INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Nutrición

Consejos para prevenir enfermedades de transmisión alimentaria

Consejos para prevenir enfermedades de transmisión alimentariaPueden definirse las enfermedades de trasmisión alimentarias como aquellas que se producen o se transmiten al organismo humano cuando en éste se introduce agua o comida que se encuentra contaminada por ser tóxicos en sí mismos, como las setas venenosas, o por contar con algunos microorganismos patógenos, como aquellos alimentos que por ejemplo producen salmonelosis.

Este tipo de enfermedades de transmisión por alimentos suelen aumentar durante la temporada estival, sobre todo debido al calor, aunque en sobre todo en zonas calurosas se deben prevenir durante todo el año. Hay que tener cuidado cuando se adquiere, cuando se transporta, cuando se almacena y cuando se va a preparar o a distribuir cualquier alimento o bebida, tanto en el hogar como de forma comercial.

¿Cómo prevenirlas?

Para prevenir estas enfermedades es necesario tomar algunas medidas. En primer lugar, hay que adquirir alimentos que sean higiénicamente seguros. Para asegurarse de que esto es así, se debe acudir a establecimientos conocidos, que cuenten con los pertinentes controles sanitarios y que procedan de industrias que estén actualizadas y en caso de estar envasados cuenten con la etiqueta de calidad y la fecha de caducidad dentro de los límites establecidos.

No se deben adquirir alimentos en establecimientos donde se pueda dudar de la limpieza del personal manipulador o los alimentos estén expuestos de forma incorrecta: huelan, se vean resecos o presenten colores extraños.

Si se trata de alimentos que están congelados o refrigerados se deben revisar las vitrinas expositoras para asegurarse de que no están demasiado cargadas y su temperatura es la adecuada para mantener los alimentos en buen estado. Estos alimentos nunca deben de sobrepasar los -18 grados y su embalaje se debe encontrar en perfecto estado, sin presentar escarcha.

En segundo, los alimentos se deben de distribuir en el frigorífico siguiendo algunas pautas, para que no se contaminen entre ellos en caso de que alguno lo esté. Para ello, los alimentos abiertos deberían de distribuirse en tarteras, fiambreras o separarse en papel de aluminio. Los alimentos cocinados siempre deben ubicarse encima de los crudos, puesto que si los últimos gotean, así no podrán infectar a los ya cocinados. Y por supuesto, los alimentos que ya han sido congelados no pueden volver a congelarse.

Si no se van a utilizar, mejor tirarlos directamente a la basura, puesto que en caso contrario se puede acabar con comida contaminada y con una enfermedad alimentaria. Los alimentos no perecederos se deben conservar en un lugar fresco y seco para garantizar su seguridad, en ambientes ventilados, y sobre todo, no deben de estar cerca de los productos de limpieza o almacenarse con éstos bajo ningún concepto. En cuanto a las temperaturas que deben utilizarse en casa para conservar los diferentes alimentos, si hablamos del frigorífico o congelador, éstas deberían ser de menos de entre -2 y 6 grados mientras, en el congelador, las temperaturas recomendadas se encuentran entre -12 y -18 grados (fuente).

Para preparar las comidas se deben tomar una serie de medidas. Entre ellas destacan el revisar las fechas de caducidad para ir utilizando los alimentos que antes caduquen, descongelar los alimentos en el frigorífico o en el microondas, mantener limpias las manos, lavándolas tantas veces como haga falta y conservar en perfecto estado utensilios y superficies, cocinar tan cerca de la hora de comer como sea posible y no guardar los alimentos a ser posible más de tres días.

En cuanto a las mayonesas y salsas con huevo, éstos deben ser frescos, y se debería de utilizar limón o vinagre. Como máximo pueden estar a 8 grados hasta su consumo, no deben dejarse a temperatura ambiente, y después de 24 horas, si no han sido consumidos, es necesario tirarlos. A la hora de servir la comida se deben sacar los alimentos justo antes de ser consumidos y recalentar de forma inmediata hasta los setenta grados. No se deben tocar con las manos sucias ni manipularlos si estamos enfermos.

También te recomendamos:
Categorías: Nutrición,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña