como la hormona del amor, e influye en nuestro organismo alterando la presión arterial, y facilitando algunas actividades como el parto y la lactancia. Se conoce que esta hormona es capaz de estimular nuestro cerebro, provocando una respuesta placentera cuando nos sentimos cerca de la persona amada, o cuando practicamos relaciones sexuales.

Otros químicos: No. La lista aún no termina. Además de lo anterior, el amor también es capaz de provocar en nuestro organismo un aumento de los niveles de melatonina, noradrenalina, serotonina y endorfinas, que a grandes rasgos, influyen en nuestra felicidad, nuestro buen humor y nuestra pasión. Fuente: MuyInteresante.es

¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos?

Visto lo anterior, no es difícil imaginar la gran cantidad de cambios que toman en lugar en nuestro cuerpo cuando abrimos las puertas al amor. Sin embargo, ¿En qué nos beneficia este fenómeno? ¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos?

En primer lugar, debemos conocer que la práctica de relaciones sexuales frecuentes, así como las caricias y besos que se profesan los amantes, implica un intercambio de fluidos que benefician nuestro sistema inmunológico y nos permiten reforzar las defensas contra los patógenos externos. Además, cuando nos vamos a la cama con nuestro ser amado, también reducidos notablemente los niveles de estrés en el organismo, por lo que nos sentimos más tranquilos y disfrutamos de un sueño relajante.

Se ha llegado a comprobar adicionalmente, que el amor tiene la capacidad de actuar como un “analgésico natural”, pues la liberación de algunas sustancias similares a la droga, pueden mitigar o aliviar cualquier dolor muscular o sensación de agotamiento que poseamos, e incluso, cicatrizar mucho más rápido las heridas y lesiones. Si una persona se encuentra enamorada, también podrá reducir los riesgos de depresión, pues la felicidad que nos invade es incomparable.

A nivel externo, nuestro organismo también experimenta cambios importantes cuando amamos y nos sentimos amados. La presencia de hormonas sexuales permite una mejor salud para nuestro cabello, nuestras uñas, e incluso, es capaz de fortalecer los músculos. Finalmente, y a lo largo del tiempo, la construcción de una relación sólida y basada en el amor mutuo, también es capaz de incidir positivamente en nuestra salud, haciéndonos vivir más y mejor.

También te recomendamos:
Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Tags: vivir sano,
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña