INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Análisis clínicos

Velocidad de sedimentación globular (VSG)

Domingo, 1 de julio de 2001.

toma de muestrasTipo de prueba

Es una prueba de la sangre. También conocida como "Velocidad en la sangre".

¿Qué es?

Si se deja en reposo durante cierto período de tiempo la sangre total sin coagular, los hematíes se separan del plasma y sedimentan en el fondo del recipiente. La velocidad con la cual se produce el descenso de estos hematíes se denomina velocidad de sedimentación globular (VSG). La VSG es una prueba inespecífica que se utiliza para detectar procesos inflamatorios, neoplásicos o tumorales, e infecciosos. Puesto que la VSG tiene carácter inespecífico, no es una prueba diagnóstica definitiva de ninguna enfermedad o lesión determinada.

¿Cómo se realiza?

Los glóbulos rojos están normalmente suspendidos en el plasma, flotando por el movimiento constante del torrente circulatorio. In vitro, los glóbulos rojos o hematíes en la sangre incoagulable van descendiendo progresivamente hasta sedimentarse. La técnica de realización más extendida se denomina Método de Westergren, en el cual la velocidad de sedimentación de los glóbulos rojos se mide en mm/unidad de tiempo (se suele emplear la hora como unidad de tiempo).

Procedimiento y cuidado del paciente

Antes:

Explicar el procedimiento al paciente.
Suspender los medicamentos que pueden afectar a los resultados de la prueba si es posible. 

Durante:

Recoger 5-10 ml de sangre venosa en un tubo de tapón lavanda.
Es muy importante que el tubo para la medición de la VSG se halle en posición estrictamente perpendicular. Una oscilación de 3 grados de inclinación puede provocar errores de hasta 30%. Asimismo, los soportes de los tubos no deben ser sometidos a ningún tipo de movimiento o vibración. Las pequeñas variaciones diarias en la temperatura ambiente no influyen sobre la velocidad de sedimentación, pero un cambio brusco y elevado sí puede afectarla: cuanto más alta es la temperatura, mayor es la VSG. La longitud y el diámetro interior del tubo utilizado también son factores que pueden modificar el resultado final.

Después:

Transportar el espécimen al laboratorio inmediatamente.
Aplicar presión o un apósito a presión en el punto de punción venosa.
Evaluar el lugar de la punción venosa para controlar una posible hemorragia.

¿Para qué sirve y cuándo se realiza?

La prueba puede aplicarse para detectar enfermedades no sospechadas. Muchos clínicos emplean la VSG con esa idea en la evaluación rutinaria de sus pacientes. Otros la consideran inespecífica y poco útil como estudio rutinario. La VSG puede ser útil en ocasiones para diferenciar entre entidades patológicas. Por ejemplo, en el paciente con dolor torácico, la VSG estará aumentada en caso de infarto de miocardio, mientras que será normal en caso de angina.

La VSG es un indicador bastante fiable de la evolución de la enfermedad, por lo que puede emplearse para controlar el resultado del tratamiento, sobre todo en enfermedades inflamatorias (por ejemplo, enfermedades reumáticas o autoinmunes). Es habitual que la VSG aumente cuando la enfermedad empeora y viceversa. Si los resultados de la prueba son equívocos o inconsistentes con la impresión clínica, es habitual realizar otras pruebas (PCR o determinación de proteína C reactiva).

Factores que intervienen en los resultados

Normalmente la VSG es menor en los niños que en los adultos. En estos últimos, y a partir de los 60 años, los valores suelen estar algo aumentados en relación con los resultados normales. La velocidad de sedimentación refleja principalmente las modificaciones que sufren las proteínas del plasma y que suelen acompañar a la mayoría de las infecciones agudas y crónicas, tumores y enfermedades degenerativas. Es un dato que puede ser utilizado para seguir de cerca los progresos de algunas enfermedades, como la tuberculosis y el reumatismo. La VSG es una respuesta inespecífica al deterioro de los tejidos, y denota la presencia de enfermedad, aunque no calibra su gravedad.

Una VSG elevada puede hallarse durante el embarazo (en el 2º y 3º trimestre), en las infecciones agudas y crónicas, en la fiebre reumática, en la artritis reumatoidea, en el infarto de miocardio, nefrosis, hepatitis agudas, menstruación, tuberculosis, hipotiroidismo, hipertiroidismo, afecciones tumorales avanzadas y anemias, entre otras causas. También pueden dar un aumento de la VSG determinados fármacos, como la metildopa, anticonceptivos orales, teofilinas, vitamina A, penicilamina y procainamida.

Un retraso en la VSG lo observamos especialmente en las policitemias o poliglobulias (aumento de los glóbulos rojos) y con algunos fármacos, como la aspirina, cortisona y quinina.

¿Cuáles son los resultados normales?

Hombres: hasta 15 mm/h.

Mujeres: hasta 20 mm/h.

Niños: hasta 10 mm/h.

Recién nacidos: 0-2 mm/h.

Categorías: Análisis clínicos,
Compártelo:
Artículos relacionados
Jueves, 1 de febrero de 2001.
Jueves, 1 de marzo de 2001.
Viernes, 1 de diciembre de 2000.
Jueves, 7 de diciembre de 2000.
Domingo, 6 de agosto de 2000.
Viernes, 1 de diciembre de 2000.
Viernes, 1 de diciembre de 2000.
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña