INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud de la mujer

Riesgos de la depilación con luz pulsada y cómo evitarlos

Riesgos de la depilación con luz pulsada y cómo evitarlos¿Estás pensando en adquirir una de las populares depiladoras de luz pulsada? ¿Tienes una de ellas? Entonces, sabrás que este producto, a pesar de su efectivo uso para eliminar el pelo en la zona sobre la cual se aplica, puede resultar perjudicial para nuestra salud causándonos quemaduras si no lo utilizamos con cuidado. A continuación, te explicamos los riesgos que pueden ocasionarnos su mal uso y cómo evitarlos para lograr la mayor efectividad.

Riesgos de la depilación con luz pulsada

Lo primero que debes saber antes que nada es que, a diferencia de la luz láser, la luz pulsada utiliza una luz pulsada de banda ancha mientras que el láser es una fuente de luz coherente monocromática. Es decir, la luz láser funciona de forma más selectiva, aunque ambos tratamientos se dirigen a la melanina del folículo para desintegrarla y ofrecen resultados permanentes. De cualquier forma, la depilación con luz pulsada es menos agresiva que la depilación con luz láser.

La depilación con luz pulsada tiene contraindicaciones y puede ser perjudicial para nuestra salud, aunque sus efectos secundarios no están relacionados con el cáncer —esta es una de las principales preocupaciones entre las personas que la utilizan—. No obstante, estos puedes ser de gravedad si no seguimos las indicaciones o nos sobrepasamos en el uso de este tipo de aparatos. Estos son los efectos secundarios del uso de la luz pulsada:

  • Uno de los principales efectos secundarios es el enrojecimiento e irritación de la piel. Ello puede ocasionarse, por ejemplo, al utilizar la depiladora si nos hemos expuesto durante varias horas al sol y nuestra piel no se encuentra en las mejores condiciones para soportar uno de estos tratamientos. También si nuestra piel es sensible o si desaconsejamos las precauciones de uso. La irritación de la piel suele tardar unos dos o tres días en desaparecer. En caso de que no lo haga será aconsejable acudir al médico.
  • También es frecuente que se creen varios edemas alrededor de los pelos, es decir, en los folículos. Esto consiste en un simple enrojecimiento, por lo que en principio no debe preocuparnos demasiado y en pocos días desaparecerá.
  • Otro de los efectos secundarios es la aparición de pequeñas ampollas. No suele ser muy frecuente, aunque si nos sobrepasamos en su uso o no seguimos las indicaciones es posible que nos aparezcan.
  • Por último, otro de los efectos secundarios es la aparición de manchas en la piel. Estas reciben el nombre de hipopigmentación. Las mismas suelen desaparecer con el tiempo.

Independientemente de los daños ocasionados por ignorar las recomendaciones, debes tener en cuenta que no todas las depiladoras con luz pulsada tienen las mismas características y funcionan con la misma efectividad. Es aconsejable que cumpla con todos los protocoles de seguridad y nos proporcione mejores garantías. Aquí puedes echarle un vistazo a este análisis de depiladoras de luz pulsada para encontrar el mejor producto del mercado.

Precauciones para utilizar una depiladora con luz pulsada

Si vas a adquirir una depiladora con luz pulsada debes tener en cuenta una serie de recomendaciones y consejos para evitar sufrir daños en la piel. Estos son:

  • No utilizar las depiladoras si no tienes el tono de vello que se indica por la marca. Normalmente no se aconseja en tonalidades rubias, blancas o pelirrojas.
  • No utilizar si tu piel es sensible y se irrita con facilidad.
  • No utilizar si sufres de enfermedades cutáneas, varices o cualquier desorden en la sangre.
  • No utilizar en pieles bronceadas o quemadas por el sol.
  • No utilizar si estás embarazada o en periodo de lactancia.
  • No usar en pieles muy oscuras.
  • No usar si padeces alteraciones en la cicatrización.
  • No aplicar sobre la cara.
  • No usar si sufres de diabetes, epilepsia o cualquier enfermedad inmunodepresora.
  • Tampoco se debe utilizar si consumes determinados medicamentos, como el ibuprofeno. Sobre todo, aquellos medicamentos que provocan reacciones fotoalérgicas, efectos analgésicos o anticoagulantes. Debes consultar con tu médico si estás llevando a cabo cualquier tratamiento.
También te recomendamos:
Categorías: Salud de la mujer,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña