INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud del niño

Primeros auxilios para un bebé que se ha pillado los dedos con la puerta

Primeros auxilios para un bebé que se ha pillado los dedos con la puertaLos niños son unos auténticos exploradores desde que aprenden a moverse por sí mismos, ya sea gateando o cuando comienzan a dar sus primeros pasos. En cuanto se familiarizan con su propia movilidad, no dejan de ir de un lado para otro, descubriendo el mundo a su manera. Sin embargo, hay veces en las que el mundo no está precisamente adaptado para sus pequeñas aventuras, especialmente cuando todavía están empezándolas y no acaban de controlar cómo moverse o cómo relacionarse con su entorno. Hay veces en las que los padres no podemos controlar todo lo que les pasa a nuestros hijos mientras investigan por su cuenta el mundo en el que les ha tocado vivir, y por mucho que preparemos la casa para protegerles de cualquier peligro que puedan encontrarse durante su exploración, hay algunos riesgos que no podemos evitar por mucho que lo intentemos.

Hay accidentes muy cotidianos que a nosotros ya nos apenas nos afectan, como puede ser golpearte el pie contra un mueble o pillarte los dedos con una puerta. Evidentemente, son cosas que duelen, pero también sabemos que son dolores que se pasan rápido. Nuestros hijos eso todavía no lo han aprendido, por lo que es muy probable que llegue un momento en el que algo de esto les ocurra y no sepan cómo gestionar el dolor. En este momento, tal vez tú tampoco sepas cómo gestionar la situación, por eso hoy voy a explicarte qué es lo más importante que debes hacer si tu hijo se ha pillado los dedos.

Qué hacer si mi hijo se ha pillado el dedo con la puerta

Lo primero que tienes que hacer, según esta empresa especializada, es revisar el dedo. Es evidente que a tu hijo no le va a hacer gracia, ya que acaba de recibir un fuerte impacto y todavía le duele, por lo que tendrás que hacerlo con cuidado y tratando de tranquilizarlo. Muchas veces su reacción se basa más en el susto que no en el dolor, por eso tienes que tratar de calmarlo en la medida de lo posible.

Si al revisar el dedo, observas que sencillamente está ligeramente hinchado y enrojecido, lo más probable es que sea mero fruto del impacto. A ti te habrá pasado un millón de veces y sabes perfectamente que doler, duele, pero no durará mucho. Lo que debes hacer es ponerle el dedo bajo una corriente de agua fría, para que poco a poco se vaya insensibilizando y deje de dolerle. Si se trata únicamente de haberse pillado el dedo, y lo que le duele es el golpe, el frío alejará el dolor y tu niño podrá volver a corretear por la casa con la energía de siempre, aunque, con un poco de suerte, tal vez con un poco más de cuidado. Si, además de la hinchazón, observas algún tipo de herida a causa del rasguño de la puerta, desinféctala con el producto del que dispongas en casa para este tipo de situaciones y ponle una tirita para que no le irrite mientras juega o hace alguna actividad.

No obstante, si al revisar el dedo te das cuenta de que está demasiado inflamado y de que tu hijo no puede siquiera doblarlo, es probable que se lo haya roto. En ese caso, lo único que puedes hacer es llevarlo a urgencias para que puedan realizarle una radiografía y te den un diagnóstico más acertado. Si lo tiene roto, serán ellos quienes procedan a curarle el dedo, y si no, al menos te has quitado el susto de encima. Lo mismo pasaría si ves que el golpe ha afectado a la uña. Si esta se ha partido, o se ha despegado, o parece estar en peligro, es de vital importancia que le lleves cuando antes al hospital. La punta de los dedos es una parte muy frágil de nuestra mano, y si no te aseguras de curar una herida de estas características podría acabar en ligeras deformidades.

Sea como fuere, ten por seguro que no se tratará de nada grave, pero tendrás que saber gestionar tu situación porque, aunque no sea nada, a tu hijo le dolerá, y no precisamente poco. Un plus que rara vez falla es dar un beso en la zona lastimada, y darle algún dulce para que se tranquilice y recupere el buen humor.

También te recomendamos:
Categorías: Salud del niño,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña