INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida en los préstamos personales?

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida en los préstamos personales?Hoy vamos a ver si realmente es obligatorio contratar un seguro de vida a la hora de solicitar un préstamo personal o no. Seguro que si has solicitado financiación en una entidad bancaria, uno de los requisitos para acceder a ese préstamo es contratar con el banco un seguro de vida. Pero la pregunta es, ¿Realmente es necesario el seguro de vida para solicitar un préstamo?

¿Tengo que contratar un seguro de vida al pedir un préstamo personal?

La respuesta es no. A pesar de que la gran mayoría de préstamos van vinculados entre otras cosas a un seguro de vida, la verdad es que el mismo no es obligatorio. Solo es un producto vinculado al préstamo que hará que el interés sea más competitivo.

Como nos comentan desde Crediting, web experta en préstamos personales, los seguros de vida no pueden ser obligatorios a la hora de conseguir financiación si nos basamos en la ley.

Ningún banco te puede obligar a contratar un seguro de vida a la hora de concederte un préstamo personal. Otra cosa es que lo ponga como añadido, es decir, sea un producto vinculado, el cual haga que el interés del préstamo sea más bajo. El objetivo de la banca no es que contrates un seguro por tu bien, sino que busca vender más seguros y así engordar su cartera de beneficios.

¿Qué pasa si no contrato un seguro de vida al contratar un préstamo?

Como ya hemos visto, la contratación del seguro de vida no es obligatoria por ley, aunque sí que es un producto vinculado que nos suelen recomendar los bancos.

El resultado más común si nos negamos contratar el seguro de vida al solicitar el préstamo es que el interés sea más alto, debido a que estaremos rechazando un producto vinculado que hace que el interés sea más competitivo. Este tipo de préstamos suelen ser conocidos como préstamos bonificados, cuantos más productos vinculados contratemos, mejor interés conseguiremos. Otro producto suele ser el seguro de protección de pagos, el cual también suele ser sinónimo de reducción del interés.

Para saber si realmente te interesa contratar el seguro o no, lo primero que tienes que hacer es hacer cuentas y ver si realmente te interesa. Tienes que sumar el gasto del seguro y restarlo al interés que te ahorrarás. Si sale positivo, entonces te interesará contratarlo, sino tendrás que ver si realmente te interesa el seguro o no. Si la respuesta es no, entonces niégate a contratar el seguro de vida, aunque esto suponga que el interés sea elevado. Como siempre suelo decir, siempre hay que comparar para elegir el préstamo que mejor encaja con nuestras necesidades. Digo esto porque puede que al subir el interés la financiación ya no interese tanto.

Por otra parte, debes saber que aunque el banco no te puede obligar a contratar el seguro, la verdad es que sí que se puede negar a concederte el préstamo si no le interesa por cualquier motivo. No suele ser muy común, pero es importante tener ese detalle en cuenta en caso de que el banco se niegue a la financiación. Normalmente los bancos más importantes suelen ser los que más rechazan préstamos cuando el cliente no quiere contratar sus productos vinculados como el seguro de vida.

¿Puedo solicitar un préstamo sin seguro de vida ni aval?

Te puedo asegurar que puedes solicitar un préstamo personal y sin aval sin problemas, debido a que ninguna de las dos cosas son requisitos fundamentales para conseguir la financiación. Es verdad que pueden ayudarte a tener más opciones a la hora de conseguir el préstamo, pero no son factores obligatorios.

En estos casos, sobre todo si el préstamo personal es de más de 3000 euros, se suele solicitar que el cliente domicilie la nómina fija en el banco. El objetivo del banco es saber que el cliente puede hacer frente a la cuota mensual que tendrá que pagar y sobre todo se asegurará que la nómina será domiciliada en el banco y en consecuencia podrá sacar beneficios de esa domiciliación. Para que te hagas a la idea, suele ser un requisito indispensable, aunque no obligatorio. No hay que olvidar que la nómina también suele ser usada como un producto vinculado, es decir, normalmente la domiciliación de la nómina hará que el interés sea más competitivo.

Con esto quiero dejarte claro que el banco lo primero que tendrá en cuenta es tu solvencia económica. Si el banco tiene una buena visión sobre tu situación económica, la probabilidad de que te conceda el dinero será mucho más alta que si la situación económica es mala. La nómina es un aval realmente bueno, pero otros avales externos pueden ser necesarios en caso de que la financiación sea importante y con el importe de la nómina no puedas asegurar la devolución. Sin olvidar que otros productos bancarios harán que el interés del préstamo pueda ser uno u otro. Solo tienes que elegir la financiación que mejor se adapte a tus intereses, tanto de interés como de cuota mensual.

También te recomendamos:
Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña