INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

Los viajes y las escapadas son saludables

Los viajes y las escapadas son saludablesViajar es una experiencia estimulante, que nos ayuda a descubrir mundo, a descubrirnos a nosotros mismos, y que nos enriquece como pocas actividades pueden hacer. Por ello afirmamos que viajar es saludable, y que hacer escapadas es una actividad a la que no debemos renunciar nunca, aunque lo hagamos solo por una noche o dos.

En el siguiente artículo vamos a mostrar los motivos por los que afirmamos que viajar es bueno para la salud, para que descubras los muchos beneficios que los viajes y las escapadas aportan a nuestra salud, tanto física como mental.

Beneficios para la salud física y corporal

Viajar puede hacer que pasemos horas andando sin que nos percatemos de ello, lo que contribuye a que hagamos ejercicio, aún sea involuntariamente, y nos distanciemos del sedentarismo que puede rodear nuestra vida diaria.

Asimismo, independientemente de la salida realizaremos varias actividades beneficiosas para nuestro cuerpo. Por ejemplo, en la playa nadamos, uno de los ejercicios más completos; y en la montaña solemos escalar o esquiar, dos actividades beneficiosas para nuestros músculos y la quema de esas calorías sobrantes.

Es oportuno destacar que toda actividad física, por mínima que parezca, beneficia la circulación de nuestro organismo y reduce las posibilidades de desarrollar ciertas enfermedades. Por tanto, podemos decir que viajar y hacer escapadas también son una excelente forma de ejercitar nuestro cuerpo.

Beneficios para la salud mental y espiritual

En sentido general podemos decir que viajar mejora el bienestar de las personas. Pero para ser más específicos podemos detallar que esta actividad contribuye a que desde el punto de vista psicológico o espiritual nos hallemos a nosotros mismos y descubramos las acciones y sitios que nos hacen más felices.

Asimismo, escaparnos de la rutina diaria permite alejarnos de los problemas frecuentes, dándonos un necesario respiro para luego enfrentarlos con mejor perspectiva.

A tono con lo anterior, con las escapadas también reducimos nuestro estrés, ya que olvidamos momentáneamente las preocupaciones y las tareas hogareñas y laborales. Esto hace que nuestra mente se sienta despejada y pueda descansar mejor, mientras se recarga para luego retomar la rutina con nuevos bríos.

Otros beneficios psicológicos de viajar son el reforzamiento de la seguridad y la autoconfianza, así como el desarrollo de capacidades para lograr empatía con otros individuos.

Hoteles “saludables”

Un estudio publicado en booking nos da un dato de lo más interesante, y es que cada vez más los hoteles se están adaptando a ofrecer a sus clientes ofertas de ocio más saludables, así como una carta en sus restaurantes adaptadas a todo tipo de dietas. De esta manera es más sencillo mantener un estilo de vida sano también fuera de casa.

En España esta tendencia empezó a adaptarse en la capital, en los hoteles en Madrid, en los que se buscaba que los empresarios que llegaban a la ciudad en viajes de negocios pudieran además optimizar su tiempo personal en el hotel, y así no perder el ritmo de vida y equilibrar vida profesional y personal. Actualmente esta tendencia se está extendiendo, y cada vez son más los hoteles y las cadenas hoteleras que se están sumando al estilo saludable.

Hablamos de menús en restaurantes con dietas para vegetarianos, veganos, productos sin gluten, gimnasios cada vez más completos y con personal más formado, centros balnearios y spas, etc.

Beneficios sociales y culturales

En este sentido, los aspectos beneficiosos de viajar rebasan los límites individuales, para aportar también en lo social y cultural.

Como es lógico, durante un viaje las personas conocen gente nueva, que pueden compartir su misma cultura o tener otras diferentes. Esto incrementa la capacidad de socialización y asimilación cultural, lo que a la larga se traduce en un ser de más conocimiento y experiencia, con valores como la tolerancia y el respeto por la diversidad.

Para reafirmar lo anterior podemos examinar a una persona que haya viajado mucho. Comprobaremos que tiene formas de comprender y explicar la vida, patrones sociales y barreras culturales, diferentes a las de otra persona que no tiene tanto mundo. La causa de esa diferencia radica precisamente en la experiencia acumulada durante los viajes por tierras de distintas culturas, con otras corrientes de pensamiento, tradiciones e historia.

Beneficios de viajar en pareja

Por último, para obtener un beneficio mayor para nuestra salud mental desde el punto de vista emocional nada es mejor que viajar en pareja.

Está demostrado que cuando así lo hacemos, la pareja refuerza los vínculos emocionales que la unen y sus miembros ven en el viaje un momento ideal para trazar planes y proyectos de vida, reforzando así su unión y la confianza entre ellos.

En fin, para no hacer el recuento interminable con beneficios puntuales desde múltiples aristas, creemos que lo enunciado hasta aquí es suficiente para aceptar que viajar y hacer escapadas no son una simple actividad en la que refrescamos y gastamos algo de dinero, sino una excelente vía de mejorar nuestra salud física y mental.

También te recomendamos:
Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Tags: vivir sano,
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña