INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Ejercicio físico

Beneficios de las actividades en la montaña

Beneficios de las actividades en la montañaLas actividades en la montaña se han popularizado en los últimos años. Cada vez son más las personas que se animan a hacer rutas senderistas por la montaña, que se animan a descender barrancos, y los más atrevidos se lanzan a realizar actividades de aventura más extremas como escalada, rafting, etc.

Nosotros nos alegramos mucho de esta nueva tendencia y de que se extiendan las actividades en la montaña, ya que además de los beneficios saludables propios de una actividad física, las actividades en la montaña tienen otros beneficios saludables en el ser humano que trataremos de analizar en las siguientes líneas.

Mejora de las condiciones físicas y mentales

Por supuesto tenemos que empezar analizando la mejoría en las condiciones físicas que supone salir a la montaña. Por supuesto dependerá del tipo de ejercicio que realicemos, pues no es lo mismo caminar por un sendero que escalar un risco, pero en general nuestra resistencia, nuestra fuerza y nuestra condición física mejorarán.

Pero lo que más nos interesan son las mejoras psíquicas que sentiremos al salir a realizar actividades físicas a la montaña. Hemos consultado a especialistas del portal Guiasboira.com, grandes conocedores de los barrancos de la Sierra de Guara y especialistas en organizar subidas y ascensiones al Aneto con guía, nos hablan de los beneficios psicológicos que tiene practicar deporte en la montaña.

Adiós estrés, hola optimismo

“Si hacer deporte en general ya es beneficioso para reducir el estrés mental del ajetreo diario, practicarlo en la montaña multiplica sus beneficios por 10”, nos cuentan. “La belleza y la pureza del medio natural nos predispone a olvidarnos de todo y a centrarnos solo en disfrutar y dar lo mejor de nosotros mismos. Además en la montaña ejercitamos la mente de una forma diferente, porque al ser un medio natural existen cierta clase de riesgos, que percibimos, pero que le han muy bien a nuestras mentes, porque se esfuerzan en superarlos, trabajan para salir victorioso, y generan un “estrés positivo” que nos proporciona aprendizaje para superar problemas de nuestra vida cotidiana”.

El entorno natural en el que nos encontramos también nos ayuda mucho más a desconectar del “mundanal ruido”, lo que consigue que liberemos aún más endorfinas (hormonas imprescindibles para la salud mental que trasmiten sensación de felicidad) que con una actividad física normal.

Precauciones para realizar actividades en la montaña

Para terminar queremos dar un pequeño listado de precauciones que debemos tomar antes de salir a la montaña.

Debemos intentar no ir nunca solos a la montaña. Además de por lo grata que es la compañía, principalmente lo decimos para que alguien pueda ayudarnos en caso de sufrir cualquier tipo de percance.

Planifica tu actividad física. Antes de salir hazte un plano de lo que vas a hacer, lo que vas a ver, la ruta que vas a seguir, etc. Si es tu primera vez, acude siempre con un experto en la materia que pueda aconsejarte. Y ahora que existe Internet, consulta antes la dificultad de la actividad que vas a realizar.

La información que busques debes asegurarte que es reciente. La naturaleza es cambiante, los barrancos cambian de forma cada año, las rutas pueden ser salvajes y no estar bien marcadas,… Todos estos contratiempos debemos poder evitarlos antes incluso de salir de casa.

Utiliza la equipación apropiada. Nunca irías a jugar al fútbol con chanclas, ¿verdad? Pues no vayamos a la montaña con material inapropiado. Si vas a hacer senderismo, utiliza unas buenas botas que protejan tus pies y tus tobillos. Si es invierno, coge ropa que abrigue pero que no te pese, y cuenta con varias capas de ropa para no tener que ir con todo puesto y sudar demasiado. En verano, protégete del sol con gorra y crema de sol.

Inicia la actividad a una hora prudente. La previsión de las horas es un error muy habitual, sobre todo en rutas largas o en actividades en verano. Calcula el tiempo que se tarda, y empieza siempre con tiempo de sobra previendo cualquier imprevisto. En verano, cuenta con que las horas de más calor son infernales, así que empieza muy pronto.

Móvil siempre con batería llena. Ojalá no necesites utilizarlo nunca, pero en caso de tener que pedir ayuda, necesitas que tu móvil “responda”.

Fuentes consultadas: ElConfidencial - FCDME

Categorías: Ejercicio físico,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña