INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Bronquitis crónica

Bronquitis crónica Si bien la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es la más frecuente entre todos los procesos crónicos respiratorios, no hay que olvidar otros que con frecuencia se confunden con este proceso patológico, como puedan ser las lesiones residuales de otras enfermedades, por ejemplo derivadas de la tuberculosis pulmonar, las anomalías de la caja torácica (escoliosis y cifosis), las alteraciones en el control de la ventilación y otras de evolución crónica que también pueden cursar con limitación al flujo aéreo mas o menos encubierta.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) incluye cuatro condiciones muy distintas, aunque todas ellas causan obstrucción de la vía aérea: bronquitis crónica obstructiva, enfisema pulmonar difuso, asma bronquial cronificada y algunas bronquiectasias. La consecuencia más importante de estas enfermedades consiste en una alteración ventilatoria obstructiva, lo cual hace que se las confunda fácilmente y se acabe etiquetándolas de EPOC.

El sistema respiratorio puede reaccionar de varias formas cuando sufre una exposición a estímulos dañinos. El tipo de reacción depende de la susceptibilidad del individuo, así como de la naturaleza de la intensidad del estímulo.

Cuando un sujeto con vía aéreas hiperreactivas (respuesta aumentada del músculo del bronquio a diversos estímulos) se expone a cualquier agente irritante puede experimentar broncoespasmo (estrechamiento de los bronquios). Existe constricción del músculo liso bronquial, acompañada muchas veces por hipersecrección de moco (flemas abundantes) y edema (inflamación) de la mucosa. Los episodios repetidos de broncoespasmo con intensidad suficiente para causar síntomas se diagnostican como asma.

Se produce una respuesta distinta cuando existe exposición crónica de bajo grado a irritantes bronquiales en un sujeto sin hiperreactividad de las vías aéreas. Tras una exposición suficiente, casi todos los sujetos desarrollan hipersecrección de moco que conduce a una tos productiva crónica (expectoración habitual). Este síndrome, llamado bronquitis crónica simple, se acompaña de trastornos del aclaramiento o limpieza mucociliar y aumento de la susceptibilidad frente a la infección broncopulmonar.

Muchos sujetos reaccionan frente a la exposición prolongada a irritantes, en especial al humo del tabaco, con desarrollo de lesiones inflamatorias y obstructivas en las vías aéreas pequeñas (menores de 2 mm). La limitación de flujo aéreo clínicamente significativa sólo se produce cuando estos cambios resultan muy extensos. Sigue sin estar claro los factores por los que algunos sujetos desarrollan lesiones graves de las vías aéreas pequeñas y otros no. A pesar de que pueden afectarse tanto los bronquiolos como los bronquios pequeños, en este capítulo utilizaremos el nombre convencional de la entidad: bronquitis crónica obstructiva.

El tercer trastorno, el enfisema, se caracteriza por dilatación de los espacios aéreos distales (más alejados) a los bronquiolos terminales, con destrucción de las paredes alveolares. Esto provoca pérdida del área superficial alveolar y disminución de la retracción pulmonar. Como en la bronquitis crónica obstructiva, parece existir variación considerable en la susceptibilidad del enfisema.

El cuarto síndrome incluye las bronquiectasias, cuyo término indica simplemente una dilatación permanente y anormal de los bronquios que se suele acompañar generalmente de importante hipersecrección bronquial.

Por desgracia, estos síndromes no son ni mucho menos excluyentes entre sí. De hecho, teniendo en cuenta sus factores causales comunes, no es extraño que coexistan con frecuencia. Además, el padecer uno de ellos predispone a los otros. La bronquitis crónica obstructiva y el enfisema también coexisten con frecuencia, y puede ser difícil aclarar su importancia relativa respecto a la obstrucción persistente y grave del flujo aéreo. De ahí que, por comodidad, se haya creado este concepto de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), englobando en ella, aunque sea para un primer paso diagnóstico, a todos los procesos que cursan como signo clínico funcional más común, una limitación mas o menos permanente, pero siempre crónica del flujo aéreo. Deberá tenerse en cuenta que con ello no habremos hecho un diagnóstico, sino plantear una cuestión que requerirá, siempre que nos sea posible una mayor precisión.

También te recomendamos:
Categorías: Enfermedades, EPOC,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña