INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud de la mujer

La grasa del glúteo dice mucho de tu salud

La grasa del glúteo dice mucho de tu saludLos glúteos han sido reconocidos a lo largo de la historia como un componente erótico dentro de la anatomía femenina, e incluso, la masculina.

Sin embargo, más allá de las connotaciones sexuales que pueda tener esta zona de nuestro cuerpo, resulta sorprendente que algunas investigaciones científicas realizadas recientemente ponen de manifiesto la relación que existe entre nuestra salud y el nivel de grasa que acumulamos en nuestras pompis. ¿Quieres saber más? Mira más abajo.

Tipos de glúteos

En general, pueden identificarse cuatro tipos de glúteos:

Circulares: Los glúteos circulares se componen de grasa en su parte superior, lo que, además de ser un toque muy sensual, también es sinónimo de buena salud. Eliminar esta grasa no solo es fácil, sino que puede lograrse con ejercicios sencillos y una dieta adecuada. (Consulta más adelante los ejercicios que te proponemos).

Triángulo invertido: No son pocas las mujeres en edad avanzada que presentan esta forma en sus glúteos. Este hecho se debe a que la grasa, alguna vez ubicada en la parte superior, ha descendido hacia otras partes debido a la carencia de estrógeno en nuestro organismo. Perder peso y alimentarnos responsablemente, nos permitirá proteger el corazón y evitar que la grasa continúe trasladándose hacia otras zonas.

Cuadrada: Las nalgas cuadradas son típicas de aquellas personas que presentan grasa en el abdomen. A su vez, unas caderas altas también le dan a nuestro trasero una forma cuadrada, por lo que el resultado final es un par de glúteos planos que podemos evitar tonificando nuestros músculos en esta zona a través de determinados ejercicios como verás más adelante en este artículo.

Forma de corazón: Se trata de glúteos moldeados que acentúan nuestra cintura y nos hacen lucir más sensuales. No obstante, debemos tener especial cuidado, pues la grasa acumulada, incluso en los muslos, puede terminar alojándose en nuestro abdomen. En estos casos, lo mejor sin duda es eliminar la grasa cuanto antes.

¿Cómo puedo moldear mis glúteos?

Si te habían dicho que la práctica de ejercicios físicos es imprescindible para contar con unos glúteos de diez, estaban en lo correcto, aunque quizás olvidaron mencionarte otros detalles igual de importantes.

En primer lugar, es esencial que favorezcas la circulación sanguínea de tu trasero. Para ello, trata de no permanecer sentada por mucho tiempo, y si tu trabajo así lo requiere, entonces intenta realizar pequeños ejercicios cada cierto tiempo (levantarte, caminar, estirarte, etc.). A su vez, es una buena costumbre masajear tus glúteos y muslos con crema antes de acostarte cada noche.

Con respecto a la temperatura, lo mejor que puedes hacer es realizar duchas de contraste sobre tus glúteos, al menos una vez a la semana. Para ello, aplica agua fría y caliente de manera alterna sobre la piel para tonificarla y facilitar la apertura de los poros. Finalmente, también puedes optar por exfoliar esta zona de tu cuerpo. A través de una esponja o guante de crin, realiza pequeños masajes circulares en tus pompis, o si lo deseas, emplea una crema reafirmante.

La cafeína deshidratada, que no es otra cosa que las bolsitas de café que utilizas cada día, te permitirán además revitalizar la piel. Masajea con ellas la zona de los glúteos y deja actuar durante diez minutos. No podrás fallar.

Los mejores ejercicios para fortalecer tus glúteos

Además de apostar por una dieta baja en carbohidratos y rica en proteínas, los entrenadores físicos también recomiendan una serie de ejercicios para aumentar los glúteos. En primer lugar, es preciso conocer que existen distintos ejercicios para los glúteos pequeños y grandes. Si se trata de unas pompis pequeñas, lo más recomendable es trabajar los cuádriceps, y ello se logra a través de flexiones y extensiones en la zona de la cadera. Para el segundo caso, será preciso practicar patadas que permitan moldear el glúteo, aunque de manera general, se recomienda además realizar sentadillas, lunge y algo de kickboxing.

Por otra parte, ten en cuenta que el trabajo con los glúteos no debe ser una práctica diaria, si bien lo mejor es dedicar a estos músculos dos frecuencias a la semana. Por último, y si padeces de celulitis, es imprescindible beber abundante agua, descansar adecuadamente, y por supuesto, poner en práctica desde hoy mismo todos estos ejercicios descritos. ¡Suerte!

También te recomendamos:
Categorías: Salud de la mujer,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña