INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Nutrición

Qué nos aporta el consumo habitual de aceite de oliva para la salud

Qué nos aporta el consumo habitual de aceite de oliva para la saludSon muchos los estudios que afirman que la dieta mediterránea es la más adecuada para ser tenida en cuenta y que ha colaborado a que la esperanza de vida de sus seguidores aumente. Esto se debe que es una dieta que apuesta por el correcto equilibrio entre el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales y, el ingrediente mediterráneo predilecto, el aceite de oliva. Tanto es así que los españoles consumen aproximadamente 13 litros de aceite al año por persona, lo que equivaldría a las recomendaciones propias de la dieta, que corresponden a la cantidad de cuatro cucharadas soperas diarias.

Beneficios para la salud del aceite de oliva

Previene las enfermedades cardiovasculares

El aceite de oliva, especialmente el virgen, contiene una gran cantidad de ácidos grasos que contribuyen a reducir los niveles de colesterol LDL (el considerado como colesterol malo) y, a su vez, aumentan los de colesterol HDL (conocido como colesterol bueno). Además, tiene una alta presencia de polifenoles que protegen el corazón gracias al aumento de la vasodilatación arterial, que repercute en una mejora de la circulación sanguínea y disminuye la presión arterial.

Ayuda a adelgazar

Ya hemos dicho que el aceite de oliva tiene una alta carga de polifenoles que, además de servir al corazón, también ayudan como potente antioxidante, haciendo que la grasa abdominal se vea reducida. Además, la función digestiva se ve favorecida con el consumo de aceite y los ácidos gástricos se reducen, lo que ayuda a que el estómago queda más protegido frente a ciertas enfermedades de carácter gastrointestinal.

Otro colaborador de la pérdida de peso es una sustancia conocida como oleiletanolamida, que tiene efecto saciante, lo que hará que consumamos menos alimentos. Y, como nos hacen ver en Aceitespedia.com, no se debe olvidar su contenido de beta-sitosterol, que actúa como suave laxante, combatiendo el estreñimiento y mejorando la absorción intestinal de todos los nutrientes.

Diabetes Tipo II

El consumo habitual de aceite de oliva hace que se reduzca el riesgo de complicaciones en los pacientes que padecen este tipo de diabetes. Como ya es sabido, las grasas saturadas consumidas de forma reiterada, conducen al sobrepeso y la obesidad, enfermedades que aumentan el riesgo de la aparición o el empeoramiento de la diabetes mellitus tipo II. Es por esta razón que la dieta mediterránea y, en especial, el consumo de aceite algo en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) está altamente recomendada para los diabéticos que entren dentro de este tipo, ya que se asimilan y eliminan con más facilidad que otras grasas saturadas, ayudando a reducir el riesgo de complicaciones propias de la enfermedad.

Beneficios óseos

Contribuye a una correcta mineralización de los huesos, así como a su óptimo desarrollo, lo que supone la razón de que el aceite esté presente en la dieta de los más pequeños de la casa durante las etapas de crecimiento. De igual manera, también es necesario al llegar a la edad adulta, ya que colabora a limitar la pérdida de calcio que se produce como consecuencia del envejecimiento y que puede acabar en el desarrollo de enfermedades como la osteoporosis.

Protege al cerebro del deterioro cognitivo

El cerebro quedará protegido gracias a la cantidad de grasas saludables que tiene el aceite de oliva y que están relacionadas con la evasión de problemas de memoria y con una mayor capacidad de combatir el deterioro mental de enfermedades como el Alzhéimer.

Sistema inmunológico fortalecido

El sistema inmunológico es la defensa que tiene el cuerpo humano a la hora de combatir infecciones como bacterias o virus que quieran invadir el cuerpo. El aceite, como ya hemos comentado, cuenta con poderosos antioxidantes y nutrientes básicos que harán que el organismo se mantenga siempre sano.

Combate el envejecimiento

El aceite de oliva cuenta con un elevado contenido en antioxidantes fenólicos, especialmente las vitaminas E y K, componentes necesarios para actuar como barrera protectora frente al estrés oxidativo celular y contra los daños de la piel. La vitamina E es la responsable de retrasar los daños de dichos radicales y de combatir la reducción de elasticidad y colágeno de la piel.

Aumento de la longevidad

El consumo habitual del aceite de olvida está directamente relacionado a la reducción de muertes por enfermedades cardiovasculares y por cáncer. Diversos estudios científicos en esta materia han obtenido como resultado la demostración de una menor incidencia de varios tipos de cáncer en los principales países consumidores de aceite de oliva, los mediterráneos, en comparación con otros países donde el uso de este producto está limitado. De esta manera, queda asociado a un menor riesgo de cáncer de mama, fracturas óseas severas o Alzhéimer.

También te recomendamos:
Categorías: Nutrición,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña