INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud familiar

El intervalo horario: cómo deben usarse los medicamentos

Miercoles, 23 de junio de 2004.

MedicamentosEl intervalo horario: como deben usarse los medicamentos

¿Cómo deben usarse los medicamentos?

El uso racional de los medicamentos requiere un diagnóstico correcto, un conocimiento adecuado de la enfermedad, la selección del fármaco idóneo y el diseño de una pauta de administración que consiga la máxima eficacia con el mínimo riesgo para el paciente.

En la pauta de administración se establece la dosis, y la duración que debe tener el tratamiento para conseguir, con la rapidez necesaria y durante el tiempo adecuado, un óptimo resultado en el paciente. La pauta de administración de un fármaco debe ser individualizada.

Es muy importante seguir de forma estricta las indicaciones prescritas por el médico, es decir, utilizar el medicamento tal y cómo se le indicó en la receta (dosis, frecuencia con que se debe administrar el medicamento y duración del tratamiento).

En el caso de medicamentos que no requieren receta médica para su dispensación, siga con atención las instrucciones recogidas en el prospecto del medicamento, a menos que el médico se lo indique de otro modo. El prospecto tiene un apartado en el que viene descrito la Posología y Modo de empleo de ese medicamento, en el que se indica de forma orientativa el momento, la manera, la dosis y cuántas veces al día debe tomarse un medicamento.

La clave para conseguir los mejores beneficios del tratamiento es seguir las instrucciones de forma correcta e inteligente. Si tiene cualquier pregunta o duda sobre el tratamiento, consulte a su médico, farmacéutico, o enfermero.

La dosis

La cantidad de medicamento que se administra al enfermo se llama dosis, y ésta siempre se refiere exclusivamente a la cantidad de principio activo.

En la mayoría de los medicamentos, la dosis se expresa en peso del principio activo (por ejemplo, miligramos), si bien en la práctica y dado que las formas farmacéuticas vienen dosificadas por la industria, de ordinario el médico suele prescribir un número determinado de comprimidos, cápsulas, supositorios, cucharadas, etc., por día o por toma (ejemplo, un comprimido al día, una cápsula cada 12 horas, etc.).

Sin embargo, otros medicamentos cuya actividad se mide por métodos biológicos (por ejemplo, la insulina o la penicilina) se dosifican por Unidades internacionales. Estas unidades indican la actividad real del medicamento.

Es importante señalar que la dosis que se indica en el prospecto es sólo orientativa y que debe ser el médico quien decida la dosis correcta para cada caso individual así como el tiempo de duración del tratamiento ya que existen una gran cantidad de variables que pueden influir en la dosis necesaria para cada individuo y circunstancia.

La dosis debe ser individualizada. Una dosis excesiva puede tener consecuencias graves. Una dosis insuficiente, también.

Por ello, no tome más cantidad ni más a menudo de lo que le haya indicado su médico. De lo contrario puede aumentar la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios.

Tampoco debe suspender el tratamiento antes de lo prescrito por el médico, aún en el caso de que note mejoría (sobre todo en caso de los antibióticos).

En caso de "olvido de una dosis", debe tomar la medicación lo más rápidamente posible tan pronto lo recuerde, excepto en el caso de faltar poco tiempo (unas dos horas o menos) para la siguiente toma. Luego vuelva a su pauta de dosificación habitual. Si no se acuerda hasta el día siguiente, no se tome la dosis olvidada. No duplique nunca la dosis.

¿Cómo se dosifican las diferentes preparaciones farmacéuticas?

Formas orales sólidas

Las formas sólidas orales (comprimidos, cápsulas, grageas) suelen dosificarse en unidades de peso (generalmente miligramos). Normalmente la dosis se ajusta a su contenido.

En algunas ocasiones es necesario el fraccionamiento del comprimido para poder tomar la dosis prescrita. Muchos comprimidos tienen una ranura para facilitar su división.

Otras formas sólidas no pueden ser fraccionadas, bien porque pueden alterarse sus propiedades farmacológicas (comprimidos de acción retard o liberación prolongada, comprimidos con cubierta entérica), o bien porque su contenido en forma de polvo no permite dosificarlas correctamente (cápsulas). En estos casos, se debe tragar cada dosis entera. No la rompa, triture, ni mastique antes de tragarla.

No triture los comprimidos ni abra las cápsulas para tomar el polvo o los gránulos mezclados con la comida o bebida a menos que haya consultado antes al médico. Si tiene dificultades para tragar un comprimido o cápsula, consulte la posibilidad de que exista otra forma farmacéutica que sea más adecuada para su caso (jarabe, supositorio, etc.).

Formas orales líquidas

Para la dosificación de formas orales líquidas (soluciones, suspensiones, jarabes) deben seguirse las instrucciones que se detallan en el prospecto. Muchos jarabes y suspensiones deben agitarse bien antes de su administración, para facilitar la mezcla homogénea de sus componentes. Las formas orales líquidas suelen dosificarse con cucharitas.

Aunque generalmente junto al frasco de jarabe suele disponerse de un recipiente graduado o cucharita de volumen contrastado para facilitar la dosificación, a veces ésta no se adjunta al envase. La gran variedad demedidas de las cucharas hace tener en cuenta, como idea orientativa, que:

  • 1 cucharita de café equivale a 5 ml
  • 1 cucharita de postre equivale a 10 ml
  • 1 cuchara de sopa equivale a 15 ml
Categorías: Salud familiar, Vivir sano,
Compártelo:
Tags: medicamentos,
Artículos relacionados
Lunes, 6 de noviembre de 2000.
Martes, 1 de agosto de 2000.
Martes, 1 de agosto de 2000.
Viernes, 1 de marzo de 2002.
Sábado, 25 de octubre de 2008.
Miercoles, 27 de agosto de 2014.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña