INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud del niño

Después de los 6 meses

Jueves, 27 de agosto de 2009.

Después de los 6 mesesDel 1º al 6º mes

Conforme pasa el tiempo, os sentiréis mas sueltos en la relación con vuestro bebé, con menos ansiedad y miedo, favorecido porque el niño/a  poco a poco se va regulando en la alimentación, en el sueño, os recompensara sobre los 2 meses con una sonrisa, y más adelante, sobre los 4-6 meses, será capaz de levantar la cabeza y el pecho apoyándose en los antebrazos, entre otras cosas.

EN CUANTO A LA ALIMENTACIÓN:

Si estas dando lactancia materna (pecho), y no has tenido problemas, continua así, a tu bebé no le hace falta nada mas, el niño saca del pecho lo que necesita y en la cantidad precisa. Tu hijo/a a esta altura llegara a dominar perfectamente la lactancia, y si has conseguido que la teta no sea un chupete es posible que tengas, incluso a demanda, unos horarios más fijos.

Si estas dando lactancia artificial (biberón) recuerda que debes seguir con leche de inicio y que el bebé hará 6-7-8 tomas al día, en una cantidad que se ira aumentando progresivamente según las necesidades de cada bebé. Nunca aumentes las cantidades de biberón si él no te lo pide.

NO TE OLVIDES que los cacitos son rasos; que un cacito por cada 30 cc de agua; y que se aumenta de 1 cacito en 1 cacito, NO ½.

Bien si estas dando el pecho, el biberón, o los dos, recuerda que a partir de los 4 meses si vuestro hijo/a tiene una ganancia de peso y altura normales, y no ha tenido perdidas y/o estancamientos de peso, no hay porque introducirle hasta los seis meses ningún alimento, si fuera necesario el servicio de pediatría os lo recomendara.

Respecto a la alimentación complementaria tienes que tener claro que: "lo ideal es no utilizar la alimentación complementaria hasta los 4-6 meses; Y MEJOR  A PARTIR DE LOS 6 MESES porque sus funciones digestivas han madurado y sus necesidades alimentarias requieren de nuevos alimentos".

Siguiendo todos los consejos que te hemos dado anteriormente sobre el baño, sueño, habitación, ropa, y prevención de accidentes garantiza los cuidados que tu hijo necesita hasta los 6 meses.

Entre los 4 y 6 meses comenzará con el fenómeno de las "movidas dentales", no siendo frecuente que en estos momentos aparezcan los dientes. Aunque todos conocemos a alguien con dientes a los tres, cuatro o cinco meses.

Despues de los 6 meses

Vuestro niño/a apoyándose es capaz de mantenerse sentado, e incluso agarra un sonajero, y si lo ponéis boca abajo levantara el tronco apoyándose en las manos. A partir de ahora ira mes a mes aumentando su dominio corporal, y, entre otras cosas, comenzara a coger objetos y a tirarlos para ver como caen y  el ruido que hacen.

Mas tarde se iniciara en el gateo, y cuando lo consiga empezaran tus preocupaciones para poder controlarlo. Desde este momento el ponerse de pie apoyándose en las manos y el echar a andar es solo cuestión de tiempo, y que cada niño lo hace en su momento.

Como ves el bebe "ya no es tan bebe", esta comenzando una nueva etapa de su vida mas activa....

Alimentación

Si no ha habido ningún problema que nos haya obligado a adelantar la introducción de algún tipo de alimento, lo único que le habréis dado hasta este momento es leche, materna o adaptada. En caso de necesidad vuestro pediatra o medico puericultor ya habrá introducido en la alimentación de vuestro hijo los cereales sin gluten y la fruta. Pero para seguir un orden en la explicación vamos a suponer, como ocurre en la mayoría de las ocasiones, que no habéis tenido problemas.

Los alimentos se van introduciendo de uno en uno, dando tiempo para ver las posibles reacciones adversas, para que se acostumbre a los distintos sabores, texturas y que aprenda a comer con la cuchara. La introducción será sin prisas, con calma y tranquilidad, dejando entre un alimento y otro unos 7 días.

Comenzaremos por introducir en una de las tomas los CEREALES SIN GLUTEN (arroz, maíz, soja y tapioca) lo mejor es darlos con plato y cuchara, y no con biberón. La cuchara que sea de silicona con lo que evitamos el peligro de dañar las encias. Procuraremos a los cereales sin gluten adicionarle leche materna o adaptada, ya que de esta forma sabremos la cantidad exacta de leche que le estamos dando. Procurar que quede bastante líquido para que no le resulte demasiado pesado al niño. Ya habrá tiempo de espesarlo.

Las primeras veces que se la administremos podemos dar primero el pecho o el biberón y detrás la papilla. Os recomendamos que se la deis en el momento que más atención podéis prestar al bebé.

Cuando ya hayamos introducido los cereales, y no haya habido problemas, pasamos a la FRUTA. Comenzaremos, por ejemplo, por la manzana, cogeremos un trozo de manzana, le añadiremos un poco de leche (p.e. 60 cc) y los batiremos con una batidora, no le añadiremos azúcar. Durante unos 7 días se lo daremos en la hora de la merienda con plato y cuchara.

Si no hay ningún tipo de reacción al alimento pasaremos a la pera, lo haremos igual que antes, si no hay problemas pasaremos al siguiente paso. Ahora unimos manzana+pera+leche, se lo daremos durante unos días (7), y si no hay reacción pasaremos al siguiente, al plátano, y se lo daremos solo añadiéndole un poco de leche, todo batido y durante unos días. Esta fruta produce rechazo en algunos niños, por resultarles algo pesada o por que le ocasiona molestias, en este caso retirarla y ya se la intentaremos meter mas adelante.

En caso de no haber problemas, mezclar: manzana+pera+plátano+leche, e igual que antes se lo damos unos días (7), y si no aparecen problemas podemos ir enriqueciendo la papilla añadiéndole zumo de naranja, otras frutas, mas leche, etc. No añadir, ni dar, galletas CON GLUTEN, leche condensada, miel, azúcar, ni sacarina.  Cada vez que introduzcas un alimento nuevo recuerda que no debes introducir nada mas durante unos días (7).

Si es conveniente que recordéis que no debéis darle fresa, freson, mora, frambuesa, higos, melocotón, uva, o frutas tropicales, que deberán esperar a mucho mas adelante para poder ser introducidas en la alimentación del niño.

Una vez introducida la fruta comenzareis a dar VERDURA y HORATALIZAS, podéis dar: Patata, zanahoria, apio, puerro, calabacín, calabaza y judías.

No debéis de dar: col, coliflor, nabo, cebolla, ajo, espárragos, espinacas, y remolachas en un principio.

Comenzaremos por darle la verdura en forma de caldo, solo el caldo, para probar la tolerancia e iniciarlo en los sabores, y posteriormente pasaremos a dárselo en forma de puré. Para cocinarlos podéis añadirle un poco de aceite virgen de oliva, y ningún otro condimento si no os lo permite su pediatra.

Si el niño/a se ha tomado bien las verduras y no ha habido reacciones entonces comenzaremos a añadirle al puré la CARNE. Primero le añadiremos el pollo, después el pavo, la ternera, la vaca y por ultimo el cordero.

El cerdo lo dejaremos para mas adelante. Y las vísceras no son convenientes por su exceso de grasa (colesterol).

Llegado este momento tendrá unos 9 meses y le estaremos dando:

  • Desayuno: cereales sin gluten (+/- pecho o biberón).
  • Almuerzo: pecho o biberón.
  • Comida: verduras con carne (+/- pecho o biberón).
  • Merienda: papilla de fruta (+/- pecho o biberón).
  • Cena: pecho y/o biberón.

Aunque aquí sobre el papel parece muy sencillo, es posible que no lo sea y que os cueste mucho introducir la alimentación a vuestros hijos. Tener en cuenta que esto también forma parte de su educación, y que debemos enseñarle poco a poco que hay que comer de todo aunque no nos guste, y vosotros recordar al darle la comida que no porque le metamos mas por la boca lo estaremos haciendo mejor.

A partir de este momento la introducción de nuevos alimentos puede ir variando en el tiempo según considere oportuno su pediatra o medico puericultor.

La leche de continuación podéis comenzar a dársela a partir de los 7-8 meses. Si estáis dando el pecho continuar con él, no creo que vuestro hijo/a se oponga.

Entre los 10-12 meses se puede introducir el YOGURT tradicional, sin azúcar, los nuevos yogures de inicio con leche adaptada, se pueden dar desde los seis meses previa autorización del médico. Los CEREALES CON GLUTEN podéis comenzar a darlos a los 9-10 meses. Las LEGUMBRES (lentejas, garbanzos y judías) y la pasta se pueden dar a los 10 meses, y podemos añadirlos a las verduras y al arroz, con lo que conseguiremos aumentar su valor nutricional.

Después de los 10 meses podemos comenzar a introducir el PESCADO BLANCO, y no antes de los 11 meses el HUEVO, empezando por la yema.

Al llegar al año el niño tomara una dieta variada, todavía algo triturada, cada vez menos pasado de la batidora y el pasapurés, al tenedor y a los trocitos de forma progresiva según lo tolere el niño. Se evitaran los aditivos, salsas, picantes, etc, y todas aquellas comidas fuertes.

Ya a los 12 meses puedes darle el huevo entero y dejaremos para mas adelante el PESCADO AZUL (18 meses), y otros tipos de alimentos por su preparación, como los fritos. La LECHE DE VACA si es posible no antes de los 15-18 meses.

ALGUNAS NOTAS PARA UNA CORRECTA ALIMENTACION:

Es importante que recordéis que si hacéis una comida con verdura y vais a congelar algunas raciones, estas no deben de permanecer mas de 48-72 horas en el congelador, y que por tanto es conveniente que lo que cocinéis no sea para mas allá de 2-3 días.

Usar baberos con reverso de plástico. Apartir de los 6-9 meses, la mayoría de los niños desean tocar la comida, coger la cuchara y la taza, y es natural que se ensucien mientras comen. No hay que ser excesivamente rigurosos con que no se ensucie, ni tampoco demasiado tolerantes. Debe haber seguridad durante la comida y no dejes al niño nunca solo mientras come.

En los niños con padres, hermanos o familiares con problemas alérgicos (intolerancias digestivas, rinitis, asma, eczemas), se retrasará la introducción de aquellos alimentos más alergenicos: pescado, huevo, platano, fresa, kiwi, tomate, frutos secos, chocolate, conservas, embutido, etc. En estos niños es muy importante que se procure dar lactancia materna exclusiva los primeros seis meses de vida, siempre que sea posible.

Considerar el habito intestinal del niño. En estreñidos debes dar: naranja, uva, verdura, avena y cereales integrales. Si tiene tendencia a diarrea usar manzana, plátano zanahoria y arroz.

El niño debe comer de cada uno de los principales grupos de alimentos: lácteos, carnes y pescados, cereales, vegetales y frutas, de esta forma se garantizara una dieta correcta y compensada. Las galletas pan y golosinas, entre otros, quitan el apetito al niño, sobre todo si se dan entre horas.

Otros cuidados

Baño

Continuara siendo diario con jabones suaves, pueden ser un poco ácidos,  secado con toallas suaves. Cuidar la temperatura y el lugar del baño.

Ropa

Siempre debemos procurar que la ropa sea cómoda y de fácil colocación. Cambiarlos de pañal con cada micción y defecación. Lavaremos la ropa con detergentes suaves y la aclaremos bien. Evitar los tejidos de fibras.

Habitación

Limpia y ventilada todos los días. No fumar en la casa.

Sueño

Insistir en unos buenos hábitos de sueño:

Acostar y levantar al niño temprano; procurar que la siesta no sea larga; el baño antes de acostarlo; si se despierta ir a verlo pero no cogerlo.

No darle medicación sedante.

Dentición

Los primeros dientes suelen aparecer sobre los 6 meses (aunque algunos un poco antes o un poco después) y los últimos dientes de leche sobre los 30 meses. Aparecen de forma irregular, pero en general primero incisivos, luego caninos, premolares y molares. Algunas veces no siguen esta forma de aparición pero es completamente normal.

Chupete

No debe de tener, solo crea problemas.

Calzado

Cuando gatean: En esta fase el calzado ha de dar protección contra el frió, la humedad y otras lesiones. Tiene que adaptarse a la forma del pie, crecimiento y desarrollo del niño. Debe tener puntera amplia, para dar libertad a los dedos tanto en movimiento como en la posición. Y de corte flexible para adaptarse al crecimiento.

Cuando caminan: El zapato debe tener puntera amplia, ser de materiales flexibles para permitir todos los movimientos del pie, permitir un abrochamiento correcto para conseguir una función protectora, su interior suave y sin costuras, y que permita al niño percibir las irregularidades del terreno.

Prevención de accidentes (6 a 12 meses)

Además de los que indicamos en los meses anteriores hay que tener en cuenta que el niño comienza a dominar y explorar su entorno, gatea e intenta cogerlo todo, por lo que:

Evitemos que se lleve cosas a la boca.

Evitaremos las intoxicaciones con productos de la limpieza y detergentes.

Así como las quemaduras, sobre todo las de la cocina.

Proteger los enchufes con dispositivos adecuados, y controlar la manipulación de interruptores y aparatos eléctricos.

Utilizar protectores solares cuando el niño este al sol, p.e. un factor 15 en invierno y no menos de un 25 en verano, pero que sean filtros físicos u orgánicos.

No utilizar el famoso taca-taca.

En el coche utilizar las sillas especiales para cada edad en sentido contrario al de la marcha, a no ser que este indicada para el sentido de la marcha, mejor en los asientos traseros, si el niño es pequeño (6-7 meses) puede ir en los delanteros en contra de la marcha.

Llevar especial cuidado en verano con las quemaduras solares y la deshidratación.

Recuerda que la seguridad de tu hijo depende en gran medida de ti y de todos los que a diario están con el niño.

Educación en valores

Como ya os indicamos desde el principio nunca es demasiado pronto para educar a tu hijo/a en valores como el amor, la amistad, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, etc.

La estimulación, es aunque no lo parezca, una de las bases fundamentales para el desarrollo psicomotor de tu hijo, por tanto háblale, explícale todo, juega con él, acarícialo, ríñele... de esta forma aprende y se educa.

Los juguetes específicos para bebés de más de 6 meses ayudan en la estimulación, desarrollo y la correcta educación de un bebé. Estos juguetes están diseñados para proporcionar al bebé los estímulos adecuados para desarrollar su coordinación psicomotriz y ejercitar músculos, y comenzar a desarrollar su imaginación y creatividad.

Hemos estado juntos todo un año, en el cual hemos intentado ayudarte a pasar por terrenos desconocidos, a partir de ahora los cuidados que le deis a vuestro hijo van a cobrar una gran importancia; como siempre es fundamental que le dediques tiempo y seguir cuidándolo como hasta ahora: como una GRAN MADRE y un GRAN PADRE.

Categorías: Salud del niño,
Compártelo:
Tags: desarrollo,
Artículos relacionados
Lunes, 14 de agosto de 2000.
Lunes, 20 de noviembre de 2000.
Sábado, 21 de enero de 2012.
Domingo, 6 de mayo de 2001.
Lunes, 20 de julio de 2009.
Lunes, 29 de septiembre de 2008.
Viernes, 9 de octubre de 2009.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña