INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Enfermedades cardiovasculares

Las arritmias cardiacas

Lunes, 3 de abril de 2000.

Las arritmias cardiacas¿Cómo late el corazón?

El corazón es un músculo cuya función es contraerse como si fuese una pelota para expulsar la sangre que contiene. Tiene cuatro cámaras: dos aurículas y dos ventrículos. La sangre entra por las aurículas y sale por los ventrículos.

Cuando las aurículas se contraen, los ventrículos se relajan, permitiendo el paso de sangre a su interior, llenándose. A continuación se contraen los ventrículos y las aurículas están relajadas, llenándose de sangre de nuevo. Este proceso se repite continuamente. De la aurícula derecha pasa al ventrículo derecho y va a los pulmones, donde se oxigena, vuelve a la aurícula izquierda y luego al ventrículo izquierdo que la envía al resto de cuerpo.

Cada contracción del corazón facilita la salida de sangre. Las contracciones se producen por estímulos eléctricos rítmicos que se producen en el nodo sinusal (un grupo de células situadas en la aurícula derecha que se estimulan autónomamente, sólo necesitan recibir oxígeno y glucosa), luego se trasmite este impulso a través de un pequeño camino hasta el nodo auriculo-ventricular (situado entre las aurículas y los ventrículos), de este nodo se trasmite a través de pequeñas fibras (Haz de His) a ambos ventrículos.

Primero se contraen las aurículas, expulsando la sangre a los ventrículos, y luego lo hacen estos, permitiendo que se llenen las aurículas. Se consigue así un flujo continuo de sangre.

Se llama ritmo sinusal a los latidos normales del corazón. Cuando estos nodos o las vías que utilizan para enviar los impulsos eléctricos se alteran se produce las arritmias.

¿Que es una arritmia?

Se trata de una alteración del ritmo cardiaco, que se hace irregular, con una frecuencia más rápida o más lenta de lo normal. En reposo, el corazón late a una frecuencia entre 60-100 latidos por minuto. Cualquier frecuencia entre estas cifras es normal. Cuando la frecuencia se sitúa por debajo de 60 latidos por minuto (lpm), se habla de bradicardia y si la frecuencia es superior a 100 lpm se trata de una taquicardia.

Un ejemplo de taquicardia fisiológica, es decir, no patológica, es cuando corremos o hacemos algún ejercicio, el corazón se acelera y se produce una taquicardia. También es fisiológico durante el estrés, emociones, etc. También se produce un aumento de la frecuencia con la fiebre o un dolor, que se normalizará al desaparecer esa situación. En atletas es habitual que presenten una bradicardia fisiológica, con frecuencias cardiacas inferiores a 60 lpm.

Las taquicardias pueden aparecer con o sin cardiopatía de base, siendo más graves en el primer caso. Las enfermedades o sustancias que producen arritmias son:

  • Infarto de miocardio
  • Insuficiencia cardiaca
  • Hipoxemia
  • Hipercapnia
  • Hipotensión arterial
  • Trastorno de los electrolitos (calcio, potasio, magnesio)
  • Efectos tóxicos de medicamentos
  • Cafeína
  • Etanol
  • Hipertiroidismo
  • Feocromocitoma

Las bradicardias se pueden también producir por enfermedades del corazón o por otro tipo como:

  • Hipotiroidismo
  • Enfermedades hepáticas
  • Hipotermia
  • Fiebre tifoidea tifoidea
  • Brucelosis

¿Qué síntomas tiene un enfermo con una arritmia?

Las arritmias pueden dar síntomas o no. Debemos acudir al médico si notamos:

  • Hipotiroidismo
  • Enfermedades hepáticas
  • Hipotermia
  • Fiebre tifoidea tifoidea
  • Brucelosis
  • Palpitaciones
  • Dolor de pecho
  • Fatiga o disnea
  • Cansancio
  • Sudoración
  • Confusión
  • Síncope 

Además, pueden aparecer los síntomas de la enfermedad que ha causado la arritmia, como el hipotiroidismo.

¿Cómo sabe el médico que tenemos una arritmia?

El médico te preguntará sobre otras enfermedades que puedas tener y que podrían ser el desencadenante de la arritmia, como hipertiroidismo, enfermedades pulmonares, problemas cardiacos, enfermedades reumáticas, ingesta de alcohol o drogas.

Durante el examen físico el médico tomará las pulsaciones, observando si la frecuencia cardiaca es normal. También lo observará durante la auscultación cardiaca. Con la auscultación podrá oír si existe algún soplo cardiaco, que aparecen en algunas enfermedades, ya sea por estrechamiento de las válvulas o por estar dilatadas, produciendo turbulencias en la sangre y dando uno sonidos característicos.

Posteriormente se realizarán algunas pruebas complementarias que llevarán al diagnóstico definitivo. Se comenzará con las pruebas más simples y, según la necesidad, se realizarán otras más complejas. No siempre se necesitará realizar todas ellas.

Electrocardiograma (ECG): Se trata de un registro de los latidos cardiacos. Nos permite ver la frecuencia y si hay alguna alteración en el ritmo.

ECG durante el ejercicio: Igual al anterior pero el paciente realiza ejercicio a través de una cinta de correr. Esto permite observar si hay alguna patología cuando el corazón late deprisa.

Holter: Durante 24 horas el paciente lleva junto a su cuerpo una máquina que recoge todos los latidos del corazón (similar a un ECG) y el paciente anota en una libreta cada uno de las actividades que ha realizado durante ese día: ducharse, caminar, hacer la compra, comer, dormir, etc. Con esta prueba podemos ver si al realizar cierta actividad se alteran los latidos o aparece una arritmia que es asintomática y que por otro medio no sería detectada.

Ecocardiograma: permite observar si el corazón tiene alguna lesión estructural, si es grande, si está dilatado o las paredes están engrosadas, etc.

Estudios electrofisiológicos: Se realiza mediante un catéter que llega hasta el corazón. Mediante estímulos eléctricos se detecta el tipo de arritmia y, en ocasiones, cuál es el mejor tratamiento.

Pruebas de laboratorio: hormonas tiroides, gasometría arterial arterial.

¿Se curan las arritmias?

Dependerá de la causa. Pueden ser aisladas o persistentes y precisar tratamiento durante el resto de la vida.

¿Cómo trataremos una arritmia?

Dependerá de la causa y si es una arritmia paroxística (de muy corta duración, horas o días).

Primero siempre hay que tratar las causas desencadenantes o que provocan la arritmia, por ejemplo:

Fiebre: utilizar antitérmicos como el paracetamol.

Sangrado: tratar la causa de la hemorragia y si es necesario transfundir.

Hipertiroidismo: tratamiento antitiroideo. (Ver hipertiroidismo)

Enfermedad coronaria: antianginosos, cirugía. (Ver Cardiopatía Isquémica)

Enfermedad valvular: mediante prótesis si es necesario.

Si a pesar de tratar la causa persiste la arritmia por tratarse de enfermedades crónicas como las cardiopatías, se pueden emplear otros tratamientos:

Fármacos antiarrítmicos: Pueden ser de dos tipos: aquellos que revierten la arritmia y mantienen el corazón en ritmo sinusal (normal) o los que únicamente controlan la frecuencia de los latidos, aunque estos sean irregulares. Cualquiera de estos fármacos tienen efectos secundarios por lo que nuncadeben de tomarse sin control por parte del médico.

Bloqueantes de los canales del sodio: quinidina, procanaimida, lidocaína, propafenona.

Antagonistas de los receptores beta: propanolol, sotalol.

Bloqueantes de los canales del calcio.Digitálicos: digoxina. Intoxicación digitálica (incluso a dosis adecuadas).

Es frecuente en pacientes ancianos, insuficiencia renal, hipopotasemia, alcalosis, interacciones con otros fármacos. La clínica que produce suele ser de nauseas, vómitos, perdida de apetito, diarrea, delirio, alteraciones mentales.

Ablación. Mediante un catéter se llega al corazón, este catéter detecta los impulsos eléctricos que producen la arritmia y los destruye. Se puede hacer mediante una corriente eléctrica (Ablación Eléctrica) o mediante una sustancia como un alcohol (Ablación química).

Cardioversión: Se consigue que el corazón vuelva a latir de forma normal mediante fármacos (Cardioversión médica) o estímulos eléctricos (Cardioversión eléctrica o Desfibrilación).

Marcapasos: es un aparato que actúa como el nodo sinusal, se encarga de enviar estímulos eléctricos al resto del corazón a una frecuencia establecida de antemano o en otros casos el marcapasos se activa si la frecuencia del corazón se acelera o deciente más de lo normal. Se colocan debajo de la piel cerca del corazón y tienen uno o dos cables que llegan hasta el corazón. Suele ser necesario recambiarlos cada 10 años.

Cirugía. Consiste en la corrección quirúrgica de la causa de la taquicardia.

Pronóstico:

El pronóstico a largo plazo es bueno cuando la causa es extracardiaca: fiebre, hipertiroidismo, dieta, etc. Puede tener un pronóstico regular en arritmias cardiacas como la fibrilación auricular, por el hecho de poder complicarse con una trombosis cerebral. Algunas taquicardias cardiacas pueden ser mortales, sobre todo aquellas que se originan en el ventrículo y alteran la función de bombeo de sangre del corazón.

Compártelo:
Tags: arritmia,
Artículos relacionados
Miercoles, 16 de octubre de 2002.
Viernes, 29 de septiembre de 2006.
Jueves, 9 de diciembre de 2004.
Lunes, 23 de octubre de 2000.
Miercoles, 30 de abril de 2003.
Sábado, 7 de junio de 2014.
Domingo, 28 de noviembre de 2010.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña