INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

¿Siestas saludables? Guía para que sí lo sean

¿Siestas saludables? Guía para que sí lo seanAunque lo pueda parecer, la siesta no es un guiño a la pereza ni un sinónimo de ancianidad. Todo lo contrario. Una investigación reciente ha demostrado los beneficios que este tipo de costumbre guarda para nuestra salud y a lo largo de estas líneas nos proponemos comentártelo. Desde ventajas a nivel cardiovascular o incluso cerebral, cuando termines de leer nuestro artículo no dudarás ni un segundo en abandonarte a los placeres de la cama cada tarde.

Sólo 30 minutos

Eso es todo lo que necesitas para reponer las energías y continuar el resto de la jornada: 30 minutos. No más. Al mismo tiempo, los investigadores también proponen que el descanso se realice en el sofá. Como curiosidad, te comentamos que el término “siesta” proviene de la antigua Roma, y se encuentra asociado a la hora solar sexta, ubicada alrededor de las dos de la tarde.

Tan sólo para tener una idea, muchos especialistas afirman que no dormir la siesta es tan malo como no comer, ya que se trata de un ciclo natural explicado a través de la disminución de la circulación sanguínea en nuestro sistema nervioso, con el fin de apoyar el proceso digestivo tras las comidas. Esta es la razón por la que regularmente sentimos un “descenso” o somnolencia tras el almuerzo, y desde esta perspectiva biológica, no cabe duda de que tomar un sueño corto en horas de la tarde es sumamente gratificante y saludable.

Sin embargo, el lado negativo de este tipo de actividad toma lugar cuando excedemos el período de tiempo recomendado. En otras palabras, una siesta demasiado larga es capaz de interferir en nuestros ciclos habituales de descanso, lo que significa que podemos llegar a experimentar insomnio en las noches, ya que, si dormimos demasiado durante el día, es totalmente razonable que en la noche no tengamos sueño, mucho más si no estamos acostumbrados a ello.

¿En el sofá o en la cama?

Ésta es una pregunta muy habitual, y la respuesta la verdad es que no es del todo concluyente. Generalmente los profesionales recomiendan que se eche en sofás o incluso en sillones si estos son cómodos, nos dicen desde SofasVitoria24. Dormir la siesta en la cama en lugar de en el sofá puede hacer que el tiempo se prolongue demasiado, y como leíamos eso hay que evitarlo. 

No obstante, si la zona donde esté el sofá no está tranquila o la iluminación no es tenue, podremos cambiar el colchón por los sofás. 

La siesta no es solo española

Aunque muchas personas asocian la siesta como una costumbre meramente española, lo cierto es que en China, India, África, Taiwán y parte del Oriente Medio, sus habitantes también practican este tipo de costumbres, e incluso, algunas organizaciones internacionales como la NASA, también han apoyado las ventajas que la siesta puede presentar para nuestra salud.

Por otra parte, investigadores norteamericanos han puesto de manifiesto la importancia de la siesta en actividades tan demandantes como el control de tráfico aéreo, lo que permite mejorar la concentración de sus trabajadores, reforzando su estado de alerta y aumentando su rendimiento de manera notable (fuente: 20minutos).

Beneficios de la siesta

En sentido general, un sueño corto recuperador de no más de 30 minutos tras el almuerzo, puede incidir positivamente en nuestra circulación sanguínea, evitando algunos padecimientos como el estrés o la presión laboral. Al mismo tiempo, la siesta optimiza nuestra capacidad de concentración, y es capaz de favorecer la memoria, la capacidad de aprendizaje y la productividad durante el trabajo.

Para añadir una razón más, debemos decir que incluso en algunas zonas tropicales del planeta, los animales acostumbran a retirarse a sus guaridas en las horas de la tarde, motivados además por el intenso calor característico de estas regiones. En resumen, para evitar la fatiga y mejorar nuestra salud, nada como una buena siesta vespertina.

Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Tags: vivir sano,
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña