INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud de la boca

Qué es la sobredosis de dentífrico y cómo evitarla

Qué es la sobredosis de dentífrico y cómo evitarlaSeguro que nunca habías pensado que la pasta de dientes podría esconder algunos riesgos para tu salud. En este artículo te contamos qué es la sobredosis de dentífrico y cómo evitarla. Sigue leyendo para conocer en qué consiste este tipo de sobredosis y los pasos a seguir para evitar este problema según los profesionales.

Qué es la sobredosis de dentífrico

Sin duda todos los profesionales de la salud dental defienden que lavarse los dientes con un dentífrico de calidad es la mejor alternativa para conseguir evitar las caries. Además la pasta de dientes es económica y accesible a todo el mundo, y el que se haya generalizado su uso ha supuesto una mejora en la salud de los dientes de muchísimas personas alrededor del mundo.

Ahora bien, lo que no sabe tanta gente es que este hábito saludable para la salud dental tiene algunos riesgos. El flúor es uno de los componentes principales de los dentífricos, y es tóxico. El consumo de flúor puede provocar diferentes problemas de salud. Es por este motivo que resulta importante tener mucho cuidado con la pasta de dientes y escupirla siempre tras el lavado, porque si llegamos a tragarla o no nos enjuagamos bien la boca podría dejar restos que resultarían peligrosos para nuestra salud.

Además de escupir siempre la pasta de dientes después de cada lavado, es fundamental seleccionar siempre alternativas de calidad como los dentífricos que podemos encontrar en irrigadordental.shop/mejor-pasta-de-dientes/, evitando decantarnos por las opciones más baratas y seleccionando siempre pastas de calidad pensadas para el propósito que las necesitemos (blanqueante, para encías sensibles, para personas con ortodoncia, etc.) y que además nos garanticen que están elaboradas con ingredientes seguros y de máxima calidad.

Si bien en el caso de los adultos no supondría un gran problema, para los niños pequeños sí podría causar una sobredosis de dentífrico, con el riesgo que esto conlleva para la salud de los más vulnerables, con lo que resulta fundamental que los niños se limpien los dientes siempre bajo la supervisión de un adulto para que podamos asegurarnos de que no se están tragando la pasta de dientes.

Además los riesgos de que los pequeños puedan sufrir una sobredosis de dentífrico aumentan al utilizar envoltorios divertidos con colores y dibujos para niños. Si además se incluyen sabores azucarados en las pastas de dientes los niños pueden tener mucha más tendencia a tragar el dentífrico al encontrarlo con un color y formato muy similar al de las chucherías. Si los niños llegan a comer grandes cantidades de pasta de dientes de forma continuada esto puede suponer un gran riesgo para su salud, con desenlaces que pueden incluso llegar a ser letales en los casos más extremos.

Los dentífricos que podemos encontrar en el mercado tienen normalmente entre 1100 y 1450 partes de flúor por millón, lo cual es algo más de 1 mg de flúor por gramo de pasta de dientes. De esta forma, con un sólo tubo de pasta de dientes sería posible acabar con la vida de un niño de 30 kilos. Aunque las muertes por sobredosis de dentífrico son realmente escasas, lo cierto es que sí existen muchísimos casos de intoxicación aguda con dosis bajas de entre 0,1 y 0,3 mg de flúor por kilo de peso. En estos casos los niños suelen experimentar problemas como dolores gástricos, náuseas, vómitos, dolores de cabeza e incluso mareos.

Uno de los grandes peligros de la sobredosis de dentífrico es que el flúor se va acumulando en el cuerpo de los niños, que no son capaces de excretar mediante los riñones las mismas cantidades que los adultos, con lo que sus huesos pueden llegar a acumular hasta un 80 por ciento de esta sustancia. De esta manera, el flúor se va acumulando en los huesos y puede llegar a producir osteoporosis.

Además, los expertos advierten de que en caso de producirse una intoxicación los síntomas a tener en cuenta podrían variar desde un dolor de estómago hasta vómitos, llegando incluso a la obstrucción intestinal en los casos más graves. Esto sucede porque el flúor es un elemento altamente corrosivo que puede llegar a dañar en gran medida las mucosas gástricas con lo que si nosotros o los pequeños presentan alguno de estos síntomas y sospechamos que puede deberse a una sobredosis de dentífrico es fundamental acudir al médico cuanto antes para evitar y prevenir males mayores.

De todas formas es importante tener en cuenta que esto en ningún caso debe ser una excusa para dejar de limpiarse los dientes de forma regular tras cada comida, porque si se hace de forma segura y adecuada sin duda no entraña ningún riesgo. Además la dosis de dentífrico que puede considerarse tóxica es mucho más grande que la que se usa en cada cepillado de los dientes y sin duda las ventajas de llevar una buena higiene dental superan en gran medida a estos riesgos.

También te recomendamos:
Categorías: Salud de la boca,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña