INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud de la mujer

10 cosas que debes saber sobre el himen

10 cosas que debes saber sobre el himenEl himen es un gran desconocido para la mayoría de la población e incluso existen muchos mitos a su alrededor que son totalmente falsos. En este artículo te presentamos algunas cosas que debes saber sobre el himen.

El himen no se rompe

Seguro que crees que el himen se rompe e incluso explota dentro de la vagina, pero nada más lejos de la realidad. La mayoría de personas creen que al perder la virginidad están rompiendo el himen pero este mito proviene de una comparación que realmente es sexista pues se hace a partir del sangrado que las mujeres suelen tener cuando mantienen su primera relación sexual.

Este sangrado sí proviene del himen pero no tiene nada que ver con que se rompa o se dañe el himen sino que se trata de un estiramiento del himen. Cuando una mujer mantiene sexo el himen se estira y es por esto que sangra, pero ni explota ni se rompe.

No todas las mujeres tienen himen

Por contra a lo que crees la verdad es que no todas las mujeres nacen con himen. Aunque son pocas, algunas de ellas no lo tienen y no pasa absolutamente nada. Normalmente esto se debe a que cuentan con algunas alteraciones en diferentes cromosomas o a que cuentan con otros órganos poco desarrollados como por ejemplo la vagina o también el útero. En este caso si estas mujeres tienen problemas o complicaciones de salud será por estos órganos y no porque no tengan himen.

Existen diferentes tipos

No todos los himen son iguales. Al igual que sucede con otras partes del cuerpo el himen de una mujer puede adquirir cualquier tipo de forma o tener todo tipo de tamaño. El himen es básicamente una membrana delgada con un hoyo de unos dos centímetros pero sus tamaños y formas pueden variar en cada mujer y presentar características muy diferentes.

No siempre sangra

Asimismo, como avanzábamos en puntos anteriores, deberías recordar que el himen de muchas mujeres es delgado con lo que en muchos casos puede llegar a estirarse sin sangrar, tanto durante el sexo como al practicar cualquier tipo de actividad física como ir en bici, hacer gimnasia o montar a caballo. Solamente algunas mujeres sangran cuando tienen sexo por primera vez, realmente menos de la mitad de las que pierden su virginidad.

No desaparece tras el sexo

También debes saber que el himen, como vemos en infoHimen.com y por contra a lo que cree mucha gente, no desaparece al ser "roto" tras mantener sexo. Si el himen sangra después de las primeras relaciones sexuales o de practicar algún tipo de actividad deportiva esto quiere decir que se ha estirado, no que haya desaparecido.

No tiene ninguna función

Por último cabe reseñar que el himen no tiene ningún tipo de función específica. Es decir, el himen no cumple la función de preservar la virginidad ni proteger de ningún tipo de infección como mucha gente cree. Por contra, si el himen no está bien podrá impedir que la menstruación salga al exterior y en estos casos si podría llegar a causar un problema de salud.

No simboliza la virginidad

La creencia popular dice que el himen es el símbolo por excelencia de la virginidad y esto es totalmente falso. El himen puede sangrar por muchos otros motivos: montando en bicicleta, a caballo, etc. Y esto no quiere decir que se haya perdido la virginidad tampoco. De hecho muchas mujeres ni siquiera sangrarán en sus primeras relaciones sexuales.

Tampoco protege de las infecciones

Asimismo, también debes saber que el tener o no tener himen no te protegerá de las infecciones. Muchas personas consideran que una de las funciones de himen es actuar como protector frente a algunas enfermedades pero la realidad es que este hecho no está comprobado.

Va cambiando

Mientras los bebés tienen un himen fuerte y grueso conforme las personas van creciendo éste se torna cada vez más delgado, frágil y ligero. No es un tejido que permanece siempre igual sino que crece, cambia y evoluciona con el resto del cuerpo. Además, el himen se forma como el resto de genitales, justo entre la cuarta y la séptima semana de gestación.

Las drogas lo dañan

Por último, cabe reseñar que, así como para el organismo en general, las drogas también son nocivas para el himen. Además, diferentes estudios evidencian que si se consumen drogas en la gestación es muy probable que las bebés resultantes de dichos embarazos vengan al mundo sin himen.

También te recomendamos:
Categorías: Salud de la mujer,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña