INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Pruebas diagnósticas

Colangiopancreatografía retrógada endoscópica

Domingo, 6 de agosto de 2000.

Colangiopancreatografía retrógada endoscópica¿Qué es?

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) es una exploración que combina una parte endoscópica y otra a través de los rayos X. Se utiliza para el diagnóstico de las enfermedades del páncreas, conductos biliares e hígado. Su mayor ventaja en la actualidad es la posibilidad de realizar un tratamiento de las piedras o cálculos del colédoco (conducto que une el hígado con el duodeno) y de los tumores localizados en páncreas y conductos biliares.

¿Cómo se realiza?

La exploración se realiza con un endoscopio que tiene como principal característica que la visión se realiza de una forma lateral y no frontal (a través de la punta) como ocurre en la gastroscopia o colonoscopia. Además se necesita realizar la exploración en una sala equipada con aparato de rayos X para poder observar la forma de los conductos biliares y pancreáticos una vez que se ha introducido el contraste.

Para la exploración el paciente debe estar en ayunas desde 10 horas antes. Una hora antes se le colocará en el brazo un suero intravenoso con antibiótico para evitar las complicaciones infecciosas y poder administrar durante la exploración medicación sedante para que ésta sea lo más confortable posible. El médico responsable o el ATS-DUE le preguntará acerca de las alergias que haya podido padecer con anterioridad para evitar posibles complicaciones derivadas de la medicación que se administra.

La exploración se realiza en una sala de rayos X y previamente se administra una medicación sedante del tipo de las benzodiacepinas que deja al paciente adormecido y relajado, así como otros medicamentos que paralizan el intestino.

Para realizar la exploración se introduce, a través de la boca, un endoscopio flexible para inspeccionar el estómago y duodeno. En el duodeno se localiza la papila de Vater (desembocadura de los conductos biliares y pancreáticos en el intestino) y se introduce un catéter fino a su través para rellenar de contraste los conductos biliares y pancreáticos. En algunas ocasiones no es posible rellenar de contraste estos conductos, bien por la forma de los mismos o por existir anomalías anatómicas en el duodeno. Cuando existen piedras o cálculos en los conductos biliares, estrecheces u obstrucción al paso de la bilis hacia el intestino se realiza un corte en la papila de Vater (esfinterotomía) con un instrumental parecido al bisturí eléctrico con el fin de extraer las piedras o colocar tubos de drenaje para la bilis y así evitar la coloración amarillenta de la piel. La duración estimada de la exploración varía entre 15 y 60 minutos y depende de las actuaciones que el especialista necesite realizar.

Tras la exploración la garganta queda algo dolorida y durante las 24 horas siguientes se debe permanecer en ayunas, pudiendo reiniciar la dieta oral al día siguiente. Durante este período de tiempo se realiza un control de la tensión arterial y de la presencia de dolor abdominal u otros síntomas.

¿Para qué sirve?

Tiene dos grandes utilidades:

Diagnóstica: Permite visualizar con nitidez los conductos biliares y pancreáticos y, por tanto, confirmar la presencia de piedras, estrecheces, tumores y malformaciones congénitas. También permite la toma de biopsias o citologías en dichas zonas.

Terapéutica: es el gran uso de esta exploración. Permite la extracción de piedras alojadas en el colédoco, colocación de prótesis (tubos de plástico o metálicos) para evitar la ictericia (color amarillo de la piel por obstrucción del colédoco), dilatación de las estrecheces con balones, etc.

El desarrollo de la medicina hace que en la actualidad esta prueba se realice más como herramienta terapéutica que como prueba diagnóstica, ya que existen otras pruebas diagnósticas de reciente introducción como la colangiografía por resonancia magnética o el escáner helicoidal que obtienen los mismos resultados diagnósticos sin necesidad de realizar una endoscopia.

¿Cuándo debe realizarse?

Las indicaciones pueden ser:

  • Ictericias: Coloración amarillenta de la piel. Se producen por obstrucción de la vía biliar, es decir, en aquellas ictericias que presentan aumento del tamaño de los conductos biliares en la ecografía.
  • Sospecha de tumores en la desembocadura de los conductos biliares.
  • Enfermedades que afectan a los conductos biliares situados dentro del hígado como la colangitis esclerosante primaria.
  • Existencia de piedras en el colédoco después de haber extirpado la vesícula biliar biliar.
  • Fuga de bilis al interior del abdomen o la piel en los días siguientes a una operación de conductos biliares o de vesícula.
  • Pancreatitis crónica, que produce mucho dolor.
  • Pancreatitis aguda de repetición.

¿Qué factores interfieren en los resultados?

La CPRE es una exploración que requiere una elevada cualificación y entrenamiento del personal médico y de enfermería, de forma que no se realiza en todos los hospitales de España. La pericia del explorador condiciona los resultados de la prueba y también las posibles complicaciones.

¿Qué resultados se obtienen?

En centros especializados la posibilidad de que la prueba sea exitosa en la parte diagnóstica es del 95% y del 80-90% en la faceta terapéutica.

¿Qué médico o profesional sanitario debe realizarla?

La exploración debe ser realizada por un médico especialista en Aparato Digestivo con amplia experiencia en endoscopia y formación específica en CPRE, que necesita la ayuda de un ATS-DUE y en ocasiones de un segundo médico especialista.

¿Requiere alguna preparación especial por parte del paciente?

El paciente debe estar en ayunas desde 10 horas antes. Una hora antes se administrará un antibiótico para evitar las complicaciones infecciosas y durante la exploración se administrará una medicación sedante del tipo de las benzodiacepinas así como medicación que paraliza el intestino.

¿Puede tener complicaciones?

Las complicaciones que pueden aparecer dependen de varios factores:

Por el contraste que se introduce en los conductos biliares y pancreáticos

Pueden aparecer reacciones alérgicas que son poco frecuentes ya que no se introduce el contraste por vena y además los contrastes actuales producen pocas alergias.

Por la medicación administrada

La medicación sedante puede producir un enlentecimiento de la respiración. Para prevenirlo se realiza un control constante del contenido de oxígeno en la sangre mediante un aparato denominado pulsioxímetro. Para evitar esta complicación se administra durante la exploración oxígeno a través de la nariz.

Parálisis intestinal, que suele durar unas 3-5 horas. Esta motivada por la administración de un fármaco espasmolítico que disminuye el movimiento intestinal. El paciente nota aumento del tamaño del abdomen y ausencia de ruidos de tripas.

Dependientes de la misma prueba

Inyección de contraste dentro de la pared del intestino que no suele producir síntomas o a lo sumo discreto dolor.

En los casos que se realiza un corte para extraer cálculos o colocar prótesis se pueden producir más complicaciones como la hemorragia intestinal. Normalmente, ésta es de poca importancia y cede espontáneamente, pero excepcionalmente puede requerir intervención quirúrgica urgente.

Perforación intestinal, también poco frecuente.

Infecciones: De los conductos biliares (colangitis) o generalizada (sepsis). Para evitar esta complicación se administran antibióticos antes de la exploración.

Estas complicaciones son muy poco frecuentes, pero pueden requerir tratamiento médico o incluso quirúrgico de forma urgente.

Categorías: Pruebas diagnósticas,
Compártelo:
Artículos relacionados
Domingo, 6 de agosto de 2000.
Sábado, 1 de noviembre de 2003.
Sábado, 27 de enero de 2001.
Martes, 5 de agosto de 2008.
Sábado, 3 de enero de 2009.
Jueves, 15 de febrero de 2001.
Miercoles, 16 de agosto de 2000.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña