INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

5 tips imprescindibles para usar un pulsioxímetro correctamente

5 tips imprescindibles para usar un pulsioxímetro correctamenteEn este artículo los expertos te explican cómo utilizar un pulsioxímetro de forma correcta. Sigue leyendo para conocer algunos tips, recomendaciones y consejos fundamentales para utilizar un pulsioxímetro correctamente de forma profesional y poder calcular el nivel de oxígeno que tienes en sangre y tu frecuencia cardíaca.

Limpia muy bien el sensor

Lo primero que los expertos indican que debes hacer si quieres usar un pulsioxímetro de calidad para poder realizar una lectura de la saturación o nivel de oxígeno que tienes en sangre y de tus pulsaciones (o realizar esta medición a alguna persona de tu familia o paciente si vas a dar un uso profesional al dispositivo) es limpiar el sensor de forma eficiente. Si de verdad quieres que un pulsioxímetro funcione bien es fundamental mantenerlo siempre en óptimas condiciones de higiene y limpiarlo antes y después de cada uso.

Para limpiarlo tendrás que apagarlo completamente para evitar que pueda dañarse. Esto se hace en la mayoría de dispositivos simplemente manteniendo pulsado el botón de encendido. A continuación bastará con abrir tu pulsioxímetro quitando la banda del lateral que sirve para cerrarlo. En ese momento ya puedes proceder a limpiar el sensor utilizando un paño suave para después volver a cerrarlo de nuevo y a colocarlo de forma eficiente revisando que has cerrado bien la banda del lateral.

Cuidado con las uñas

Además, a la hora de usar un pulsioxímetro los expertos también recomiendan hacerlo siempre con las uñas en buen estado. Si tienes las uñas sucias, presentas restos de esmalte de uñas, las tienes pintadas, etc. esto puede alterar la medición en gran medida, como nos explican los expertos de Pulsioximetro.top, con lo que en este caso resultaría muy complicado el obtener una buena medición de tu oxígeno en sangre y también de tus pulsaciones, así que ten en cuenta este punto antes de utilizar el dispositivo.

Esto es importante porque con las uñas pintadas o sucias los datos podrían no ser del todo reales y si estás monitorizando tus pulsaciones o tu oxígeno en sangre por temas de salud o por una recomendación médica sin duda es fundamental que priorices siempre tu salud por delante de la estética por mucho que te guste el llevar las uñas pintadas.

No moverse

Cuando vayamos a realizar la medición con el pulsioxímetro, tanto si queremos tomarnos los datos a nosotros mismos como si necesitamos revisar el estado de salud de un familiar o de algún paciente es importante que tengamos claro que no podemos movernos durante el proceso. Es fundamental hacer la medición permaneciendo tan quietos como podamos y sin movernos para que los resultados se acerquen tanto como sea posible a la realidad.

Si nos movemos o hablamos durante la medición podemos alterar los resultados y habrá que volver a repetir todo el proceso para conseguir obtener predicciones más fiables.

Estar en reposo

Además de no movernos y mantener la misma posición es importante tomarnos estos datos siempre en estado de reposo. Esto quiere decir, a no ser que seamos deportistas con un gran estado de forma que recuperamos rápidamente, que como mínimo tendrás que estar en reposo durante cinco minutos antes de realizar la medición.

En caso contrario es posible que tus datos puedan llegar a verse alterados, que la saturación de oxígeno no se corresponda con la realidad y que la frecuencia cardíaca registrada en la medición sea mucho más alta de la que tienes realmente en un contexto relajado y real.

Toma nota de los resultados

Por último resulta fundamental que tras realizar la medición con el pulsioxímetro anotes de forma eficiente los resultados, tanto si estás realizando esta medición para monitorizar tu salud como si tienes que controlar la salud de otra persona, familiar o paciente. Esto es importante sobre todo si lo de utilizar el pulsioxímetro es por prescripción o recomendación médica para controlar tu estado de salud. Es importante tener muy en cuenta este punto y realizar siempre las mediciones recordando anotar todos los datos obtenidos.

Si encuentras algo que te parezca extraño en tus mediciones no te olvides de comentarlo con tu médico, así como si estás controlando el estado de salud de otra persona de esta manera podrás monitorizar de forma mucho más eficiente su evolución para ayudarle a sentirse mejor y controlar su salud de forma sencilla.

También te recomendamos:
Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña