INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Intervenciones quirúrgicas

Problemas dolorosos del pie

Domingo, 14 de enero de 2001.

Problemas dolorosos del pieMetatarsalgias

¿Qué es una metatarsalgia?

Se denominan así los problemas dolorosos que asientan en el antepié o parte próxima a los dedos, sobre la que se realiza el apoyo.

Normalmente solo aparece dolor cuando se camina, desapareciendo en reposo.

Causas:

Es un problema muy frecuente que puede aparecer incluso en ausencia de alteraciones del pie, como tras correr por superficies duras o usar de zapatos con tacones altos o con suelas poco almohadilladas, aunque lo más habitual es que estén producidas por trastornos del pie como los pies cavos, planos o con juanete, junto al uso de un calzado incorrecto.

Otras veces son consecuencia de enfermedades inflamatorias o secuelas de traumatismos en el pie.

Una causa especial de metatarsalgia es el llamado neuroma de Morton. Se debe a la compresión de un nervio entre los dedos provocado en general por el uso de zapatos altos y estrechos en mujeres. Ocasiona dolor importante y a veces sensación de acorchamiento en los dedos vecinos que se alivia al retirar el zapato en las fases iniciales. 

Manifestaciones clínicas:

El problema fundamental es el dolor durante el apoyo y al caminar, puede aparecer desde el principio o a veces tras un tiempo variable. Las zonas de la planta del pie sometidas a presión excesiva provocan la aparición de callosidades que pueden ser dolorosas.

Diagnóstico:

Es suficiente con la exploración del pie y la descripción de los síntomas para diagnosticar. En ocasiones precisará de algún estudio radiológico para valoración de las causas. 

Tratamiento:

Como siempre el uso de un calzado correcto, tanto para prevenir como para evitar el dolor una vez que aparece. Es básico el uso de zapatos de tacón bajo y puntera ancha.

Con mucha frecuencia se requiere el uso de plantillas hechas a medida que alivien la presión de la zona sobrecargada.

En el caso del neuroma de Morton, además de estas medidas se puede proceder a la infiltración de antiinflamatorios en la vecindad y a la cirugía extirpando el neuroma si fracasan los tratamientos anteriores.

Talalgias

Qué son las talalgias? Se denominan así a los procesos dolorosos que afectan al talón.

Causas: Normalmente se deben a sobrecarga mecánica del talón en personas con sobrepeso, en deportistas, por el uso de zapatos planos o caminar descalzo o con suelas poco almohadilladas en superficies duras. Con menos frecuencia se debe a enfermedades inflamatorias de tipo reumático y a traumatismos.

Existen dos tipos de talalgias más conocidas, las cuales obedecen a las mismas causas: 

La fascitis plantar que es una inflamación de una membrana fibrosa que hay en la planta del pie.

El "espolón calcáneo" que es una excrecencia ósea sobre la zona de apoyo del talón, que no es causa, sino consecuencia del problema.

Manifestaciones clínicas: Aparición de dolor en la zona de apoyo del talón, en la parte interna, tras estar un tiempo de pie o caminando. En la fascitis plantar el dolor se prolonga también hacia la planta del pie. Habitualmente desaparece al dejar de apoyar.

Tratamiento:

Se recomienda la pérdida de peso en obesos y el uso de un alza en el zapato que eleve el tacón unos 0.8 a 1 cm.

También se utilizan taloneras hechas a medida de materiales blandos que descargan el punto doloroso de presión

En ocasiones se recurre a la infiltración de un antiinflamatorio en la zona y a la aplicación de técnicas rehabilitadoras analgésicas – electroterapia-. 

Es habitual el uso de todas estas medidas de forma simultánea. La cirugía en estos casos se lleva a cabo de forma excepcional.

Bursitis

Qué es una bursitis?

Son inflamaciones de bolsas sinoviales interpuestas entre distintas estructuras del cuerpo para favorecer el deslizamiento entre las mismas.

A veces, por traumatismos o roces repetidos, además de por enfermedades reumáticas, pueden inflamarse y producir síntomas. La más frecuente en el pie es la bursitis aquílea, que afecta a una bolsa localizada entre la piel y el tendón de Aquiles en la zona del talón.

Causas: Su origen está en el roce del contrafuerte del zapato con el talón en el caso de calzado inadecuado.

Síntomas: Produce aumento de volumen, dolor y la aparición de una dureza en la parte posterior del talón que dificulta el uso del calzado. No produce dificultad para caminar si el zapato no roza en la zona.

Tratamiento:

Modificación del calzado, uso de zapatos en materiales flexibles y con contrafuerte alto.

A veces requieren infiltración y en casos extremos la cirugía, extirpando la bolsa.

Problemas del pieCallos y durezas

¿Qué son? Son problemas que afectan a la piel produciendo un engrosamiento y endurecimiento de la parte más superficial de la misma, en zonas sometidas a un exceso de presión. Si se mantiene la situación pueden llegar a inflamarse, infectarse e incluso ulcerarse.

Causas: El aumento de presión en algunas áreas de forma continuada debido a sobrepeso, alteraciones de la forma del pie como en el cavo o los dedos en martillo o como consecuencia de fracturas, y el tipo de calzado son factores que predisponen a su aparición.

Manifestaciones clínicas: Comienzan por la aparición de una zona dura y áspera, inicialmente indolora, en distintas zonas del pie. Puede permanecer así o volverse dolorosa a la presión y al apoyo, dificultando el calzado y el caminar. Puede producirse inflamación alrededor y el dolor llegar a ser muy importante.

Tratamiento: Como siempre mejor la prevención evitando los calzados incorrectos. Una vez que aparecen se debe realizar remojo diario de los pies y raspado con una lima especial o piedra pómez y el uso de productos especiales que reducen la callosidad.

Uña Encarnada

¿Qué es? Se produce cuando los bordes de la uña del dedo gordo del pie crecen de manera anormal "clavándose" en la piel vecina, dando lugar a inflamación y generalmente infección.

Causas: Zapatos de longitud y anchura inadecuada, calcetines demasiado ajustados y forma de cortar las uñas son factores que favorecen su aparición.

Manifestaciones clínicas: Aparición de una zona inflamada, enrojecida y dolorosa en los bordes de la uña, más frecuente en el lado de fuera. El dolor y la inflamación pueden ser tan intensos que impidan calzarse y con frecuencia se puede infectar por bacterias u hongos. Puede remitir y reproducirse en varias ocasiones.

Tratamiento:

Intentar levantar el borde de la uña tras ablandarla con baños de agua caliente y mantenerla elevada por ejemplo, con un algodón hasta que el borde crezca lo suficiente para que no se clave.

Evitar cortar las uñas de manera que sus extremos se claven dejando los bordes "para arriba" y nunca demasiado cortas.

En algunos casos de repetición se recomienda extirpación de parte de la uña para evitar que se reproduzca.

Artículos relacionados
Viernes, 26 de septiembre de 2003.
Sábado, 6 de febrero de 2010.
Domingo, 9 de noviembre de 2008.
Miercoles, 21 de enero de 2009.
Lunes, 5 de marzo de 2001.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña