INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Enfermedades

Hemorragias uterinas normales

pastillas¿De qué enfermedad estamos hablando?

Los trastornos de la regla o hemorragias uterinas anormales, engloban a cualquier tipo de hemorragia que se salga del patrón considerado como ciclo menstrual normal, ya sea en su cantidad, duración o frecuencia.

¿Cómo es un ciclo menstrual normal?

Las reglas tienen unos ciclos de aparición tremendamente variables, viéndose influenciados por circunstancias ambientales como el clima o por características raciales, así como por factores individuales. No obstante hay unas cifras establecidas para determinar los rangos de normalidad y anormalidad. El periodo que transcurre entre dos reglas debe oscilar entre 21 y 35 días para ser considerado normal (media de 28 días), la duración del sangrado menstrual debe ser de 2 a 7 días (media 4 días) y la perdida de sangre debe ser de unos 30 a 80 mililitros. Todas las reglas que se salen de estos intervalos se consideran anormales y precisan consulta médica.

¿Qué alteraciones se pueden sufrir en la regla?

Son varias las alteraciones descritas con relación a la menstruación:

  • Menorragia: Reglas de aparición regular pero más cuantiosas y/o prolongadas.
  • Polimenorrea: Aumento en el número de reglas, con un intervalo más corto de tiempo entre las mismas, pero con una cantidad de sangrado y una duración normales.
  • Polimenorragia: en este caso concurren los dos anteriores: reglas frecuentes e intensas.
  • Oligomenorrea: disminución de la frecuencia de aparición de las reglas.
  • Oligomenorragia: reglas de aparición menos frecuente pero de gran intensidad.
  • Amenorrea: ausencia de reglas.
  • Hemorragia intermenstrual: pérdidas sanguíneas de intensidad variable que aparecen entre reglas normales.
  • Spotting: hemorragia intermenstrual de cantidad mínima (mancha).

bisturi¿Son frecuentes las hemorragias uterinas anormales?

Alrededor del 30% de las mujeres consideran que tienen unas reglas excesivas. Los trastornos menstruales son causa de frecuentes y numerosas bajas laborales, así como de la disminución de la calidad de vida de muchas mujeres. No hay que olvidar que es la primera causa de histerectomía (extirpación del útero) tras los procesos oncológicos.

En los últimos años parece apreciarse un aumento en el número de mujeres que sufren esta patología, ya que tienen un número mayor de menstruaciones que hace años debido a un menor número de embarazos y por la reducción del tiempo de lactancia. No obstante también influye que hoy se diagnostica más y mejor por la mayor educación sanitaria de la población.

¿Cuál es la causa de esta enfermedad?

Las causas que originan las hemorragias uterinas anormales son variadas. Los expertos las dividen en dos grupos. Un primer grupo, que supone algo menos de la mitad de ellas, denominadas hemorragias uterinas disfuncionales , las cuales se producen por trastornos de las hormonas sexuales. Y otro segundo grupo integrado por las llamadas hemorragias uterinas anormales secundarias, que tienen como origen múltiples enfermedades como: hipotiroidismo, alteraciones hepáticas, alteraciones de los procesos de coagulación, tumoraciones uterinas, endometriosis, enfermedad inflamatoria pélvica, medicamentos (anticoagulantes, progestágenos...), dispositivo intrauterino (DIU)...

¿Cómo saber si los sangrados menstruales son normales?

La medición del intervalo entre reglas, así como la duración en días del sangrado no entraña dificultad y basta con ir apuntándolo en un calendario, que se deberá enseñar al médico siempre que este lo solicite o cuando se observe que los tiempos se salen de los intervalos antes descritos.

La dificultad surge a la hora de calcular el volumen de sangrado. Hemos dicho que lo normal es entre 30 ml y 80 ml pero ¿cómo podemos medirlo?. Hay sistemas de medición indirectos que las mujeres pueden aplicar en sus domicilios que son bastante aproximados a estas cifras:

  • Cuando durante la menstruación se expulsan coágulos, pues en la sangre de las reglas por sus características particulares estos son muy raros.
  • Cuando debe cambiarse la mujer de compresa o tampón antes de 2 horas desde el anterior cambio.
  • Cuando el cambio de compresas o tampones se produce en más de 6 ocasiones diarias.
  • Cuando se precisa la sustitución de las compresas o tampones en más de dos ocasiones durante la noche.

¿Se puede notar algún otro tipo de síntoma?

Sí. Es posible que, si el sangrado es muy abundante y las reglas muy largas y/o muy frecuentes, se produzca una anemia y por tanto aparezcan síntomas característicos de ésta como cansancio y debilidad generalizada.

También es frecuente que las hemorragias uterinas anormales se acompañen de dismenorrea, con dolor pélvico y malestar general entre otros.

¿Cuándo se debe acudir al médico?

Siempre que una mujer sospeche que presenta algún tipo de sangrado anormal en sus reglas, debe consultar a su médico, el cual confirmará si verdaderamente es un sangrado fuera de lo normal y en su caso iniciará los estudios pertinentes para el diagnóstico de la causa. Es importante acudir al médico porque existen múltiples causas de hemorragias anormales que precisan de diagnóstico y tratamiento precoz como por ejemplo las alteraciones tiroideas o un posible tumor uterino.

¿Cuáles son los estudios que iniciará el médico?

Estos dependen de la disponibilidad de medios del lugar de residencia y de las características de cada paciente, pero en general se puede adoptar la siguiente pauta:

1. En primer lugar, se debe realizar una completa anamnesis y exploración física.

2. Es necesaria la realización de analítica de sangre y de orina. Esta última suele incluir un test de embarazo, pues esta es la principal causa de amenorrea.

3. Otras pruebas que se pueden precisar para llegar a un diagnóstico son:

  • Ecografía ginecológica y/o transvaginal.
  • Microlegrado o legrado con toma de biopsia.
  • Histeroscopia. 

¿Qué opciones de tratamiento existen para las hemorragias uterinas anormales?

Hay múltiples opciones de tratamiento, pero el uso de una u otra depende de factores como la causa de la hemorragia, la edad de la paciente, el deseo de descendencia e incluso factores socio-religiosos.

El tratamiento puede ser médico o quirúrgico.

Tratamiento médico

Los medicamentos usados en las hemorragias uterinas anormales son muy variados y de diversos grupos terapéuticos:

  • Antifibrinolíticos.
  • Anticonceptivos orales y otros tratamientos hormonales.
  • Antiinflamatorios. 

Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico va desde el legrado o raspado uterino hasta la histerectomía, es decir, la extirpación del útero, pasando por la ablación endometrial bajo control histeroscópico. Este último procedimiento es, de entre los quirúrgicos, el que más impulso está recibiendo últimamente, pues es más eficaz que el tratamiento médico y evita la extirpación del útero en un gran número de pacientes.

También te recomendamos:
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña