INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

Zonas erógenas de la mujer y del hombre

Zonas erógenas de la mujer y del hombre

Conocer las zonas erógenas de nuestra pareja es fundamental para hacerla disfrutar al máximo y en consecuencia conseguir que las relaciones sexuales y de pareja sean más placenteras.

Como nos comentan las mejores escorts de Madrid, si se conocen y se estimulan las zonas erógenas del hombre o de la mujer, no es necesaria la masturbación. El placer se puede conseguir de diferentes maneras, por lo que es importante conocer esas zonas para estimularlas y así conseguir un mayor placer. Sin olvidar que esa estimulación puede unir más a la pareja.

Zonas erógenas de la mujer

7 zonas erógenas de la mujer

Como nos informan desde este portal de escorts de lujo en Madrid, las zonas erógenas de la mujer son muchas y la gran mayoría pasan desapercibidas. Gracias a las chicas de Carla Mila, las hemos conocido y te las mostramos. Así te será más fácil estimularlas correctamente para crear una respuesta sexual.

1- Orejas

Realmente las orejas no destacan por ser muy eróticas, pero sin lugar a dudas pueden tener un papel muy importante a la hora de crear una estimulación sexual.

Las orejas cuentan con una gran cantidad de terminaciones nerviosas, las cuales se pueden estimular para conseguir la ansiada excitación. Con solo una caricia, se puede conseguir una cierta estimulación. Pero si el ambiente es algo más íntimo, se puede usar la lengua para acariciar las orejas y así crear un estado superior de excitación.

Otra opción puede ser la de besar con cuidado el lóbulo de la oreja o masajear con los labios. Seguro que a tu pareja le gustará mucho.

2- Cuello

Es una zona erógena que suele gustar mucho a las mujeres. Eso sí, debes tener mucho cuidado con los conocidos chupetones. A muchas mujeres no les gustan, mientras que a otras les parecen interesantes. Para evitar malos entendidos y romper la esencia del momento, pregúntala.

3- Labios

Como nos indican las escorts de Madrid, es una de las zonas más expuestas. Los labios cuentan con una gran cantidad de terminaciones nerviosas, lo que hace que sean de las partes erógenas más importantes de la mujer.

Los besos son una gran herramienta para fomentar la estimulación. Para tener éxito, lo más recomendable es comenzar con un beso suave y delicado y según se avanza, ir aumentando la intensidad y pasión.

Otra opción de estimular los labios es a través de las caricias suaves con los dedos. Por ejemplo, puedes acariciar los labios de la mujer para anunciarle que la vas a besar. Un juego muy divertido que evitará errores. Si tocas sus labios y se retira, es porque ella no quiere nada. Un juego que te dirá si ella está o no lista para el beso.

4- Manos

Es otra de las partes del cuerpo que no suelen relacionarse mucho con el sexo, pero con una buena estimulación podrás conseguir tener éxito.

Por ejemplo, si quieres comprobar si tu pareja está lista para dar el siguiente paso, prueba a coger su mano y a masajearla. Si ves que no la retira, eso quiere decir que en cierta manera está preparada para ser querida y en consecuencia posteriormente podrás centrarte en otras zonas erógenas más íntimas. En cambio, sí rápidamente retira la mano, es porque no se siente a gusto con tu compañía.

Masajear correctamente la mano puede crear una sensación de unión que ayudará a obtener mejores resultados en las caricias de otras zonas erógenas.

5- Senos

Es una de las zonas más conocidas. Pero a la hora de realizar la estimulación de los senos, siempre debes hacerlo con delicadeza porque es una zona sensible y delicada.

Dependiendo de la mujer, la intensidad de la estimulación será una u otra. Lo que está claro es que ella te irá dando las indicaciones para obtener el placer que estás a punto de darla. No seas muy brusco, sobre todo al principio para evitar que el placer se convierta en dolor.

6- Muslos internos

Se considera una zona erógena muy excitante, aunque muchas personas se suelen olvidar de esa zona.

Para tener éxito, lo más recomendable es acariciar los muslos poco a poco e ir subiendo hacia la vulva. La combinación de besos y caricias harán que te sea mucho más fácil excitar a la mujer.

7- Vulva

Es la zona más conocida, pero la última que tenemos que estimular para que el proceso sea evolutivo. A la hora de realizar la estimulación de la vulva, podemos hacerlo a través de una estimulación oral o manual. Y ya que estás en esa zona, presta especial atención al clítoris.

Es importante aprender a estimular el clítoris para conseguir darle un plus de placer y conseguir que la experiencia sea mucho más placentera. No debes olvidarte de esa zona o la mujer se podría quedar a la mitad.

Zonas erógenas del hombre

7 zonas erógenas del hombre

A pesar de que algunos hombres se niegan a afirmar que tienen zonas erógenas, la realidad es muy distinta. El hombre tiene zonas erógenas muy sensibles y algunos ejemplos te los vamos a presentar a continuación.

1- Orejas

Como nos indican las escorts, una de las mejores opciones para conseguir estimular al hombre en un primer momento es a través de las orejas.

Es una manera de probar si el hombre está abierto a dar un paso más o no. Sin olvidar que es una zona muy sensible a través de la cual se puede emocionar o calmar al hombre.

2- Labios

Los labios tienen muchas terminaciones nerviosas y es importante estimularlas correctamente para conseguir un plus de excitación del hombre.

Con los besos se puede conseguir una excitación elevada, pero se recomienda ir de menos a más. Eso ya depende de la técnica que use la mujer con el hombre. Lo importante es ir evolucionando para que la temperatura vaya de menos a más.

3- Cuello

Muchas chicas saben que el cuello es una zona erógena de los hombres, por ese motivo se lanzan a dar pequeños masajes para llamar su atención.

Pero cuando la cosa va a más, puedes pensar en estimular la nuca y la zona del cuello a la vez. En ese caso, no sólo puedes usar las manos, también puede ser una buena idea dar pequeños mordisquitos, pero sin hacer daño ni dejar marca. A algunos hombres les gusta mucho que les pasen los dedos de manera suave por el cuello hasta la zona del pelo.

4- Pecho

Es una zona erógena, pero inferior a la que tienen las mujeres. Dependiendo del hombre, pueden conseguir más o menos placer.

Para que te hagas a la idea, a casi todos los hombres les gusta que les toquen el pecho con delicadeza. Lo que ya no gusta a todos los hombres es que les chupen los pezones. Ten cuidado, si lo haces podría provocar que el momento de excitación se rompiese si no le gusta. Preguntarle puede ser una buena opción.

5- Espalda

A pesar de que muchas personas no lo saben, la espalda es una zona grande y erógena. Acariciar la espalda puede ser una gran opción. Por supuesto, para crear un plus de excitación lo que se puede hacer es optar por comenzar por los hombros e ir bajando hasta la cintura.

Un buen masaje de espalda también puede ser considerado como un buen preliminar.

6- Pene

Es la zona erógena más sensible. Pero las chicas de Carla Mila nos comentan que el pene está dividido en cuatro partes que deben ser estimuladas correctamente.

Hay que estimular la cabeza, el eje, rafe y la base, siendo esta última parte la menos sensible. Recuerda, el pene es una zona muy sensible, todo hay que hacerlo con delicadeza si no quieres provocar daño y romper la excitación del momento.

7- Perineo

Es la zona que se encuentra en la zona entre la abertura anal y el escroto. Cuando estimulas esta zona, de manera indirecta también puedes estimular de manera indirecta el punto G.

Pero no todos los hombres están dispuestos a que la mujer pase la línea, si ves que no quiere, no insistas. 

También te recomendamos:
Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña