INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Pruebas diagnósticas

Mamografia

mamografia2¿Qué es?

La mamografía es la representación radiográfica del tejido blando de la glándula mamaria, consiguiendo información acerca de su estructura normal o patológica. La interpretación cuidadosa de esta radiografía permite identificar el cáncer.

¿Para qué sirve?

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la población femenina española y constituye la primera causa de muerte por cáncer en mujeres, con una tasa de mortalidad de 28,2 por 100.000 mujeres. La probabilidad actual de que una mujer española adquiera un cáncer de mama antes de cumplir los 75 años se aproxima a un 5%. Esto significa que una de cada 20 mujeres desarrollará un cáncer de mama antes de esa edad. En muchos casos, es posible detectar la neoplasia o tumor antes de que aparezcan lesiones palpables.

Se ha demostrado que la mamografía es la prueba de mayor validez y más ampliamente utilizada para el cribado de cáncer de mama (detección precoz). Esto significa que se emplea, entre otras utilidades, para detectar cánceres de mama en estadíos precoces en mujeres asintomáticas. Su aceptabilidad, mínimos efectos adversos y coste de aplicación han facilitado la rápida extensión de su uso en cribado poblacional.

La mama está constituida por elementos blandos (tejido graso, parénquima, piel, tejido adiposo) cuyos coeficientes de absorción de radiación son similares, por lo que las radiografías convencionales son mínimamente contrastadas e inútiles para el diagnóstico. Los signos radiográficos del cáncer de mama en la mamografía incluyen calcificaciones finas puntiformes (motas blancas en la radiografía de mama), una masa espiculada mal definida, densidad asimétrica y engrosamiento de la piel.

Aunque la mamografía no sustituye a la biopsia, es fiable y exacta en manos de un radiólogo experto. La exactitud en la detección del cáncer de mama mediante mamografía oscila en torno al 85%. De modo habitual, los cánceres no detectados mediante mamografía se localizan en áreas de la mama que no se ven bien en las radiografías (cola axilar alta). Casi el 35% de los cánceres mamarios no son palpables, y sólo se detectan mediante mamografía. Por tanto, la combinación de mamografía y exploración física cuidadosa es el mejor sistema para detectar el cáncer de mama en sus estadíos más precoces. La especificidad obtenida (esto es la probabilidad de obtener un resultado negativo cuando no existe un cáncer) es superior al 90%. El valor predictivo de un resultado positivo en la mamografía de cribado (detección precoz de cáncer) oscila entre 5-10%. Es decir, sólo 5 a 10 de cada 100 mujeres con mamografía positiva son después confirmadas como portadoras de un cáncer de mama.

La mamografía puede detectar también otras enfermedades de la mama, por ejemplo, mastitis supurativa aguda, abscesos, cambios fibroquísticos, quistes groseros, tumores benignos como el fibroadenoma y ganglios linfáticos intraglandulares.

¿Cuándo se realiza?

Las evidencias disponibles sobre al eficacia del cribado del cáncer de mama mediante mamografía periódica en mujeres de 50 o más años de edad es firme y consistente, y se basa fundamentalmente en los resultados de estudios realizados en Canadá, Estados Unidos y Europa. La reducción de la mortalidad por cáncer de mama obtenida en los grupos de estudio en este grupo de edad se aproxima a un 30%. Esta reducción se va obteniendo de forma progresiva en los primeros 7 a 10 años de seguimiento.

Estos mismos ensayos no han detectado una reducción significativa de la mortalidad de cáncer de mama en las mujeres que inician el cribado mediante mamografía periódica con 40-49 años, después de un período de seguimiento de 7 a 12 años. Casi todos los programas de detección precoz han optado por ofrecer la mamografía con una periodicidad de 2 años, si el resultado es normal.

Además de la detección precoz en pacientes asintomáticas (mamografía de cribado), la mamografía se realiza también cuando puede existir ya una patología que se sospecha, es decir, cuando la paciente presenta síntomas (mamografía diagnóstica).

Cómo se realiza: procedimiento y cuidado de la paciente

Antes: 

Explicar el procedimiento a la paciente. Informarle de que puede experimentar algunas molestias durante al compresión de la mama. Esta compresión proporciona mejor visualización del tejido mamario. Asegurarle que la mama no será dañada por la compresión.

Informarle de que esta prueba no requiere ayuno previo.

Explicarle que durante la prueba se usará una dosis mínima de radiación.

Pedirle que se desnude hasta la cintura y se ponga una bata de radiología. 

Durante:

  • La paciente es trasladada al departamento de radiología y se sienta delante de una máquina de mamografía.
  • Se coloca una mama sobre la placa de radiografía.
  • El cono del aparato de rayos X se baja hasta colocarlo encima de la mama y la comprima suavemente entre el cono y la placa.
  • Se expone la placa radiográfica. Esto proporciona la proyección craneocaudal (de arriba abajo).
  • La placa de rayos X se coloca perpendicular al suelo en contacto con la superficie externa de la mama.
  • El cono se coloca en la parte medial y comprime suavemente la mama. Esto proporciona la proyección lateral o axilar.
  • En ocasiones se hacen proyecciones oblicuas.

La mamografía es realizada por un técnico de radiología, con las proyecciones necesarias, siguiendo las instrucciones de los expertos y dura aproximadamente 10 minutos. Una vez reveladas las mamografías, se comprobará su calidad, repitiendo la prueba si no es satisfactoria.

Informar a la paciente de que la mamografía produce muy pocas molestias. Recordarle que puede notar algún dolor por la presión necesaria para comprimir el tejido mamario mientras se toman las radiografías. Si la paciente tiene mamas muy sensibles, eso puede producir algún dolor.

Después: 

Aprovechar la oportunidad para instruir a la paciente sobre la técnica de autoexploración mamaria.

¿Cuáles son los riesgos?

La dosis media de radiación que recibe la mama de una mujer, con una mamografía de 2 proyecciones es de 2-4 mGy (200-400 mrad). El riesgo de padecer una patología por la radiación que recibe la mama es mínima, comparándolo con el beneficio obtenido en la detección precoz del cáncer.

Factores que interfieren en los resultados

El polvo de talco puede producir alguna imagen de calcificación dentro de la mama.

Los objetos metálicos alrededor del cuello pueden impedir la visualización total de la mama.

Los implantes de aumento mamario impiden la visualización total de la mama.

La densidad de la mama disminuye con la edad. La mayor radiodensidad del tejido mamario de mujeres jóvenes dificulta la detección de tumores pequeños, en la realización de la mamografía.

¿Qué resultados se pueden obtener?

El resultado normal de la mamografía es la ausencia de patología.

Resultados anormales

Cáncer de mama.

Tumores benignos: Fibroadenomas, quistes mamarios, cambios fibroquísticos, abscesos de mama, mastitis supurativa, entre otros.

¿Cuáles son las contraindicaciones?

Pacientes embarazadas, por el posible daño fetal ante radiación.

Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña