INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Análisis clínicos

Colesterol: HDL, LDL

Jueves, 1 de febrero de 2001.

tartaEl colesterol y los diferentes tipos

El Colesterol es una grasa que produce nuestro organismo y que es necesaria para el normal funcionamiento celular, lo necesitamos para obtener energía y para la formación y composición de estructuras celulares vitales. La fábrica de colesterol es el hígado que se encarga de producir la cantidad necesaria para el correcto funcionamiento de nuestras células.

El Colesterol, a su vez, está formado por unas fracciones que en dependencia de la densidad que tienen se les da un nombre u otro. Así HDL no es más que la fracción de colesterol de alta densidad, LDL es la fracción de colesterol de baja densidad y VLDL es la fracción de colesterol de muy baja densidad.

Como todo en la vida, sabemos que la carencia o el exceso de estas sustancias pueden producir enfermedades, tanto porque el hígado funciona mal, como porque ingerimos abundantes grasas y azúcares que se transforman en el hígado en exceso de colesterol. A veces son otras enfermedades las que alteran el equilibrio que debe existir en la formación de colesterol, como por ejemplo la diabetes mellitus, etc.

Es sobradamente conocido en los últimos tiempos el papel tan importante que juega el colesterol en las enfermedades cardiovasculares, más concretamente en la cardiopatía isquémica _infarto y angina de pecho (ver página relacionada), el problema ha cobrado gran interés en la investigación médica actual.

No todas las fracciones de colesterol son perjudiciales para la salud, más bien al contrario, la fracción HDL se comporta como preventiva de la cardiopatía isquémica por lo que es bueno tener cifras de esta fracción ligeramente altas. No ocurre lo mismo con las otras dos fracciones, LDL y VLDL, que se ha demostrado sobradamente su relación directa con la aparición de enfermedad cardiovascular. Efectivamente, estas dos fracciones son altamente nocivas y su exceso comporta una elevación del riesgo de sufrir un evento isquémico (falta de riego) cardiaco. Está demostrado que cifras bajas de estas fracciones, LDL y VLDL, son asimismo protectoras de la aparición de enfermedad.

Del interés por saber como tenemos el colesterol total y cómo tenemos las fracciones de colesterol es por lo que nos hacemos un análisis sanguíneo, que es la prueba que determina estos valores.

Es, por lo tanto, una recomendación general a toda la población adulta el realizarse al menos una vez una determinación de colesterol en sangre.

Cómo se realiza la prueba

La determinación de las cifras de colesterol se hace mediante análisis de sangre directo, es decir, tomando una muestra de sangre en vena del individuo de forma ambulatoria y analizándola en el laboratorio.

El análisis se practica a primera hora de la mañana y preferiblemente en ayunas. Se limpia la zona anterior del antebrazo con algodón impregnado en alcohol y se pincha con una aguja con jeringa tradicional o, lo que es más frecuente ahora, se utiliza un dispositivo especial para las extracciones de sangre que se llama "vacutainer" y que lleva la aguja y el cargador de sangre ya preparado en un solo dispositivo.

Se extrae por parte de la enfermera la cantidad de sangre precisa y se manda ese mismo día a analizar al laboratorio. Los resultados pueden demorarse algunos días en función de la accesibilidad al laboratorio de referencia (hospital de área). En el laboratorio de procederá a la separación del suero y del plasma y se procesará para el cifrado de las fracciones de colesterol que haya en la muestra. Los métodos empleados por el laboratorio pueden ser enzimáticos o químicos.

El resultado nos dará la cifra de colesterol total, HDL y LDL. Otras fracciones sólo se consignarán si las anteriores son patológicas. Previamente a la prueba no se necesita tener un cuidado especial en cuanto a dieta ni en cuanto a la medicación que tome habitualmente, no obstante, es conveniente no atiborrase de dulces o grasas los días anteriores y avisar de la toma de medicación contra el colesterol, aunque su médico ya lo tendrá anotado en su historia clínica.

higado¿Para qué sirve la determinación del colesterol?

Como hemos comentado, la determinación de los niveles de colesterol es fundamental en el adulto sano para comprobar que no existe alteración y por tanto, no existe factor de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular. En los que ya tienen las cifras de colesterol altas _hipercolesterolemia (ver página relacionada)_, sirve para que el médico controle periódicamente estas cifras a fin de valorar la necesidad de corregirlas con tratamiento farmacológico o dietético y valorar la aparición de enfermedad cardiovascular.

En los niños salvo criterio médico y en determinadas situaciones no se debe hacer una recomendación general para que se determinen el colesterol, basta con proponer por parte de los padres una alimentación adecuada. Si por otra circunstancia se practica un análisis de sangre se podrá determinar también las cifras de colesterol.

En líneas generales se recomienda hacerse un análisis de sangre a toda la población adulta con el fin de prevenir enfermedades que tienen buen control si son detectadas a tiempo.

¿Cuándo debe realizarse?

Siempre que su médico se lo prescriba. En función de las cifras que tenga se le hará una recomendación de realizarse análisis con más o menos periodicidad. En personas con cifras normales se recomienda una vez cada año en función de la edad. En jóvenes se puede demorar cada 3 ó incluso cada 5 años.

Si además existe una enfermedad de base como diabetes o enfermedad cardiovascular o renal previa el médico le propondrá un seguimiento más exhaustivo.

Factores que interfieren los resultados

Su médico le aconsejará realizar una dieta adecuada los días anteriores retirando el exceso de dulces y grasas y le retirará los medicamentos que puedan tener interacciones sobre el metabolismo del colesterol, si es que toma alguno. El peso y la dieta no deben sufrir variaciones en las semanas previas al análisis de sangre. Si ha pasado alguna enfermedad previa lo suficientemente importante, que pueden provocar descensos del colesterol, deberá esperar 2-3 meses hasta que los niveles de colesterol se normalicen. En dependencia de los resultados en la primera extracción, sobre todo si están altos, puede ser necesaria otra extracción a los 3 meses para comparar los resultados y ganar en fiabilidad.

¿Cuáles son los resultados?

Los valores de colesterol varían con la edad y el sexo pero en términos generales se puede decir que los valores normales son los siguientes: 

- Colesterol Total: Por debajo de 220 mg/dl

- Colesterol HDL: Varones: Por encima de 35 mg/dl

Mujeres: Por encima de 40 mg/dl

- Colesterol LDL: Por debajo de 170 mg/dl

En caso de enfermedad cardiovascular previa o de factores de riesgo asociados (diabetes, tabaco, hipertensión arterial, obesidad…) los valores se ven reducidos por el aumento de riesgo que conllevan.

- Colesterol Total: Por debajo de 150-180 mg/dl
- Colesterol HDL: Cuanto mayor sea la cifra mejor
- Colesterol LDL: Por debajo de 100-120 mg/dl

Si ha padecido un infarto o tiene muchos factores de riesgo le aconsejarán mantener cifras de colesterol total por debajo incluso de 100 mg/dl de colesterol total.

En los niños (2 a 18 años) se consideran cifras normales las siguientes:

- Colesterol total: Por debajo de 170 mg/dl
- Colesterol HDL: Cuanto más alta mejor
- Colesterol LDL: Por debajo de 110-120 mg/dl

Cada caso debe ser individualizado y es importante tener en cuenta la asociación de factores de riesgo cardiovascular y las enfermedades concomitantes por lo que su médico le aconsejará las mejores cifras para su prevención.

Consejos y advertencias para el paciente

Hágase un análisis de sangre si todavía no lo ha hecho.

Las cifras de colesterol están en relación con la aparición de enfermedad cardiovascular siendo un claro y determinante factor de riesgo.

El control dietético es importantísimo en el control del colesterol, se recomienda hacer una dieta equilibrada y de tipo mediterráneo. Controle su peso con regularidad.

Las cifras de colesterol tienen más o menos importancia en función de otros factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión arterial, obesidad, tabaquismo, etc., por lo que su control debe asumirlo solamente su médico.

Hay distintas formas de hipercolesterolemia por lo que también su médico efectuará los estudios necesarios y le propondrá el tratamiento más adecuado.

No todas las hipercoleterolemias se tratan de la misma manera. Hay que individualizar cada caso y será el médico quien determine el tratamiento más correcto y el tiempo que debe seguirlo.

Categorías: Análisis clínicos,
Compártelo:
Artículos relacionados
Jueves, 1 de marzo de 2001.
Domingo, 1 de julio de 2001.
Viernes, 1 de diciembre de 2000.
Jueves, 7 de diciembre de 2000.
Domingo, 6 de agosto de 2000.
Viernes, 1 de diciembre de 2000.
Viernes, 1 de diciembre de 2000.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña