INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud de los ancianos

Soluciones antideslizantes para evitar caídas en la ducha

Soluciones antideslizantes para evitar caídas en la duchaLas caídas en la ducha son uno de los accidentes más comunes y peligrosos que suceden en el hogar pero a la vez son fácilmente prevenibles con las soluciones antideslizantes. A continuación te contamos algunas ideas interesantes para conseguir prevenir de forma eficiente las caídas en la ducha utilizando soluciones antideslizantes.

Productos antideslizantes para usar en la ducha

En primer lugar, si estás buscando productos antideslizantes para utilizar en la ducha te recomendamos utilizar diferentes lociones antideslizantes que podrás aplicar de forma directa en la base de la ducha y que generarán una capa antideslizante sin dañar tus pies. Estos productos son muy sencillos de aplicar y como decimos son totalmente inocuos para las personas de todas las edades. Además, los productos antideslizantes para utilizar en la ducha no producen humedades ni tampoco bacterias. Nos parecen una gran alternativa porque además tampoco decoloran tu ducha ni la hacen parecer sucia ya que se trata de lociones en formato transparente que se acoplarán a la perfección a la superficie de tu ducha para ofrecerte unos resultados óptimos. Como nota negativa cabe reseñar que con el paso del tiempo este tipo de lociones pierden eficacia y por tanto es importante estar atentos para poder aplicar capas nuevas cuando vayamos viendo que la solución no actúa como tras las primeras aplicaciones.

Superficies antideslizantes

Por otro lado, una de las mejores soluciones antideslizantes que existen con el cambio de los materiales de la bañera o de la ducha. Los platos de ducha de resina son una alternativa de gran calidad para evitar todo tipo de accidentes en la ducha y la instalación de un suelo antideslizante a ras puede ser también una buena opción para evitar las caídas.

Asimismo, puede ser una buena idea también el instalar un suelo antideslizante que vaya a funcionar a la misma altura del suelo del baño porque además de prevenir los resbalones servirá para evitar las caídas por peldaños extra o alturas, siendo esto muy interesante para las personas con movilidad reducida.

Las barras de apoyo y los asientos firmes

Por otro lado, aunque no son soluciones antideslizantes propiamente dichas, también recomendamos colocar barras de apoyo con poco deslizamiento y asientos firmes en la ducha para las personas con movilidad. Es una gran opción que evitará los deslizamientos y nos permitirá mantener un óptimo equilibrio en la ducha con las mejores garantías y sin tener que depender de terceras personas, siendo esta una muy buena opción para las personas mayores.

Las alfombrillas antideslizantes

Por otro lado, una de las soluciones antideslizantes más prácticas y sencillas que existen son las alfombrillas clásicas de ducha. Se trata de un tipo de alfombrillas muy resistentes que se adhieren cómodamente a la base de la ducha o de la bañera consiguiendo evitar que resbalemos cuando las pisemos. Este tipo de alfombrillas están elaboradas normalmente con una especie de goma con textura que consigue que el cuerpo no se deslice ni caiga cuando entra en contacto con su superficie. Son tan sencillas de instalar como fijarlas a la superficie del plato de la ducha y dejar que se peguen bien.

Como nota negativa cabe reseñar que en algunos casos pueden llegar a generar bacterias, ya que están muy cerca de la superficie de la ducha y además están en contacto con el agua constantemente. Es por esto que si elegimos esta solución antideslizante será necesario limpiar la alfombrilla todas las semanas porque de lo contrario puede llegar a transmitir infecciones y enfermedades.

Asientos abatibles o taburetes

Los asientos abatibles y los taburetes antideslizantes son también una muy buena alternativa para facilitar la ducha de los niños y de las personas mayores o con movilidad reducida evitando las caídas. En este punto cabe reseñar que no pueden usarse todo tipo de sillas sino únicamente aquellas que cuenten con propiedades antideslizantes para evitar las caídas. Además, también se debe elegir el material con mucho cuidado porque éstos tendrán que soportar muy bien el peso de las personas pero además tendrán que poder colocarse bajo el agua.

Recomendamos para ello los asientos abatibles y taburetes de resina, de plástico, de acero inoxidable y de aluminio. Asimismo, también es una idea interesante el colocar eficientes soportes que puedan colocarse a los dos lados de la bañera, que pueden atornillarse cómodamente a la pared y que no ocuparán nada de espacio cuando no los estemos utilizando.

Adhesivos o tarimas

Por otro lado, otra solución antideslizante muy interesante son los adhesivos o las tarimas de resina. Se trata de soluciones sencillas de colocar en tu baño que ni siquiera tendrás que instalar sino únicamente ubicarlas en la superficie de la ducha para poder moverte con tranquilidad todos los días. Los adhesivos pueden colocarse de forma sencilla encima de los platos de la ducha o en las bañeras para evitar cualquier caida y resultan muy sencillos de retirar cuando ya no se necesitan.

Además, se recomienda su uso sobre todo para las casas con niños, ya que así podrán ducharse con mucho menos riesgo y no habrá problemas después con la instalación de este tipo de solución antideslizante porque las tarimas de resina y los adhesivos pueden retirarse de forma sencilla cuando los niños crezcan y ya no las necesiten.

Otros extras para el suelo

Pero además de la ducha, existen otros espacios en los cuartos de baño que pueden resultar peligrosos, sobre todo al estar mojados, y ser causa de fuertes caídas. Para evitarlo se pueden ubicar en el suelo pavimentos cerámicos antideslizantes que servirán para evitar al máximo este tipo de riesgos, sobre todo cuando tras la ducha o después de lavarnos las manos salpiquemos el suelo.

Antideslizantes en formato spray

Además de los productos mencionados en el primer punto puedes encontrar también soluciones muy prácticas en formato spray para evitar que los suelos húmedos de la ducha, de la bañera o del baño en conjunto resbalen. Son soluciones muy cómodas y fáciles de aplicar y sus resultados son eficientes y seguros. En la mayoría de casos se aplican en dos pasos, el primero con un limpiador antical que retirará también la grasa y preparará la superficie para evitar los resbalones y el segundo que será el spray antideslizante propiamente dicho, resistente al agua y a la humedad y apto para todo tipo de superficies acrílicas, cerámicas y sanitarias como las duchas y las bañeras.

Las cintas antideslizantes para el baño

Por último encontramos las cintas antideslizantes para el baño. Son una gran alternativa ya que se trata de cintas con adhesivo en una cara que podrás fijar cómodamente en la ducha y que son rugosas por el otro lado para evitar el deslizamiento y por tanto las caídas en el baño. Se trata de cintas transparentes que son muy resistentes al agua y por tanto una gran opción para ubicarlas en el suelo de los baños, las bañeras y de todo tipo de duchas.

Sobre todo destacan en la actualidad algunas versiones nuevas con un diseño mucho más suave para poder caminar descalzos sobre ellas sin rasparnos los pies. Se pueden ubicar en cualquier zona del cuarto de baño y no son nada abrasivas, pero su nivel de agarre sigue siendo óptimo gracias al adhesivo que permite colocarlas cómodamente en cualquier superficie.

También te recomendamos:
Categorías: Salud de los ancianos,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña