INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Urgencias

Síncope

Domingo, 5 de noviembre de 2000.

SíncopeEl síncope es una patología muy frecuente en la consulta del médico de atención primaria y en los servicios de urgencias, producido por múltiples causas, y con un significado tanto de gravedad como de tratamiento muy distinto, que va a depender de muchas circunstancias (edad del paciente, causa del síncope, enfermedades asociadas, síntomas acompañantes, etc.).

Por todo ello es difícil simplificar todo lo que conlleva la palabra síncope, por lo que en esta primera toma de contacto, vamos a dar unas pinceladas generales. Posteriormente y en siguientes capítulos iremos introduciendo los síncopes más frecuentes en la vida diaria y aquellos con un significado pronóstico de mayor gravedad.

¿Qué es el síncope?

Es la pérdida súbita y transitoria de la conciencia y del tono postural, con recuperación completa y espontánea en un breve plazo de tiempo (casi siempre de pocos minutos de duración).

El mecanismo de producción en la gran mayoría de los casos de síncope es una caída brusca de la oxigenación cerebral.

La caída brusca de la oxigenación cerebral puede deberse a:

  • El corazón
  • Los vasos sanguíneos
  • El volumen sanguíneo (hipovolemia)
  • Una falta de oxígeno generalizada en todo el organismo (hipoxia sistémica) 

Un fallo en la perfusión sanguínea cerebral por una alteración en:

Como hemos indicado en la introducción del tema las causas que pueden producir un síncope son múltiples, muy variadas y de trascendencia pronóstica muy distinta.

Enumeraremos las causas más frecuentes, diferenciando dos grandes grupos, los de causa cardiaca y los de causa no cardiaca.

¿Cuáles son las causas de origen cardíaco?

  • Alteraciones de la válvula aórtica
  • Alteraciones de la válvula mitral
  • Patología de la aorta (disección aórtica)
  • Hipertensión arterial
  • Taponamiento cardiaco
  • Tromboembolismo pulmonar
  • Alteraciones del ritmo cardiaco: Taquiarritmias (frecuencias cardiacas altas), Bradiarritmias (frecuencias cardiacas bajas)

¿Cuáles son las causas de origen no cardíaco?

- De causa circulatoria

  • Vasovagal (lipotimia)
  • Ortostático (según la postura)
  • Refleja Hipovolemia
  • Por isquemia vascular cerebral
  • Por crisis epiléptica no convulsiva
  • Crisis de ansiedad (por hiperventilación)
  • Trastorno de conversión
  • Anemia
  • Hipoglucemia
  • Intoxicación alcohólica
  • Drogas
  • Fármacos hipotensores

- De causa circulatoria

- De causa neurológica

- Psicógeno

- Miscelánea

- De origen desconocido

¿Cuándo debemos sospechar un síncope?

La manifestación fundamental es la pérdida de conciencia, que en general va a tener unas características muy parecidas en todos los tipos de síncope:

  • De inicio brusco
  • Duración de muy pocos minutos
  • Recuperación completa
  • No suele haber relajación de esfínteres
  • No suele haber movimientos convulsivos
  • No suele haber mordedura de lengua 

En algunas ocasiones la pérdida de conciencia no es completa denominándose cuadro presincopal: (cceso repentino de mareo, debilidad y sensación de pérdida inminente de la conciencia sin llegar a perderla).

También van a ser muy importantes los posibles síntomas acompañantes, casi siempre previos a la pérdida de conciencia, y que van a depender de la causa que origina el episodio sincopal:

  • Dolor torácico
  • Palpitaciones
  • Sudoración profusa
  • Cefalea
  • Mareo e inestabilidad
  • Dificultad respiratoria

¿Cómo saber que es un síncope?

Lo más importante para el diagnóstico de un síncope es la historia clínica con la descripción detallada del episodio, bien por parte del paciente o de un observador del acontecimiento.

Para la etiqueta definitiva del tipo de síncope es necesario desglosar detalladamente la descripción del episodio sincopal:

  • Circunstancias en las que ocurre: postura, en reposo o en ejercicio, en un sitio cerrado,...
  • Síntomas premonitorios: náuseas, sudoración,...
  • Síntomas asociados: dolor torácico, palpitaciones, cefalea,...
  • Síntomas posteriores a la recuperación de la conciencia: somnolencia, déficit neurológico,...

Otros datos a tener en cuenta en la evaluación inicial de un síncope son:

Los antecedentes personales del paciente: episodios previos parecidos, enfermedades cardiológicas y neurológicas conocidas, toma de fármacos, alcohol y drogas.

  • Palpitaciones
  • Sudoración profusa

Exploración física completa del paciente: puntualizando los datos de mayor interés ante un paciente que ha sufrido un síncope:

  • Toma de la tensión arterial tumbado, sentado y de pie.
  • Exploración cardiovascular completa.
  • Exploración neurológica.
  • Búsqueda de signos de hipovolemia.

¿Qué pruebas hay que realizar para confirmar la causa?

Inicialmente realizaremos una batería de pruebas complementarias rutinarias y no invasivas para el paciente, con las que fundamentalmente descartaremos las causas más importantes y graves de un síncope.

Analítica sanguínea:

  • Glucemia
  • Hemoglobina
  • Urea y creatinina
  • Iones
  • Electrocardiograma basal

Posteriormente y en dependencia de cada caso y de la sospecha etiológica previa realizaremos una batería de pruebas más completa e invasiva para el paciente: radiografía de tórax, ecocardiograma, TAC cerebral, holter, estudios electrofisiológicos, electroencefalograma, etc.

¿Cómo se soluciona?

El episodio sincopal como tal no tiene tratamiento específico, ya que es autolimitado y con recuperación completa por parte del paciente en la gran mayoría de casos.

Es muy importante no hacer ninguna maniobra agresiva sobre el paciente durante el episodio sincopal, ya que como hemos comentado se soluciona espontáneamente y podemos dañarle innecesariamente.

Habrá, no obstante, que asegurarse que el paciente respira espontáneamente y tiene pulso.

El tratamiento definitivo, para que el paciente no vuelva a tener más episodios sincopales, va a depender en cada caso de la causa que lo produzca.

¿Qué consecuencias puede tener?

La respuesta es muy parecida a la del tratamiento definitivo, ya que va a depender de la causa que lo produzca, existiendo síncopes absolutamente leves y que el único problema sea el posible traumatismo al perder la conciencia, y hay otros sincopes con un pronóstico grave en dependencia de la patología que subyace y que ocasiona los sincopes.

¿Cómo lo evito?

Lo fundamental es llegar a la causa que lo produce y valorar la posibilidad del tratamiento definitivo si ello es posible; por ejemplo, un paciente con cuadros sincopales por bradiarritmias (frecuencia cardiacas bajas) se puede solucionar con la implantación de un marcapasos cardiaco.

Si el tratamiento definitivo no es posible, intentaremos evitar aquellas circunstancias que nos provocan un cuadro sincopal: cambios bruscos de temperatura, cambios posicionales (levantarse bruscamente), giros de cabeza, ejercicio físico intenso, sitios cerrados, fiebre, dolor intenso, estrés, deshidratación, etc.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Un primer episodio de síncope requiere la atención médica en un centro de salud o en un Servicio de Urgencias lo antes posible, para poder descartar causas de síncope grave o que requieran tratamiento urgente u hospitalización.

Categorías: Urgencias, Actualidad,
Compártelo:
Artículos relacionados
Lunes, 15 de abril de 2013.
Viernes, 12 de abril de 2013.
Lunes, 11 de febrero de 2013.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña