INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud familiar

Estrés por mudanzas, cómo evitarlo

Estrés por mudanzas, cómo evitarloLos cambios generan una sensación de inseguridad y de estrés importante en el ser humano. En el caso de las mudanzas, a esa sensación provocada por el inminente cambio hay que sumarle las dudas de no dejarse nada, de que no se pierda nada por el camino, de que nada se rompa,…

Hemos preparado una serie de consejos y claves para minimizar al máximo ese estrés por una mudanza, gracias a unas premisas que nos darán mayor sensación de control sobre el proceso de la mudanza. Veamos como conseguir que una mudanza no sea un quebradero de cabeza.

Organización y previsión, premisas fundamentales

No hay nada más estresante frente a una mudanza que las prisas, pues con prisas la sensación de descontrol es absoluta. Coge un papel y un boli y haz una especie de inventario de todo lo que hay que trasladar. Haciéndolo conseguirás dos cosas: cerciorarte que nada se queda, y planificar la cantidad de cajas o los recursos que vas a necesitar para trasladarlo todo.

Para que todo ello puedas hacerlo con total certidumbre, el tiempo es clave. Por suerte para nosotros, las mudanzas no suelen ser algo que hacemos de hoy para mañana, son procesos más largos. En cuanto sepas que vas a tener que cambiar, comienza a planificarla.

Empresas y vehículos especializados

Existen empresas especializadas en realizar mudanzas, poniendo personal a nuestro servicio así como sus furgonetas. Si dispones de presupuesto, contratar una empresa de este tipo te va a quitar gran parte del estrés propio de una mudanza, pues solo tendremos que preocuparnos de preparar cajas con nuestras cosas, y sacar las cosas de las cajas en el nuevo destino. Además de decirles en qué lugares deben dejar nuestros muebles.

Aunque no tengas presupuesto para contratar una empresa de mudanzas, al menos sí debes disponer de una furgoneta. Si tienes posibilidad que te la dejen será perfecto, pero si no, por poco dinero el alquiler de furgonetas es la opción que necesitas. No hay nada peor que tener que trasladar un gran volumen de cosas, y es trasladarlo en un vehículo pequeño.

Al optar por el alquiler de furgonetas te aseguras espacio de sobra para llevar en ella cajas, muebles y todas tus cosas. Menos viajes, menos riesgo que nada se rompa,… ¡y menos estrés!

Si optas por una empresa, no debes firmas que estás conforme con el desplazamiento hasta que no hayas revisado que todo está correcto, que todos tus objetos que se han inventariado han llegado, y que todo está en perfecto estado. Los posibles desperfectos que puedan producirse por negligencia de la agencia de mudanza, deben ser pagados por ellos.

Estrés de los niños, cómo afrontar el problema

Los pequeños muchas veces sufren más que nosotros los cambios de domicilio, sobre todo si es a un lugar lejos de la casa original y tienen que cambiar de colegio, alejarse de sus amigos, etc. Ten en cuenta que para los niños una mudanza es un cambio de vida radical. Para ellos su casa es su refugio, y cuesta que vean que en otra casa encontrarán un nuevo lugar seguro.

Debemos hablar con ellos en todo momento, haciéndoles partícipes de la mudanza. El cambio de casa se produce por una razón, debes intentar que entiendan que es necesario ese cambio de lugar. Escucha sus opiniones, sus reacciones, y dialoga con ellos. De esta manera, irán asimilando el cambio. Debemos hablar con ellos con tiempo, que el cambio no sea algo repentino e inesperado.

Debe ser partícipe de la elección de la nueva casa: que elija su habitación o al menos los colores o la decoración de su nuevo dormitorio. 

También te recomendamos:
Categorías: Salud familiar,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña