INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Pediatría

Comunicación Interventricular (CIV)

Comunicación Interventricular (CIV)¿Qué es la comunicación interventricular?

La comunicación interventricular es una de los defectos cardíacos congénitos (presente al nacer) más frecuente, se presenta en uno a tres de cada 1000 nacidos vivos y es más frecuente cuando se trata de prematuros (cuatro a siete de cada 1000 nacidos vivos). Se trata de una abertura o falta de continuidad en el tabique que separa los dos ventrículos del corazón

Normalmente, la sangre pobre en oxígeno fluye desde el cuerpo hacia la aurícula derecha, pasa por el ventrículo derecho y luego es bombeada hacia los pulmones donde recibe oxígeno. La sangre rica en oxígeno (roja) vuelve a la aurícula izquierda desde los pulmones, pasa por el ventrículo izquierdo y luego, a través de la aorta, es bombeada hacia el cuerpo. La comunicación interventricular permite que la sangre rica en oxígeno pase desde el ventrículo mayor presión (el ventrículo izquierdo), a través de la abertura en el tabique, y se mezcle con la sangre pobre en oxígeno del ventrículo de menor presión (el ventrículo derecho). Estableciéndose así un cortocircuito izquierda-derecha y un aumento del flujo pulmonar con sangre parcialmente oxigenada.

Este defecto puede ser único o múltiple, y presentarse aisladamente o formando parte de otras cardiopatías más complejas.

Distintos tipos de CIV

En el tabique interventricular se distinguen diferentes zonas:

  • Tabique membranoso que se halla bajo la raíz aórtica
  • Tabique de entrada, cercano a las válvulas auriculoventriculares (muscular)
  • Tabique trabeculado, o zona central/apical ventricular (muscular)
  • Tabique de salida o infundibular, cercano a las válvulas sigmoideas (muscular) que está junto a las grandes arterias

Existen dos tipos clásicos de CIV dependiendo de su localización:

CIV perimembranosa - Es la forma de presentación más frecuente, la abertura se encuentra en el sector membranoso del tabique y suele extenderse hacia las regiones adyacentes, por lo que reciben el nombre de perimembranosos . Constituyen el 75 % de todos los casos de CIV.

CIV muscular - la abertura se localiza en la sección inferior del tabique ventricular. Se presenta  el 20 por ciento de los casos de CIV.

¿Cuáles son las causas de la comunicación interventricular?

Aunque se desconoce la causa, se piensa que cualquier incidente puede actuar alterando el desarrollo del corazón que ocurre en las primeras ocho semanas de gestación. En algunos casos  la comunicación interventricular pueden presentarse con carácter hereditario, ya sea, por defecto de algún gen, por una anomalía cromosómica o por la exposición al medio ambiente, pero en la mayoría de los casos, la comunicación interventricular se presenta esporádicamente, sin causas que justifiquen su aparición.

¿Cómo afecta al corazón?

Las consecuencias de la CIV dependen de la cantidad de sangre que pasa del ventrículo izquierdo al ventrículo derecho, y esto depende: 1) del tamaño de la abertura, 2) de la diferencia de presión entre ambas cavidades ventriculares y 3) de las resistencias pulmonares y sistémicas.

Como consecuencia del cortocircuito que se produce, el corazón tiene que trabajar más de lo normal  y las  cavidades ventriculares, arteria pulmonar y aurícula izquierda reciben mayor flujo sanguíneo. El aumento de flujo pulmonar puede ocasionar insuficiencia cardiaca congestiva (habitualmente en la infancia) o bien, con el tiempo y si la CIV es grande (niños >1 año de edad), un aumento de la presión en los vasos sanguíneos pulmonares (hipertensión pulmonar). Esto se debe a que el territorio vascular pulmonar no está preparado para recibir la sangre con la fuerza y la presión con la que envía al contraerse el ventrículo izquierdo. Cuando la hipertensión pulmonar es grave, al aumentar las resistencias pulmonares,  puede invertirse el sentido del cortocircuito (pasa de izquierda-derecha a derecha-izquierda), y como consecuencia las presiones del corazón derecho, fenómeno conocido como Síndrome de Eisenmenger.

¿Cuáles son los síntomas de la comunicación interventricular?

Evidentemente, los síntomas y la edad a la que se presentan dependerán del tamaño y del grado del cortocircuito:

CIV pequeña: El niño está asintomático, sólo presenta un soplo y el desarrollo es normal.

CIV de tamaño medio y cortocircuito moderado: En lactantes puede ocasionar insuficiencia cardiaca congestiva, retraso en la estatura y el peso, infecciones respiratorias frecuentes, fatiga durante las tomas de alimento y sudoración mientras está comiendo.

CIV grande y/o cortocircuito severo: generalmente se detecta durante la lactancia, al segundo o tercer mes del nacimiento. Ocasiona insuficiencia cardiaca congestiva, taquicardia, aumento de la frecuencia respiratoria  y fatiga con las tomas de alimento. Los niños presentan retraso acusado en la estatura y el peso. Cuando se detecta en niños mayores (>1 año) estos presentan menos síntomas ya que a medida que la presión pulmonar aumenta disminuye el cortocircuito. De continuar abierta puede desembocar en el Síndrome de Eisenmenger.  Si un cortocircuito amplio no produce síntomas durante la primera infancia, habitualmente ocasiona pocos problemas, hasta el final de la adolescencia o en la edad adulta joven, pudiendo aparecer en este momento disnea y fatiga, incluso desarrollarse insuficiencia cardiaca. En presencia de un cortocircuito amplio izquierda-derecha con flujo pulmonar dos veces mayor que el sistémico, el pulso es habitualmente débil y la presión venosa normal, excepto que exista insuficiencia cardiaca derecha.

Síndrome de Eisenmenger: En pacientes con una elevada resistencia vascular pulmonar el cortocircuito se invierte y es probable que la enfermedad no se detecte hasta que aparezca, disnea, cansancio, cianosis, síncopes con el esfuerzo, hemoptisis recurrente, insuficiencia cardiaca,..entre otros síntomas.

¿Cómo se diagnostica la CIV?

Exploración física: En la exploración física se percibe un latido cardíaco hiperdinámico al auscultar el corazón, así como un tipo de soplo durante la sístole cardiaca.

ECG: En defectos pequeños puede ser normal. En los de tamaño medio se aprecian signos de sobrecarga del ventrículo izquierdo. En los defectos grandes, puede haber signos de hipertrofia de ambos ventrículos y dilatación de la aurícula izquierda.

Radiografía de tórax: Puede ser normal o presentar cardiomegalia.

Ecocardiograma: Es el método diagnóstico de elección. Determina la localización anatómica, el tamaño y si hay otras anomalías asociadas. Con el "ECO- doppler" se aprecia la dirección y el gradiente del cortocircuito. En las CIV pequeñas, el ecocardiograma bidimensional es a menudo normal. Cuando son más grandes, tanto la aurícula como el ventrículo izquierdos pueden estar agrandados.

Cateterismo cardíaco: Cateterismo diagnóstico: Generalmente se utiliza cuando existen lesiones asociadas o en los casos en que se sospecha hipertensión pulmonar.

También te recomendamos:
Categorías: Enfermedades, Pediatría,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña