INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Intervenciones quirúrgicas

Operación de rinoplastia: guía básica

Operación de rinoplastia: guía básica La rinoplastia es una cirugía estética que no solo se utiliza para mejorar nuestro aspecto físico, sino que en muchas ocasiones va a conseguir solucionar problemas de salud, como por ejemplo aquellas personas que tienen problemas al respirar por tener el tabique nasal torcido, entre otras. El tipo de rinoplastia va a ser diferente según el paciente que la solicite y se realiza un estudio de cada caso para que la operación sea satisfactoria y haga que esta persona consiga mejorar su estilo de vida.

Si está pensando en hacerse una rinoplastia, ya sea para verse mejor, o porque desea corregir un problema de salud, te vamos a mostrar una guía básica para conocer todo lo que debe saber sobre una operación de rinoplastia.

La intervención

Esta cirugía puede variar en la duración, pudiendo durar de 1 a 2 horas, pero este tiempo puede alargarse según las exigencias de la operación. Por norma general, antes de entrar en quirófano, se le estima una duración de lo que va a durar.

Antes de ser intervenido, y según el criterio del cirujano, se le anestesiará para poder operarlo. Esta puede ser de carácter general o local, sedando únicamente la zona. De la misma manera que con la duración, todo vendrá estipulado por lo que el paciente precise.

Tipos de rinoplastia

  • Rinoplastia cerrada: Hoy en día es la más común y la que da mejores resultados puesto que no hay que abrir la nariz, sin quedar cicatrices en el exterior. El cirujano va a realizar la operación a través de los orificios nasales, siendo por aquí por donde va a manipular los huesos y cartílagos de la nariz para llegar a la forma deseada por el paciente.
  • Rinoplastia abierta: En ocasiones se debe trabajar la nariz desde fuera. Estos son casos extremos en los que la modificación nasal es ya muy complicada o porque ya se ha intervenido anteriormente y se debe realizar otra operación para seguir trabajándola. La forma de operar consiste en realizar un corte en la columela para dejar al descubierto tanto los cartílagos como la parte ósea de la nariz. En este tipo de rinoplastia sí queda una pequeña cicatriz pero que no suele ser perceptible.

Después de la operación

Por lo general el paciente debe estar ingresado en la clínica donde se ha realizado la operación 24 horas. En estas horas se va a comprobar el estado de la zona, la hinchazón y la evolución. Además, según el caso y las circunstancias de la persona, se coloca una máscara o escayola en la nariz para que se mantenga la forma que se le ha dado a la nariz.

Pasado este día, se le va a recomendar que este tumbado el mayor tiempo posible, con la cabeza bien sujeta para que no pueda ocasionarle a la nariz ningún golpe o movimiento, ayudando de esta manera a que cicatrice correctamente.

Pasada una semana, el paciente podrá reincorporarse al trabajo tranquilamente. Como es normal, en los dos primeros días después de la operación, va a sentirse hinchado y con mal aspecto, pero pasado este tiempo la inflamación tiende a bajar hasta que después de una semana puede ver el resultado.

Es posible que en los primeros días empiece a notar dolor en la cabeza, algo muy común tras la operación, pero si comienza a sentir dolores más fuertes es recomendable que se le cambie la medicación.

Resultado

Para comprobar el resultado tendremos que esperar al menos un mes. Aunque pensemos que se trata de una cirugía muy rápida, la hinchazón es enorme y solo cuando han pasado varias semanas conseguiremos ver cómo ha quedado todo sin apreciar signos de inflamación en la zona.

También te recomendamos:
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña