INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Otorrinolaringología

¿Qué produce el hipo?

¿Qué produce el hipo?Todos hemos tenido hipo alguna que otra vez y coincidiremos en que es una sensación incómoda y hasta irritante, que queremos desaparezca lo antes posible. Sin embargo, muchos desconocen los porqués del hipo.

Conocer sobre qué lo causa o produce, cómo preverlo, enfrentarlo y muchas otras cosas más, contribuirán a que podamos evitarlo más efectivamente, razón por la que hemos querido conformar el presente artículo.

¿Qué es el hipo?

El hipo es esencialmente un movimiento involuntario del diafragma, que es el principal músculo que interviene en la respiración. Se produce cuando este se contrae de manera repentina en medio de una respiración normal, materializándose en espasmos que son sucedidos por cierres de las cuerdas vocales, causantes de ese sonido tan particular del hipo.

Normalmente, el hipo dura solo unos minutos, aunque puede darse el caso de que se extienda desde uno o varios días, hasta semanas.

Por suerte esto no sucede con mucha frecuencia y cuando ocurre suele ser síntoma o consecuencia de otro problema de salud.

Tipos de hipo

La Sociedad de Médicos Generales y de Familia (SEMG) de nuestro país distingue tres tipos de hipos fundamentales. Estos son el agudo o transitorio, que es aquel que dura menos de dos días; el persistente, que se extiende de 48 horas a un mes; y el intratable, que es todo aquel hipo que se alargue por más de dos meses.

De acuerdo con esta sociedad española, el hipo no cumple ninguna función protectora ni parece hacerlo tampoco desde el punto de vista fisiológico, como sí lo hacen otros reflejos habituales como la tos y el vómito.

¿Qué produce el hipo?

Como ya dijimos, el hipo se debe a la contracción repentina del diafragma, y más particularmente a la irritación del nervio que controla dicho músculo. Este fenómeno puede producirse por varias causas, algunas más controlables por nuestra voluntad y accionar que otras.

Así, causas potenciales de la ocurrencia del hipo son el comer excesivamente y hacerlo muy rápido, estar nerviosos, tener irritación en el estómago o garganta lo mismo por una comida que por enfermedades que producen esta condición como la pleuresía y la neumonía, y sufrir algunos padecimientos en el esófago.

Otras causas son el consumo de alimentos picantes o muy condimentados, haber tenido alguna operación quirúrgica en el área abdominal, y haber sufrido un accidente cerebrovascular o tener un tumor que afecte al importante órgano.

A pesar de todo esto es importante destacar que a veces el hipo puede no tener una causa o detonante bien esclarecido.

Alimentos y bebidas que provocan hipo

Ningún alimento o bebida provoca hipo por sí mismos. Más bien depende de que estén muy condimentados, sobre todo con picante, muy calientes, y de que se consuman en exceso o con rapidez.

No obstante, podemos atrevernos a mencionar varios que están entre los más frecuentes detonadores alimenticios del hipo.

Miso

El miso es una pasta aromatizante fermentada que se emplea mayormente como condimento. En China y Japón ha sido empleada por muchos siglos como un alimento curativo.

Hecho con semillas de soja, sal marina y cereales, y a pesar de sus buenas propiedades, el consumo excesivo de miso puede desatar episodios de hipo.

Chile

También empleado como condimento, el chile puede favorecer mucho el hipo, sobre todo cuando se emplea en exceso para mejorar el sabor de otros alimentos.

A muchos gusta el picante natural de este fruto y desde su descubrimiento por Colón se ha posicionado con fuerza en la culinaria de nuestro país.

Curry

Como mezcla de especias mayormente picantes, el curry o los platos hechos a ese estilo y que emplean la salsa, pueden desatar el hipo en muchas personas. Como con los demás alimentos, no es que por sí solo lo cause. Dependerá más bien de cuánto se coma, así como de cada caso en particular.

Bebidas carbonatadas y alcohol

Las bebidas carbonatadas y el alcohol pueden provocar hipo, incluso en mayor medida que los alimentos picantes. Cuando se bebe mucha gaseosa o agua con gas, o cualquier bebida alcohólica, el hipo es una de las primeras cosas que nos dejan ver que nos estamos excediendo.

Remedios Caseros para el hipo

Muchas son las técnicas y remedios caseros que a través de los años se han empleado para combatir el hipo y hacerlo desaparecer lo antes posible. Sin embargo, ha de reconocerse que no siempre son efectivas, aunque nada se pierde con probarlas.

A continuación veamos algunos remedios de los menos conocidos.

Sal y yogur

Agregar una cucharadita de sal a una taza de yogur, disolverla y beber lentamente, es un excelente remedio para hacer desaparecer el hipo de forma rápida. En la mayoría de las ocasiones desaparece apenas se han ingerido unas pocas cucharadas, aunque la cantidad puede variar de una persona a otra.

Jengibre

Masticar de forma lenta un trozo chiquito de jengibre fresco, limpiado y pelado con anterioridad, también permite combatir el hipo de manera efectiva. En comparación con otros remedios este puede no gustar mucho por lo desagradable del sabor, pero su efectividad supera a muchos otros.

Cardamomo en polvo

Una cucharadita de cardamomo en polvo mezclado con una taza y media de agua, hervidos y puestos a enfriar para beberlo de esa forma es otro remedio excelente para el hipo. La causa de su efectividad radica en que relaja el diafragma y probablemente sea el mejor remedio para tratar el hipo derivado del abuso de alcohol.

Azúcar granulada

Poner una cucharada de azúcar granulada dentro de la boca y dejarla que se disuelva allí, sin masticar, permite enfrentar el hipo.

Como remedio casero, este se aconseja mucho para los niños que aún no pueden entender instrucciones precisas para variar la respiración y hacer desaparecer la molesta sensación.

También te recomendamos:
Categorías: Otorrinolaringología,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña