INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Vivir sano

6 maneras de potenciar tu sistema linfático para una excelente salud

6 maneras de potenciar tu sistema linfático para una excelente saludEl sistema linfático es un sistema formado por glándulas, ganglios, el bazo, el timo y las amígdalas. Limpia las células de nuestro cuerpo y trasporta los residuos de nuestro cuerpo lejos de los tejidos a la sangre, donde puede ser filtrado por órganos de desintoxicación de nuestro cuerpo (hígado y riñones)

Estos residuos se componen de los subproductos de nuestros procesos corporales, los medicamentos que tomamos, las toxinas de cigarrillos y otros contaminantes, los aditivos alimentarios y pesticidas y de otras toxinas.

Si usted sufres de lesiones, exceso de peso o celulitis, o trastornos del dolor, como la artritis, bursitis, dolores de cabeza u otros, un sistema linfático lento puede ser la causa del problema.

11 maneras de potenciar tu sistema linfático

1. Respire profundamente. ¿Sabías que tienes tres veces más linfa (líquido linfático) que sangre? Sin embargo, no existe un órgano que la mueva, como el corazón con la sangre. Tu sistema linfático se basa en el movimiento de tu respiración para ayudar a transportar de toxinas a la sangre, antes de que sean eliminadas de tu cuerpo. Así que, respira ese oxígeno curativo y exhala las toxinas.

2. Muévete. El ejercicio también asegura que tu sistema linfático fluya correctamente. El mejor ejercicio para los ganglios es rebotar en un mini trampolín, que puede mejorar dramáticamente el flujo de la linfa. Los estiramientos y el ejercicio aerobio también funcionan bien.

3. Bebe mucha agua. Sin la cantidad adecuada de agua, el líquido linfático no puede fluir correctamente. Para propiciar la hidratación de tus células, añade jugo de limón a tus vasos de agua.

4. Olvídate de la sodas. Estas bebidas cargadas de azúcar, colorantes y conservantes se suman a la ya sobrecargada carga de trabajo que tus ganglios deben manejar.

5. Come fruta cruda con el estómago vacío. Las enzimas y los ácidos en las frutas son potentes limpiadores de tu sistema linfático.

6. Alterna duchas calientes y frías durante varios minutos. El calor hace que los vasos sanguíneos se dilaten y el frío hace que los mismos se contraigan. Evita este tipo de terapia si tienes una condición de corazón o presión arterial o estás embarazada.

También te recomendamos:
Categorías: Vivir sano,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña