INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud Mental

Efectos de la guerra en la salud

Efectos de la guerra en la saludLos conflictos bélicos solo han servido para devastar a la humanidad. A quien le quepa alguna duda, puede sentarse a analizar todo lo que nos han legado las guerras y vera que nada podría catalogarse de positivo.

Obviamente, cuando hablamos de guerras, es probable que lo primero que nos llegue a la mente sean las dos guerras mundiales que golpearon al mundo el pasado siglo. Precisamente sobre las consecuencias a largo plazo que tuvo para la salud de las personas el haber enfrentado dichos acontecimientos versa el siguiente artículo.

Estudios sobre los efectos de la guerra en la salud

Un grupo de economistas llevaron a cabo un estudio sobre los efectos de la guerra en los sobrevivientes y pudieron determinar una serie de afectaciones a la salud tanto física como mental de las personas implicadas.

Esta investigación publicada en Review of Economics and Statistics arrojo que el haber estado expuesto a la guerra aumenta las probabilidades de padecer diabetes, enfermedades coronarias y depresión, sobre todo en los adultos mayores.

Para su realización, los investigadores analizaron los datos de la Encuesta Europea de Salud, Envejecimiento y Jubilación en Europa' (SHARE, en sus siglas en inglés) realizada en al año 2008 a 20,000 personas mayores de 50 años y provenientes de más de 13 países, dentro de los que se encuentran Italia, Alemania, Bélgica, Francia, Polonia republica Checa, Países Bajos y Grecia.

Las variables analizadas por los investigadores fueron salud, educación, nivel económico y situación marital de las personas que habitan la Europa occidental para así determinar los distintos danos de la guerra en estas esferas de la vida de los implicados.

Principales resultados del estudio

James P. Smith presidente del Departamento de Estudios Demográficos y de Mercado de la organización de investigación, y uno de los autores del estudio refiere que “mientras que un evento de la magnitud de la Segunda Guerra Mundial afectó a todas las clases sociales en Europa, nuestra evidencia sugiere que los efectos más graves de las últimas décadas se encontraban en la clase media".

Pero no solo esto se pudo concluir a partir de este estudio. Dentro de los resultados arrojados, también figura el bajo nivel educacional de aquellos que vivieron la guerra producto a haber crecido sin padres cuando eran niños, pues las mujeres tenían pocas probabilidades de casarse debido a las muertes de los hombres en la guerra.

Asimismo, se dedujo que la Segunda Guerra Mundial causo la muerte del 3% de la población mundial, con más de 35 millones de muertes solo en Europa, de las cuales, la mitad eran civiles. Todo esto sin contar el daño que a nivel de infraestructura provocaron bombardeos y batallas terrestres, que resultaron en territorios totalmente devastados.

Pero no solo pueden contarse estas consecuencias, porque también hay que tener en cuenta aquellas que nos quedan tiempo después de terminado el conflicto bélico. Para que mencionar las secuelas de hambre, discriminaciones y persecución que se desato, con el Holocausto como exponente más significativo del horror de aquellos tiempos.

Personas obligadas a abandonar sus casas, familias divididas por largos periodos de tiempo, niños en las calles que perdieron a sus padres, además, en muchos casos eran testigos de los más cruentos asesinatos. Todo esto dejo la guerra.

Pero ahí no acaba todo. Por si fuera poco, también ha dejado ciertas implicaciones negativas para la salud mental y física de los sobrevivientes.

Implicaciones de la guerra para la salud

Aunque anteriormente se había estudiado el tema de la guerra, solo se había prestado atención a las batallas sin estudiar las consecuencias a largo plazo del conflicto para los civiles. Precisamente, este fue el punto analizado en el estudio por los especialistas de Estados Unidos y Alemania.

Se analizaron hechos destacados de la guerra y se establecieron comparaciones entre las personas que vivieron este acontecimiento y aquellas que no. De esto pudo concluirse que aquellos que habitan un país azotado por la guerra tienen peor salud en sus vidas futuras.

Los afectados por la guerra son más propensos a padecer diabetes y tienen una marcada predisposición a ser víctimas de la depresión. Además, desde el punto de vista espiritual, sentían menos satisfacción por su vida y tiene menos probabilidades de contraer matrimonio.

Sobre este asunto, Iris Kesternich, de la Universidad de Munich, en Alemania, afirma que "la guerra presenta muchas consecuencias notables pero también tiene un peaje en la salud y el bienestar de los sobrevivientes en el transcurso de sus vidas".

No quedan dudas. La guerra no es buena para nadie. Hay que reparar en esto para que a humanidad pueda vivir más y mejor. 

También te recomendamos:
Categorías: Salud Mental,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña