INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud del niño

Cómo funcionan los biberones anticólicos

Cómo funcionan los biberones anticólicosSegún los especialistas, durante los primeros 6 meses de vida, los bebés o recién nacidos deben alimentarse de la leche materna. Sin embargo, esto no siempre es posible ya que la cantidad de leche que segrega la mamá —en ocasiones— es insuficiente o existen otros motivos que le imposibilitan amamantar al bebé. En este caso, para que el bebé obtenga la cantidad de nutrientes necesarios, deberá recibir la leche de un biberón. Ahora bien ¿Qué ocurre si el biberón no es adecuado para el recién nacido?

Si el biberón que utiliza el recién nacido no es el adecuado para su edad, es posible que pueda sufrir un cólico en su vientre. Por ello, es recomendable siempre que todo menor de 6 meses utilice siempre un biberón anticólico. En este artículo te explicamos cómo funcionan este tipo de biberones y todo lo que necesitas saber sobre ellos.

¿Qué es un biberón anticólico?

Un biberón anticólico no es nada más ni menos que un biberón que permite a los recién nacidos beber del biberón sin tener que hacer un sobreesfuerzo a la hora de succionar. Esto, justamente, es lo que ocurre con los biberones normales en cuyo caso la entrada de aire está más complicada y, por tanto, la succión se hace más costosa.

Con los biberones anticólicos el aire entra directamente conforme el bebé succiona, de manera que el recién nacido puede controlar la salida del líquido sin hacer un gran esfuerzo.

¿Cómo son los biberones anticólicos?

Los biberones anticólicos pueden tener diferentes aspectos, aunque por lo general todos tienen características muy similares. Estos suelen tener dos orificios en la parte de la tetilla gracias a los cuales se facilita la absorción de aire sin que el bebé tenga que hacer un gran esfuerzo a la hora de succionar y que ello le ocasiones doloras contracciones abdominales a causa de los cólicos.

Los biberones anticólicos tienen una cánula que impide que el aire entre en la leche, a pesar de los dos orificios en la tetilla y, por supuesto, que las burbujas terminen en la barriga del recién nacido.

Por lo general, los biberones anticólicos están hechos de materiales muy resistentes. Estos se limpian de manera muy sencilla y evitan, así mismo, que no se queden malos olores impregnados en ellos. Además, los materiales utilizados son seguros, por lo que permiten que el bebé los pueda manipular por su cuenta cuanto haya crecido un poco más. Algunos de los biberones anticólicos están hechos de vidrio resistente, aunque su uso no es tan recomendado debido a que pueden suponer un peligro para el recién nacido, además de que resultan más pesados. En

¿En qué debemos fijarnos al comprar un biberón anticólico?

En el momento de comprar un biberón anticólicos debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para asegurarnos de que el producto resultará útil y seguro para el recién nacido.

  • Lo primero que debemos analizar es el material con el cual está hecho. Como hemos dicho más arriba, lo recomendado es que elijamos un biberón hecho de plástico resistente que no suponga ningún riego para el bebé —evitando, pues, los biberones de vidrio—.
  • Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es la capacidad en mililitros que es capaz de almacenar. La cantidad recomendada suele estar en torno a los 300 ml. De esta forma nos aseguramos que el biberón no resulte demasiado pesado.
  • Se debe tener muy en cuenta el rango de edad. Igual que podemos encontrar biberones destinados a recién nacidos de hasta 6 meses, también podemos encontrar biberones que están pensados para bebés mayores de 6 meses. Por este mismo motivo, debemos tener fijarnos en la edad recomendada de uso antes de comprar.
  • Hay que fijarse en que el biberón sea fácil de limpiar. Aunque en un principio puede que no le demos la importancia necesaria, con el tiempo entenderemos por qué. Los biberones anticólicos son más difíciles de limpiar que los biberones normales debido a la cánula que impide el paso del aire. Por esta razón, cuanto más fácil de limpiar sea mejor.
  • Elige el tipo de biberón que más te interesa. Podemos encontrar varios tipos de biberones dependiendo de su uso y prestaciones. Así pues, nos encontramos los biberones ergonómicos que son más fáciles de manipular por el recién nacido, pero también los biberones cilíndricos, los triangulares, los anchos…
También te recomendamos:
Categorías: Salud del niño,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña