INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud del niño

Beneficios y uso de los biberones anticólicos

Beneficios y uso de los biberones anticólicosLos biberones anticólicos son una gran alternativa para los bebés que toman leche de fórmula y tienen problemas de cólicos ya que les ayudan a prevenirlos y por tanto a que puedan alimentarse de forma eficiente. Los biberones anticólicos deben permitir que entre aire al fondo del biberón mientras va saliendo la leche por la tetina y a continuación te presentamos sus principales usos y beneficios.

Para los niños con problemas de cólicos

Los biberones anticólicos son altamente recomendados por los pediatras para los niños que padecen cólicos del lactante y que por tanto toman mucho aire cuando beben la leche y esto hace que no puedan absorberla como es debido e incluso que lleguen a devolverla. Los biberones anticólicos les permiten alimentarse de forma mucho más natural y por tanto ayudan a todos los peques a crecer mucho más sanos.

Mantienen todas las propiedades nutritivas de la leche

Uno de los beneficios principales del uso de los biberones anticólicos, como hemos visto en TodoBebes.online, es que este tipo de sistemas mantienen al máximo todas las propiedades de la leche. Existen muchos biberones diferentes en el mercado pero la mayoría de ellos, si no son anticólicos (y en muchos casos también aunque se vendan como tal si no se encuentran bien certificados) no cuentan con una buena protección para la leche del bebé con lo que cuando el aire pasa por la tetina y va subiendo por la leche la oxida y hace que pierda vitaminas. Además, de esta manera el hierro también se oxida y resulta mucho más complicado que el bebé pueda absorber por tanto todas sus propiedades. Es por esto que el biberón anticólico es ideal para los niños que padecen de cólicos pero también para el resto de bebés porque les permite recibir la leche con todas sus propiedades intactas.

Para comer a su ritmo

Los biberones anticólicos permiten a los bebés y a los niños pequeños comer a su ritmo. Lo que sucede en los biberones clásicos es que los niños chupan y chupan hasta que no pueden seguir tomando leche si no paran porque tiene que volver a entrar el aire. Esto sucede porque se produce el momento de "presión negativa". Al parar el pequeño tiene muchas más probabilidades de desarrollar problemas de cólicos e incluso de comer peor o no querer volver a comer al haber tenido que parar e incluso al haberse sentido molestos al tragar gases. Con un biberón anticólicos es posible evitar estos problemas.

Disminuye el estrés

Como indicábamos en el punto anterior, el proceso de la alimentación con un biberón clásico hace que los peques tengan que parar de alimentarse en algún momento para que entre aire si quieren seguir bebiendo leche y por tanto eso puede llegar a ponerles nerviosos y a hacerles comer todavía con más ansiedad propiciando problemas de alimentación y empeorando todavía más los cólicos del lactante. Utilizando un biberón anti cólicos es posible evitar este problema porque el bebé podrá seguir alimentándose al ritmo que prefiera sin tener que parar debido a la presión negativa en el biberón.

Previene y elimina el dolor de oídos

Los bebés son especialmente sensibles y delicados y por tanto esa presión negativa que se produce con los biberones normales mientras les alimentas no sólo les afectará a nivel de que puede producirles cólicos o llegar a estresarles sino que puede llegar a dañar sus oídos generando fuertes molestas en los peques que harán que paren de comer o que no quieran comer nunca, así como también que su ansiedad aumente y su relación con el biberón se vuelva muy mala estableciendo desde su tierna infancia unas pautas de alimentación que pueden llegar a ser peligrosas para el peque. Es por todo ello que un biberón anticólicos es la alternativa ideal para superar los problemas de oídos durante la alimentación del bebé.

Es mucho más natural

Además, este tipo de biberones anticólicos hacen que la lactancia sea mucho más natural para los bebés porque funcionan de una manera mucho más cercana a la forma en la que se extrae la leche materna del pecho mediante la lactancia clásica. De esta manera los bebés se sienten mucho más tranquilos cuando toman leche con este tipo de biberones y además, al poder hacerlo a su propio ritmo sin duda se relajan y se alimentan de forma más eficiente con lo que se trata de la mejor opción para cuidar la salud de los más peques y conseguir que crezcan fuertes y sanos.

Evita el reflujo y el dolor de estómago

Los biberones anticólicos son también la mejor alternativa que existe para reducir al máximo los gases dentro del estómago de los bebés, les permiten evitar el reflujo y también son la mejor opción para prevenir los vómitos y que la leche pueda sentarles mucho mejor.

También te recomendamos:
Categorías: Salud del niño,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña