INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud de la piel

Geles limpiadores faciales: guías de uso

Geles limpiadores faciales: guías de uso¿Estás buscando un limpiador facial de buena calidad y te gustaría saber cómo usarlo de forma eficiente? A continuación te contamos qué son, para que sirven y cómo usar los limpiadores faciales para reducir las impurezas en el rostro y lucir una piel mucho más sana y saludable en algunos sencillos pasos.

Cómo usar un limpiador facial

La mayoría de limpiadores faciales sirven de forma eficiente para eliminar las impurezas del rostro, la suciedad y también el maquillaje waterproof. Es recomendable elegirlos siempre sin derivados de parafina para no engrasar nuestra piel y poder usarlos en todo tipo de pieles, así como también para conseguir mantener una óptima hidratación en todo momento.

Para aplicar los limpiadores faciales de forma eficiente debemos hacerlo poco a poco y con calma usando al menos dos minutos por la mañana y dos por la noche. Si se eligen limpiadores en forma de aceite la mejor forma de aplicarlos es cogiendo partes pequeñas con los dedos y masajeando las zonas a tratar en movimientos circulares.

A la hora de elegir el mejor limpiador facial recomendamos tener en cuenta que para los aceites los mejores son los de jojoba si queremos dar flexibilidad a nuestra piel y controlar la grasa, mientras que si buscamos astringencia la mejor opción son los limpiadores con geranio. Para una opción antioxidante los mejores son los limpiadores ricos en omega 3 mientras que la camomila tendrá efecto calmante para la piel.

Además, en formato crema podrás usar también tu limpiador facial a modo de mascarilla. En estos casos recomendamos usarlas una vez por semana aplicando una capa gruesa que dejaremos quince minutos y aclararemos después.

Limpiadores de espumas al agua

Entre los diferentes limpiadores que puedes encontrar en el mercado puedes elegir formatos y fórmulas muy distintas. Una de las más interesantes son los limpiadores con espumas al agua. Por contra a lo que sucede con los limpiadores al agua al uso, que incorporan tensoactivos que pueden dejar tu piel muy seca, lo mejor es elegir fórmulas suaves que incluyen por ejemplo aminoácidos botánicos de aloe vera, que son unos eficientes espumantes naturales que te servirán para limpiar tu piel si cambiar su PH.

Además, recomendamos elegir espumantes con proteínas de arroz o de avena que aportarán un toque de frescura a tu rostro. Lo mejor es elegir también limpiadores que cuenten con un pH de 5,5 como el de la piel, ya que así resultan mucho más compatibles con ella y por supuesto es importante retirar el agua para restaurar la acidez natural del rostro después de cada aplicación.

Las leches limpiadoras faciales

Por supuesto tampoco pueden faltar en esta guía algunos consejos sobre las leches limpiadoras faciales. Estos productos son una gran alternativa para realizar limpiezas básicas del rostro, incluso si no sueles utilizar maquillaje habitualmente porque la piel se ensucia igual.
Las cremas no pueden penetrar bien en las capas profundas del rostro y es por ello que las leches limpiadoras faciales son básicas para evitar que la suciedad penetre dentro de la piel con su uso diario.

Este tipo de limpiadores faciales son la forma más común que utiliza todo el mundo para desmaquillarse y son una gran alternativa para todas las pieles delicadas que no soportan los limpiadores faciales al agua.

Las leches limpiadores no hacen espuma, lo que quiere decir que no llevan emulsionantes y por tanto resulta prácticamente imposible que puedan irritar la piel. A la hora de escoger una leche limpiadora es fundamental elegir siempre las opciones sin alcohol ni aromas si tienes la piel sensible.

Además, para poder limpiar de forma eficaz el rostro lo mejor es usarlas con la piel seca masajeando con los dedos para conseguir eliminar todas las impurezas limpiando después el rostro con un algodón ya que este tipo de limpiador facial no necesita aclarado.

El agua micelar como limpiador facial

Por último, cabe reseñar la acción eficiente del agua micelar, que actuará como un práctico imán para absorber la grasa y la suciedad del rostro repeliendo la humedad, con lo que no secará la piel.

El agua micelar se aplica directamente con un algodón sobre el rostro seco y puede usarse también sobre los ojos y las pestañas, así como también en los labios. En el rostro lo mejor es aplicarla haciendo círculos ascendentes.

El agua micelar tiene un práctico efecto de tónico regulador para iluminar al máximo la piel sin resecarla para nada y además combatirá de forma muy eficiente la aparición de puntos negros y de cualquier tipo de bacteria con lo que es una opción muy buena para limpiar el rostro, sobre todo en la zona T, dónde también deberías utilizar un cepillo limpiador si quieres conseguir unos resultados óptimos.

También te recomendamos:
Categorías: Salud de la piel,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña